La Asamblea hace exhortos al Ejecutivo sobre arancel…
Panda gigante da a luz a dos crías en zoológico de Tokio
Turista arriesga su vida al posar con un caimán en p…
Jurado electoral de Perú rechaza primeras impugnacio…
India suma 30 millones de contagios, preocupada por …
Hallan cientos de tumbas en otro internado para niño…
EL COMERCIO te explica el protocolo para casos de co…
Cazadores se convierten en guardaparques

Sancionan canal de TV y periodista por ‘desprestigio’ a ente público en Ecuador

fue objeto de una amonestación escrita. Foto: Archivo / EL COMERCIO

fue objeto de una amonestación escrita. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Janet Hinostroza fue objeto de una amonestación escrita. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El canal de televisión de Ecuador Teleamazonas y la periodista Janet Hinostroza fueron sancionados el 8 de agosto por la Superintendencia de la Información y Comunicación (Supercom) por difundir “información lesiva al prestigio y la credibilidad” del Servicio Nacional de Contratación Pública (SERCOP).

La Supercom dio a conocer en un comunicado la sanción impuesta a la emisora televisiva, que deberá emitir disculpas públicas “en el mismo espacio, programas y secciones tantas veces” como fue difundida la citada información, mientras que Hinostroza fue objeto de una amonestación escrita.

La resolución indica que en los programas “Desayunos de 24 Horas”, conducido por Hinostroza, y “Noticiero 24 Horas” se emitió “información de forma concertada y reiterada sobre un proceso de subasta inversa de medicamentos generando la percepción de que este no consideraba la calidad de los fármacos”.

Teleamazonas abordó la subasta en once espacios sin dar participación a fuentes oficiales y “apenas cuatro” espacios “fueron concedidos a las autoridades”, uno de ellos a petición del Sercop, que solicitó ejercer el derecho de réplica, indica la Supercom.

La amonestación a Hinostroza fue impuesta “por afirmar, dentro del espacio de su responsabilidad, hechos que no fueron comprobados ni contextualizados” en lo que la entidad considera una falta de ética profesional.

Según la Supercom, el tratamiento informativo del canal y de la periodista vulnera el artículo 26 de la Ley de Comunicación, que prohíbe el “linchamiento mediático”.