Un espacio para hablar del bienestar que genera la práctica del ejercicio y la alimentación saludable en nuestro día a día. Aquí no hay espacio para solo el atún y la lechuga.
Paola Gavilanes
Licenciada en Comunicación Social por la U. Central del Ecuador. Colabora con Grupo EL COMERCIO desde el 2007. Trabajó en la sección Deportes, Tendencias y Construir. Ahora escribe sobre BIENESTAR. Deportista aficionada y amante de la comida hecha en casa.

La diferencia entre influencers e ‘influencers’

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 9
Sorprendido 1
Contento 16
Miércoles 25 de marzo 2020

A simple vista no existe ninguna diferencia entre un influencer y un ‘influencer’, pues nos han hecho creer que simplemente es aquel o aquella que tiene millones de seguidores en sus diferentes redes sociales y que lo que publican por poco y tiene validez científica. Y no. Recuerden que también pueden comprar seguidores.

Después de revisar algunas cuentas de Instagram –mi red social favorita: ahí se quejan menos y pueden seguirte sin necesidad de que tú lo hagas- con cierta dedicación a causa del aislamiento provocado por el covid-19 confirmé mi teoría: un verdadero influencer, sí, sin comillas, es aquel que influye positivamente en tu vida. Gracias a varios de ellos sigo con el ‘bichito’ de reciclar, rehusar, reducir mi consumo de carne, entre otras cosas. Eso me hace feliz, entonces puedo decir que es algo positivo.

El 'influencer', en cambio, es aquel que hace lo que sea por sumar seguidores, incluso poniendo en riesgo la integridad física y mental de otras personas. Esos últimos abundan. ¿Qué es bueno y qué es malo? Todo es cuestión de perspectivas y de gustos.

Personalmente, sigo a gente que me habla de deporte, de alimentación consciente, que me enseña a preparar recetas, que me motiva a realizar alguna actividad física y que con un "tú puedes" me levanta de la cama y me 'obliga' a vestirme y a entrenar, por ejemplo. Eso último me pasó el fin de semana. En serio, no quería salir de la cama hasta que con los ojos entreabiertos mire su estado: ahí estaba la Vicky entrenando ante la mirada de su bebé de meses. La pequeña sonreía y la madre pedaleaba.

¿Cuántos seguidores tiene? Pues 1 974 hasta el 24 de marzo del 2020. Luego de ver la foto le agradecí por la motivación.

En cambio, eliminé de mi perfil a una 'influencer' que me recomendaba tomar pastillas para controlar la ansiedad.

La taché de mis contactos porque empezó como todas, en su caso, compartiendo rutinas de pilates hasta que alcanzó fama y ahora habla de las bondades de un medicamento, cuando está comprobado que a la famosa enfermedad del siglo XXI se la puede vencer con actividad física, justamente lo que promovía, valiéndose de su preparación, cuando se ganó mi ‘follow’. Ahora todos estamos ansiosos y hasta con miedo y me parece que ciertas personas se aprovechan de aquello para vendernos pastillas y brebajes absurdos como una solución.

Muchas personas están de acuerdo, por eso digo que todo depende de los gustos. Sin embargo, en tiempo de crisis como la que vivimos ahora ¿no les parece que es más 'cool' estar en sintonía con esas personas que suman?
También borré de mi lista a una persona con la que me identificaba full hasta que hizo lo que todas, sentadillas al borde de la piscina con un micro-calzón. Créanme que en lo que menos me fijé fue en la técnica. ¡Qué decepción!

Obviamente aumentaron los seguidores y ahora impulsa un par de productos. ¡Ojo! No digo que esté mal, pero me irrita el giro que le dan a la cuenta. De hecho, entre mis favoritas está una chica colombiana que siempre aparece jactándose de sus abdominales marcados y de su 'cola' bien trabajada. Aparece con bikini, con shorts chiquititos y a veces casi sin nada, pero es ella. A eso me refiero. ¿Tiene alguna influencia sobre mí? Sí, la tiene. Cuando voy al gimnasio y pongo mucho peso y me quiero rendir me acuerdo de ella y digo: si ella puede, yo también. Y no, no me refiero a salir en bikini. Así como hay influencers e 'influencers', también hay miles de personalidades y la mía no me lo permite.

En conclusión, conectémonos con las personas que nos suman y eliminemos a las personas que nos hacen sentir inferiores, tristes o que solo nos miran como potenciales compradores. En las redes hay decenas de personas que como Vicky nos motivan por puro gusto o por amor al deporte, a la comida saludable, a la moda y a tantos asuntos.

¿A quién sigues ustedes?

Nos leemos prontito, y otra vez, ojalá sin virus.

Alejandra Estefanía es una influencer mexicana que comparte sus rutinas de entrenamiento y recetas de platos saludables a 889 mil seguidores en Instagram. Foto: Ciberspaceandtime

Alejandra Estefanía es una influencer mexicana que comparte sus rutinas de entrenamiento y recetas de platos saludables a 889 mil seguidores en Instagram. Foto: Ciberspaceandtime