Las figuras son ideales porque aportan un estilo único en las paredes y piso del baño. Foto: Cortesía Kinara

Las figuras son ideales porque aportan un estilo único en las paredes y piso del baño. Fotos: Cortesía Kinara

Sábado 23 de noviembre 2019

El baño y la cocina tienen su propio revestimiento

Redacción Construir (I)
construir@elcomercio.com

Para cada espacio y estilo de la vivienda existe la cerámica ideal. Los colores, las texturas y las medidas son detalles que se deben tomar en cuenta para elegir el recurso adecuado.

Actualmente, los diseños están ligados a los acabados naturales, a formas geométricas o étnicas que evocan estilos como el vintage y boho chic.
Para el consultor de diseño Andrés Cruz, una de las características principales de este material para el baño o cocina es que sea antideslizante.

En cuanto a las medidas, señala que depende de las dimensiones de las estancias para escoger los formatos. Para los baños o cocinas reducidos sugiere piezas pequeñas, pues así también se optimiza el material. Si es un espacio amplio, los formatos grandes serán los adecuados, ya que permiten una instalación más limpia.
Tanto para el piso como para la pared este recurso debe tener cualidades específicas.

Las cerámicas con textura lucen en las paredes. En pisos destacan tonos oscuros.

Las cerámicas con acabado marmoleado aportan elegancia. 

Si es para el suelo debe ser uno que se adapte a un alto tránsito de personas. En las paredes, el material debe ofrecer durabilidad y versatilidad para permitir cambios de mobiliario o futuras reformas.

Rubén Benalcázar, especialista de Kinara, indica que luego de definir qué tipo de espacio se va a revestir se podrán escoger los acabados. Por ejemplo, los brillantes facilitan la limpieza, pero son resbalosos, por lo que su uso está más relacionado a paredes.

Las cerámicas con textura lucen en las paredes. En pisos destacan tonos oscuros.

Las cerámicas con textura lucen en las paredes. En pisos destacan tonos oscuros.

Una cerámica antideslizante es ideal para la ducha, mientras que las mate van bien en paredes o en los pisos. Referente a los colores, Benalcázar indica que al ser los baños y las cocinas lugares muy transitados se aconseja el uso de tonos oscuros, ya que ayudan a matizar las impurezas. Los colores blanco o beige no son recomendables, pues se ensucian con facilidad y por ello requieren de una constante limpieza, sobre todo en los pisos.

El color juega un papel importante en la parte estética. Si son espacios con poca luz o pequeños, lo ideal es utilizar una paleta clara con detalles de color o diseño. En estos casos hay que evitar el uso de tonalidades muy oscuras.

Resistentes, de fácil limpieza y  antideslizantes son algunas  características de este material.

Resistentes, de fácil limpieza y antideslizantes son algunas características de este material.

El blanco y negro son ideales para un estilo minimalista. Los acabados en madera van bien con estilos más clásicos y vintage. Si es un estilo industrial, los tonos fríos o con toques metálicos son los adecuados; mientras que para un espacio más elegante, los revestimientos que emulan a los mármoles lideran la lista de alternativas.

Los especialistas coinciden en que las claves para que las cerámicas duren y se mantengan en estos ambientes propensos a la humedad son la correcta preparación de la superficie y la instalación. Para ello es necesario contar con un técnico especializado y utilizar los morteros adecuados.

Asimismo, escoger materiales de calidad, que hayan sido curados correctamente y que permitan un mantenimiento sencillo y sean resistentes. En el país hay variedad de opciones para cada espacio.