Noches y madrugadas más frías a partir de este 22 de…
Universidades iberoamericanas fomentarán la educació…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 22 de junio del 2021
Los casos de covid-19 en escuelas incitan a los padr…
El Vaticano pide al Gobierno que cambie el proyecto …
Agentes capturan a seis personas por el caso Isspol
Decenas de detenidos en Francia por aglomeraciones e…
La riqueza global aumentó en 2020, desafiando los ef…

Un conductor sufrió robo durante el tráfico de El Tejar, en el Centro de Quito

Un equipo periodístico de EL COMERCIO fue testigo de un robo en la avenida Mariscal Sucre. Foto: EL COMERCIO

Un equipo periodístico de EL COMERCIO fue testigo de un robo en la avenida Mariscal Sucre. Foto: EL COMERCIO

Un equipo periodístico de EL COMERCIO fue testigo de un robo en la avenida Mariscal Sucre. Foto: EL COMERCIO

Un robo ocurrió la tarde de este martes 10 de diciembre del 2019 en el sector de El Tejar, en el Centro Histórico de Quito. El delito se produjo cuando un grupo de unos cinco jóvenes observaba a los vehículos que circulaban por la avenida Mariscal Sucre, en sentido sur-norte, a la altura del viaducto de la avenida 24 de Mayo. Los hechos fueron registrados en fotografías por este Diario.

Un auto gris subía por la avenida 24 de Mayo para tomar la avenida también conocida como Occidental cuando uno de los jóvenes se acercó y sustrajo del vehículo una mochila, mientras sus compañeros observaban y le daban alertas.

El ataque ocurrió tan rápido que los ocupantes del vehículo no pudieron reaccionar ni evitar el robo.

Foto: EL COMERCIO

Los presuntos delincuentes fueron rápidamente hacia el paso peatonal y subieron en grupo. Mientras corrían por el puente, sacaban de otras mochilas chompas de diferentes colores para cambiarse. Luego siguieron hasta llegar al otro extremo del puente.

Foto: EL COMERCIO

Las personas que esperaban buses en la parada que hay sobre la Mariscal Sucre observaron sorprendidos el hecho y no se atrevieron a hacer nada en contra de los atacantes.

Foto: EL COMERCIO

Los ocupantes de los vehículos que estaban atrás aseguraron sus puertas y subieron sus ventanas, por miedo a ser víctimas de una situación similar. En el momento del robo había congestión vehicular y los jóvenes aprovecharon esa situación para robar la mochila del automotor.

Foto: EL COMERCIO

En esa zona los robos y asaltos son frecuentes y ocurren especialmente en horas pico, cuando los vehículos circulan a bajas velocidades o deben detenerse por algunos minutos.

Foto: EL COMERCIO

En el momento del ataque no había personal de la Policía Nacional ni del Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano que pudieran ayudar a las personas perjudicadas.

Foto: EL COMERCIO

Foto: EL COMERCIO