Imagen referencial. La temperatura de la luna oscila entre 1 300 y 1 470 grados centígrados, lo que se encuentra en el extremo superior de un rango de 800 grados que los científicos anteriores habían determinado. Foto: Pixabay.

Imagen referencial. La temperatura de la luna oscila entre 1 300 y 1 470 grados centígrados, lo que se encuentra en el extremo superior de un rango de 800 grados que los científicos anteriores habían determinado. Foto: Pixabay.

Jueves 04 de abril 2019

¿Cuál es la temperatura en el interior de la Luna? 

Aunque se sabe poco sobre la estructura interna de la Luna, una científica de la Universidad de Rhode Island (URI) calculó la temperatura  en el límite del núcleo y el manto de la Luna.

Sus simulaciones determinaron que está entre 1 300 y 1 470 grados centígrados, lo que se encuentra en el extremo superior de un rango de 800 grados que los científicos anteriores habían determinado.

"Para entender la estructura interior de la Luna hoy, necesitamos definir mejor el estado térmico", dijo Ananya Mallik, profesora asistente de geociencias de URI que se unió a la facultad de la Universidad en diciembre de 2018.

"Ahora tenemos las dos anclas (la temperatura en el límite entre el núcleo y el manto y la de la superficie medida por Apolo) y eso nos ayudará a crear un perfil de temperatura a través de la Luna. Necesitamos ese perfil de temperatura para determinar el estado interno, la estructura y la composición de la Luna".

Así, la temperatura superficial de la Luna es de aproximadamente -20ºC.

Según Mallik, la Luna tiene un núcleo de hierro, como el de la Tierra, y investigaciones anteriores que utilizaron datos sísmicos encontraron que entre el 5 y el 30 por ciento del material en el límite del núcleo y el manto estaba en estado líquido o fundido.

"La gran pregunta es, ¿por qué tendríamos algo de fusión presente en la Luna a esa profundidad?", dijo Mallik.

Para comenzar a responder esta pregunta, Mallik realizó una serie de experimentos en 2016 en el Instituto Bávaro de Investigación de Geoquímica y Geofísica Experimental en Alemania utilizando un dispositivo multi-yunque que puede ejercer las altas presiones que se encuentran en lo profundo de la Luna. Preparó una pequeña muestra de material similar a la que se encuentra en la Luna, la apretó en el dispositivo a 45 000 veces la presión atmosférica de la Tierra, que es la presión que se cree que existe en el límite del núcleo y la capa de la Luna, y utilizó un calentador de grafito para elevar La temperatura de la muestra hasta que se derritió parcialmente.

"El objetivo era determinar qué rango de temperatura produciría un derretimiento del 5 al 30%, lo que nos diría el rango de temperatura del límite entre el núcleo y el manto", dijo.

Ahora que el rango de temperatura en el límite se redujo, los científicos pueden comenzar a desarrollar un perfil de temperatura más preciso de la Luna y determinar un perfil de los minerales que forman el manto desde su corteza hasta su núcleo.

"Es importante que sepamos la composición de la Luna para comprender mejor por qué ha evolucionado", dijo Mallik. "Las historias de la Tierra y la Luna se han entrelazado desde el principio. De hecho, ambas son el producto de una gran colisión entre la proto-Tierra y un cuerpo del tamaño de Marte aproximadamente que ocurrió hace más de 4 500 millones de años. Para entender nuestra Tierra mejor, tenemos que conocer a nuestro vecino más cercano porque todos tuvimos un comienzo común.

Los siguientes pasos en la investigación de Mallik implicarán determinar experimentalmente la densidad del material fundido en el límite del núcleo y el manto, lo que refinará aún más el rango de temperatura.

La investigación de Mallik se publica en la revista  Geochimica et Cosmochimica.