Quito: Radiación UV extremadamente alta en la mañana…
Extrabajadores petroleros buscan participar en el pr…
Muertes por covid-19 suben en Guayaquil: ocho en agosto
Raúl González dice que renunciará aunque estará aten…
Gobierno y movimiento indígena instalan mesa de fome…
Presunto participante en atentado en Cristo del Cons…
OMS afirma que el contagios de viruela del mono aume…
Estos son los requisitos para obtener una beca de es…

La investigación por supuesta tenencia de armas contra Carlos de Miguel fue archivada; el empresario dice que demandará al Estado

Carlos de Miguel fue acusado por tenencia ilegal de armas. Foto: EL COMERCIO

Diez meses después de que se iniciara una indagación por tenencia ilegal de armas en contra del empresario Carlos de Miguel, el juez Giovanny Freire ordenó el archivo definitivo de esa investigación previa. Ese fallo judicial se emitió el pasado 7 de mayo del 2021.  

Emiliano Donoso, abogado de De Miguel, indicó, este martes 18 de mayo del 2021, que “el archivo de esta causa ratifica la inocencia de su cliente”. Aseguró que Fiscalía no encontró evidencias de que su defendido cometió ese ilícito.  

Todo comenzó el 26 de julio del 2020, tras receptar una presunta denuncia anónima, la Policía allanó la casa del empresario en las afueras de Quito.  

Además, según Donoso, ese día los uniformados detuvieron a su cliente de forma ilegal. 

A través de su cuenta de Twitter, la entonces ministra de Gobierno, María Paula Romo, también indicó que durante un operativo la Policía encontró dos pistolas, un fusil, alimentadoras y “más de 9 500 municiones”.  

Hoy, Carlos de Miguel explicó que las armas y municiones fueron adquiridas de manera legal y que se obtuvieron los permisos del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas

También indicó que las armas se utilizan para práctica deportiva. Aclaró que un fusil es de aire y las armas cortas son de láser frío.  

Además, el abogado Donoso anunció que en los “próximos días” presentará una demanda contra el Estado ecuatoriano por la vulneración de derechos humanos que sufrió su cliente. Indicó que su nombre y reputación fueron afectadas.  

“Carlos de Miguel fue víctima de un allanamiento ilegal, una detención arbitraria y un procesamiento injustificado por parte del Estado ecuatoriano”, indicó el jurista. 

Él aseguró que primero agotarán todas las instancias legales del país y si no tienen una respuesta, acudirán a organismos internacionales.  

Indicó también que esta demanda tiene como objetivo una reparación inmaterial y material. Aunque aún no se ha establecido el monto.  

“Me han causado un daño incuantificable a mí y a mi empresa, pero lo más importante es reponer mi buen nombre”, dijo De Miguel. 

#ATENCIÓN | Policía decomisa armas en el interior de un bus interprovincial » https://bit.ly/3w6Oiam

Posted by El Comercio on Tuesday, May 18, 2021