Después de la lectura del veredicto el público recorrió las instalaciones del Teatro Nacional para revisar las obras que participaron en el Concurso Bienal. Foto: Yadira Trujillo / EL COMERCIO

Después de la lectura del veredicto el público recorrió las instalaciones del Teatro Nacional para revisar las obras que participaron en el Concurso Bienal. Foto: Yadira Trujillo / EL COMERCIO

Miércoles 21 de noviembre 2018

Casas El Ciprés obtiene el primer premio nacional en Diseño Arquitectónico de la BAQ2018

Yadira Trujillo

Con un aforo lleno, en el Teatro Nacional de la Casa de la Cultura se dio lectura al veredicto de los jurados del Concurso Bienal y el Concurso Medalla de Oro de la Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito (BAQ2018), hoy, miércoles 21 de noviembre del 2018.

El Concurso Bienal lo ganaron proyectos nacionales e internacionales, en seis categorías, mientras que el Concurso Medalla de Oro premió a los mejores proyectos de estudiantes de arquitectura de todo el país.

El anuncio más esperado fue el del primer premio nacional en la categoría Diseño Arquitectónico, que recayó sobre el proyecto Casas El Ciprés, de Carlos Espinoza. Este proyecto también constó en el veredicto del segundo premio internacional de la misma categoría.

Obras de varios países se llevaron reconocimientos en otros ámbitos como el Diseño urbano y arquitectura del paisaje, Hábitat social y desarrollo, Rehabilitación arquitectónica, Teoría, historia y crítica de la arquitectura, el urbanismo y el paisaje y Publicaciones periódicas especializadas.

Entre las obras nacionales, el colectivo Natura Futura Arquitectura, de la ciudad de Babahoyo, provincia de Los Ríos, recibió menciones de honor en varias categorías por proyectos como Casa entre bloques, La casa de oración y La comuna.

El proyecto local La Tejedora, de Pata de Gallo, obtuvo el primer premio nacional en la categoría de Rehabilitación arquitectónica. Mientras, Casa Naranja Limón, de Santiago Vaca Jaramillo y Daniel Moreno Flores también destacó entre las obras ecuatorianas al obtener la mención honorífica nacional en la categoría Diseño arquitectónico.

Pablo Moreira, presidente del Colegio de Arquitectos de Pichincha, considera que los resultados expuestos en la noche de hoy evidencian la preocupación de jóvenes arquitectos por generar arquitectura de calidad, tanto en Ecuador como en el extranjero.

Además, resaltó el compromiso de los jurados, integrados por expertos nacionales e internacionales, con esta edición de la Bienal, al entregar resultados que dejan nuevos retos a los profesionales de la rama para generar proyectos sensibles, responsables y vinculados con lo humanitario.

Las obras del Concurso Bienal son parte de una exposición que se encuentra en el Teatro Nacional de la Casa de la Cultura. La muestra estará abierta al público hasta el próximo viernes 30 de noviembre.

La lectura del veredicto contó con una asistencia masiva de estudiantes de arquitectura de varias universidades. Los premios en distintas categorías se entregaron a centros de estudios como la Universidad Central del Ecuador, Universidad de las Américas, Universidad Internacional SEK, Universidad San Francisco de Quito, Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Universidad de Guayaquil, Universidad de Especialidades Espíritu Santo, Universidad Nacional del Chimborazo, entre otras.

El presidente del Colegio de Arquitectos indica que el Concurso Medalla de Oro es una oportunidad y un reto para los estudiantes de arquitectura, mismo que les permite catapultarse a un escenario internacional, tal como le sucedió a él en el primer Concurso Medalla de Oro, que ya tiene cerca de 20 años. Luego de ganarlo al graduarse, obtuvo otra medalla en Berlín y ese fue el inicio de un sinnúmero de logros profesionales.

El viernes 23 de noviembre, durante el cierre de la XXI edición de la Bienal se entregarán los premios a los estudiantes cuyos proyectos ganaron el concurso. Ese día también se entregará el reconocimiento a la trayectoria profesional a los arquitectos Jaime Dávalos Proaño y Germán Samper, de Ecuador y Colombia, respectivamente.