El diálogo entre Gobierno y Conaie quedó sin fundamento
El pedido correísta de destitución de Lasso, sin res…
Baños de Agua Santa afectada por aluvión; un falleci…
Edad no impide aprender nuevos talentos
Con registro, usuarios lograron comprar gas doméstic…
La Asamblea de los Pueblos se realizó en Casa de la Cultura
La Conaie busca un diálogo con resultados
Policía dispersó a manifestantes del Parque El Arbolito

Exalumnos del Colegio San Gabriel recordaron en una misa a equipo periodístico asesinado en la frontera

En la ceremonia estuvieron los compañeros de aulas de Paúl Rivas. Foto: EL COMERCIO

En la ceremonia estuvieron los compañeros de aulas de Paúl Rivas. Foto: EL COMERCIO

La homilía fue ofrendada por el arzobispo de Quito, Fausto Trávez, quien oró por los secuestrados el 26 de marzo por disidentes de las FARC y posteriormente asesinados. Foto: EL COMERCIO

Una misa para recordar al periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas, el conductor Efraín Segarra y los militares muertos en la frontera se realizó la tarde de este miércoles, 18 de abril del 2018, en la iglesia de la parroquia La Dolorosa, ubicada en la intersección de las avenidas América y Mariana de Jesús, norte de Quito.

La homilía fue ofrendada por el arzobispo de Quito, Fausto Trávez, quien oró por los secuestrados el 26 de marzo por disidentes de las FARC y posteriormente asesinados.

Tres carteles con las fotos de los fallecidos fueron colocados en el costado sur del templo. La ceremonia fue organizada por la Asociación de Antiguos Exalumnos del Colegio San Gabriel. En la ceremonia estuvieron los compañeros de aulas de Paúl Rivas, quien se graduó en la promoción 1992 de ese tradicional establecimiento educativo.

En la ceremonia estuvieron los compañeros de aulas de Paúl Rivas. Foto: EL COMERCIO

Durante la ceremonia, Trávez pidió a los allegados de las víctimas que sepan aceptar lo sucedido ya que no hay más remedio. Además, que “oremos por los ecuatorianos que murieron en cumplimiento de su deber“.

Ramón Erazo fue compañero de Rivas. Dijo que la iniciativa de organizar la misa surgió para recordarlo. “Compartió parte de su vida con nosotros. Acudimos a las vigilias y apoyamos a su familia”.

Lo mismo opinó Mauricio Jijón. “Con la directiva de la Asociación, apenas conocimos del secuestro, nos movimos mayoritariamente para ayudar”. 

Suplementos digitales