16 de enero de 2019 18:59

Conmoción en Quito por violación en grupo a mujer que acudió a un bar

Imagen referencial. Según el Informe Global sobre Trata de Personas 2018 -difundido hoy en Viena-, las mujeres adultas suponen el 55% de las víctimas documentadas y las niñas el 31 %, mientras que los casos masculinos se divide en un 12 % de hombres y un

Imagen referencial de violencia de género. Foto: Pixabay.

valore
Descrición
Indignado 602
Triste 22
Indiferente 7
Sorprendido 7
Contento 3524
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Martha lleva tres días hospitalizada, por una violenta agresión sexual en Quito, registrada la tarde del domingo 13 de enero del 2019. Ella fue invitada a la celebración de cumpleaños del copropietario de un bar-restaurante, su amigo, quien la recogió de casa, en el sector Quito Norte, y la llevó hasta el local en la avenida De los Shyris. Allí se encontraron con otras cinco personas: tres hombres y dos mujeres.

El dueño del bar y las dos mujeres salieron a comprar ingredientes para elaborar bocaditos. Martha (nombre protegido), de 35 años, se quedó en el local, que no abre los domingos ni lunes, acompañada por dos amigos, que son hermanos, y otro hombre al que había conocido hace poco. Estos son los antecedentes de una violación grupal que Fabrizzio Mena Ríos, abogado defensor de la joven, señala como inéditos en Ecuador.

Cerca de las 16:00, las tres personas que habían ido de compras tuvieron que forcejear la puerta para ingresar al local; encontraron a la mujer inconsciente y desnuda en el bar. Uno de los hombres estaba sin camisa y con el pantalón desabrochado, señala Mena. El impacto fue terrible; hubo una llamada al 911.

Había manchas de sangre por todas partes, agrega. En el parte policial se señala el hallazgo de máculas marrones, presumiblemente sangre, en las partes íntimas de la víctima, en los dos extremos de un palo de billar, en una botella de cerveza, en un vaso, en paredes, en la mesa de billar y en las prendas de vestir de los hombres.

Fabrizzio Mena, abogado de la víctima. Foto: EL COMERCIO


Según Mena, todo esto indica que la joven fue violentada sexualmente por los individuos y que además se utilizaron los objetos señalados. El caso está en etapa de instrucción fiscal. Los tres hombres fueron detenidos en flagrancia y sancionados con orden de prisión preventiva.

El abogado de la víctima señala que hay agravantes. Por ejemplo, en el parte policial dice que en el momento de la detención uno de los hombres pidió llamar por teléfono a un familiar. Para ello, entregó la contraseña de su celular a los agentes. Al desbloquear el dispositivo se encontraron evidencias de la agresión: fotos y videos de la víctima mientras era violentada. Otra agravante es que la mujer conocía a los tres.

Martha continúa hospitalizada en una casa de salud recuperándose de las lesiones. En el examen médico se establece que tenía cinco desgarros en sus partes íntimas; hematomas en la zona torácica y en las piernas, y que se encontraba bajo efectos de sustancias psicotrópicas.

En el examen psicológico, se registra que Martha señaló que había tomado dos vasos de licor, antes de perder el conocimiento.

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) tipifica la violación como un delito penal. Y establece una condena de 19 a 22 años cuando se produce el acceso carnal, con introducción total o parcial del miembro viril, por vía oral, anal o vaginal; o la introducción, por vía vaginal o anal, de objetos, dedos u órganos distintos al miembro viril, a una persona de cualquier sexo, “cuando la víctima se halle privada de la razón o del sentido” o “cuando se use violencia”.

El COIP contempla que se sancione con el máximo de la pena cuando “la víctima, como consecuencia de la infracción, sufre una lesión física o daño psicológico permanente” o cuando la o el agresor es “cualquier persona del entorno íntimo de la familia o del entorno de la víctima”.

Con agravantes como la filmación del ataque, Mena sostiene que una condena en este caso puede llegar hasta 29 años y cuatro meses de cárcel. El mismo domingo, los tres hombres, de entre 30 y 33 años, fueron capturados: los dos hermanos amigos de Martha y un conocido recientemente que era DJ en el bar-restaurante.

El abogado sostiene que ropa interior de la víctima fue hallada en el bolsillo del pantalón de uno de ellos.

El dueño del bar-restaurante y las mujeres que salieron de compras no fueron procesados.

El fiscal de turno, Cristian Camacho, conoció los hechos. La formulación de cargos se realizó el lunes 14 de enero del 2019, en una audiencia en la cual los tres se acogieron a su derecho al silencio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (283)
No (68)