20 de septiembre de 2018 08:59

Sondeo confirma polarización en Brasil entre ultraderechista y sucesor Lula

Fernando Haddad (d), sucesor del encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como candidato presidencial por el Partido de los Trabajadores (PT), acompañado de su esposa Ana Estela Haddad (2d), participa hoy, miércoles 19 de septiembre de 2018, en

Fernando Haddad (d), sucesor del encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como candidato presidencial por el Partido de los Trabajadores (PT), acompañado de su esposa Ana Estela Haddad (2d), participa hoy, miércoles 19 de septiembre de 2018, en un acto en São Mateus, zona periférica de Sao Paulo (Brasil). Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 2
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un nuevo sondeo de intención de voto confirmó hoy, jueves 20 de septiembre del 2018, la polarización en Brasil de cara a las elecciones presidenciales del 7 de octubre entre el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro y el socialista Fernando Haddad, que sucedió al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en la disputa.

De acuerdo con la encuesta divulgada por la firma Datafolha, si las presidenciales fuesen hoy, Bolsonaro y Haddad serían los dos más votados y tendrían que disputar una segunda vuelta, programada para el 28 de octubre, ya que ninguno obtendría más de la mitad de los votos.

El apoyo al ultraderechista, un defensor de la última dictadura militar en Brasil (1964-1985) y polémico por sus insistentes declaraciones machistas, homófobas y racistas, ha crecido dos puntos porcentuales, hasta el 28 %.

El capitán de la reserva del Ejército, hospitalizado hace dos semanas tras haber sido acuchillado en un mitin, está teniendo un respaldo creciente desde hace exactamente un mes, cuando tenía el 22 % de la intención de voto en una encuesta similar de Datafolha.

Haddad, por su parte, se confirmó en segunda posición, con un 16 % de apoyos, tras haber escalado tres puntos porcentuales desde la encuesta realizada la semana pasada.

El exministro de Educación y exalcalde de Sao Paulo está subiendo en las encuestas desde que Lula lo eligió como su sucesor en la disputa presidencial, después de que la Justicia Electoral inhabilitara al expresidente por estar cumpliendo en la cárcel una condena a 12 años por corrupción ya ratificada en segunda instancia.

Antes de que el exjefe de Estado lo anunciara como su sustituto como candidato por el Partido de los Trabajadores (PT), Haddad tan sólo tenía el 4 % de intención de voto.

El nuevo sondeo confirmó que, en medio de la polarización que vive el país, Bolsonaro creció más entre los electores de mayor renta y más escolarizados, mientras que Haddad lo hizo entre los más pobres y menos escolarizados.
El gran salto del sucesor de Lula fue impulsado por los electores del nordeste de Brasil, la región más pobre del país y que siempre ha sido fiel al expresidente.

Y en una eventual segunda vuelta entre ambos, la división de Brasil en dos se mantiene, ya que la encuesta de Datafolha mostró que ambos estarían empatados con el 41 % de la intención de voto.

Datafolha, como ya lo había hecho el Instituto Ibope en la encuesta divulgada esta semana, mostró que Haddad consiguió distanciarse del laborista Ciro Gomes, con quien compartía el segundo lugar y con quien disputa los votos de centro-izquierda.

Según el nuevo sondeo, la intención de voto en el diputado y candidato del Partido Democrático Laborista (PDT) se mantuvo estable en el 13 % con respecto a la semana pasada.

Mientras que en la encuesta de Datafolha la diferencia entre Haddad y Gomes es de sólo tres puntos porcentuales, en la de Ibope, hecha pocos días antes, la distancia es de ocho puntos lo que, según los analistas, permite prever que el laborista aún puede beneficiarse con el voto útil de quienes no desean que el sucesor de Lula llegue a la segunda vuelta.

La posibilidad de que los adversarios del PT apoyen a Gomes para frenar a Haddad obedece a que, en la simulación de una segunda vuelta, el laborista aparece más fuerte y con más posibilidades de vencer a Bolsonaro, ya que obtendría el 45 % de los votos frente al 39 % del ultraderechista.

En cuarto lugar en el nuevo sondeo continúa el socialdemócrata Geraldo Alckmin, que se mantuvo estable con el 9 %, y en quinto puesto, la ecologista Marina Silva, tercera candidata más votada en las dos últimas elecciones presidenciales y cuya intención de voto bajó del 8 % al 7 % en una semana.

La encuesta de Datafolha es considerada más fiable debido a que se elaboró con 8 601 electores (el doble que el Ibope) entre el martes y el miércoles de esta semana en 323 municipios y tiene un margen de error de dos puntos porcentuales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)