17 de diciembre de 2019 20:18

Violencia, falta de servicios y de vivienda digna afecta a ciudadanos de Venezuela en Ecuador, según Care

Care, Diálogo Diverso y Alas de Colibrí presentaron el Análisis Rápido de Género en la Universidad Andina. Foto: EL COMERCIO

Care, Diálogo Diverso y Alas de Colibrí presentaron el Análisis Rápido de Género en la Universidad Andina. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 6
Indiferente 7
Sorprendido 1
Contento 1
Yadira Trujillo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En áreas de una misma vivienda separadas por cartones habitan familias venezolanas encuestadas para el Análisis Rápido de Género, enfocado en la situación de la población venezolana en Ecuador. El estudio, que se presentó el lunes 16 de diciembre del 2019, fue elaborado por las organizaciones Care Ecuador, Alas de Colibrí y Diálogo Diverso.

Además del arriendo que los venezolanos pagan, “para bañarse hay que pagar, para orinar hay que pagar, para botar la basura hay que pagar”, detalla uno de los relatos recogidos durante la investigación, que se realizó a través de 782 encuestas, 12 grupos focales y 27 entrevistas a profundidad.

Entre los ciudadanos a los que se estudió se observó que el 38% tenían menos de un mes de haber llegado al Ecuador, mientras que el 62% de uno a seis meses. El 52% de hombres y el 42% de mujeres dijo que la mayor parte del tiempo, desde que salieron de Venezuela, debió vivir en la calle.

En los casos de quienes han tenido acceso a albergues, según los datos levantados, en ellos han encontrado un servicio adecuado, con acceso a agua, descanso y alimentación. Pero el tiempo de permanencia es de máximo cinco días, en promedio y los servicios no se extienden a todas las ciudades, señaló Alexandra Moncada, de Care.

El 100% de las personas venezolanas que cuentan con un lugar fijo para vivir en Ecuador, lo arriendan, según la investigación. El 88% de mujeres e igual porcentaje de hombres manifestó que estos espacios son inadecuados, hacinados, de baja calidad y con un alto nivel de explotación hacia las personas.

“Todo el mundo se pelea con todo el mundo, no hay privacidad”, dice otro relato. El 13% de hombres e igual porcentaje de mujeres y el 100% de personas Lgbtiq+ reportaron inseguridad para acceder a agua. Moncada señala que las personas dicen que tienen temor de la calidad del agua porque habitan en zonas precarias de la ciudad, donde el acceso al líquido vital es escaso. También dicen que prefieren comprarla, ya que no tienen implementos para hervirla.

Los venezolanos, además, refieren inseguridad. Por ejemplo, expresaron su temor a utilizar los baños de los sitios en los que viven, donde pese a ser lugares que agrupan a varias familias que no se conocen, hay ausencia de baños separados para hombres y mujeres. Tampoco hay lugar para que mujeres y hombres se cambien de ropa.

El estudio se realizó en cinco provincias: Manabí, Sucumbíos, Pichincha, Azuay y El Oro. En Manabí, la representante de Care señaló que se identificó que varios de los edificios que quedaron vetados para vivienda tras el terremoto del 2016 son arrendados para venezolanos.

Ese riesgo –asegura Moncada– es un incentivo para la creación de programas de vivienda digna. Además hace un llamado para que desde las decisiones políticas en cuanto a los albergues se trabaje para brindar una atención efectiva.

En cuanto a los derechos sexuales y reproductivos, el estudio halló que entre los problemas que afectan a la población venezolana en Ecuador, hay falta de acceso a métodos de anticoncepción, embarazos no planificados y de riesgo, embarazos en adolescentes, limitado acceso a atención prenatal o de parto, entre otros.

Aunque el 95% de mujeres y el 90% de hombres tiene conocimiento sobre métodos anticonceptivos, el 58% de mujeres y el 55% de hombres no tiene acceso a los mismos. En el caso de adolescentes, el 33% de mujeres y el 55% de hombres tiene conocimiento sobre métodos anticonceptivos.

El 5% de mujeres venezolanas encuestadas se encontraba embarazada, de cinco meses en promedio, según el estudio. Se trata de embarazos sin cuidados. Verónica Supliguicha, técnica de Fundación Alas de Colibrí, indicó que eso deja ver que los embarazos se producen durante el proceso migratorio de las mujeres.

Del estudio se obtuvo que el 58% de las mujeres en edad reproductiva no tiene acceso a atención ginecológica durante un año y las adolescentes mujeres no tienen información sobre la menstruación. Además, 44% de mujeres en edad reproductiva manifestó su necesidad de acceso a toallas sanitarias y un 32%, a medicamentos para el dolor menstrual.

Los migrantes venezolanos, además manifestaron necesidad de acceder a servicios de salud. 69% de mujeres, 45% de hombres y 75% de personas Lgbtiq+ necesitan atención. Pero 88% de mujeres, 80% de hombres y 66% de personas Lgbtiq+ no la recibió.

El estudio además evidenció que los ciudadanos venezolanos sufren violencia basada en género.

Hasta agosto del 2018, 59% de venezolanos que ingresaron a Ecuador fue hombre, mientras que en el 2019 se registró un 55% de mujeres. Con el requisito de visa -asegura Verónica Supliguicha, técnica de Fundación Alas de Colibrí- los ciudadanos venezolanos no dejaron de ingresar a Ecuador como muestran las cifras oficiales, sino que llegan por pasos irregulares.

Durante los grupos focales realizados para el Análisis, la mayoría de las mujeres adultas que han ingresado por caminos irregulares dijo haber sufrido agresiones sexuales y diferentes tipos de violencia basada en género.

Supliguicha señala que las sobrevivientes de violencia no denuncian por miedo a represalias o a la deportación. Además, el sexo transaccional y por supervivencia son formas comunes de afrontamiento de mujeres venezolanas.

La investigación permitió recuperar 16 relatos de personas venezolanas víctimas de trata. 12 de ellas son mayores de edad y cuatro, adolescentes. De los 16 casos, solo el 50% ha sido judicializado. 13 víctimas son mujeres, dos son hombres y una es transfemenina.

“Unos hombres nos secuestraron, nos taparon los ojos, en un camión nos llevaron (...) nos tenían desnudas, amarradas y nos violaban cuando querían”, relata uno de los testimonios de las víctimas de trata de personas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (3)