Estos son las resoluciones del COE sobre el uso de m…
CNE convoca a la ciudadanía a participar del referén…
Fiscalía investiga a Pedro Castillo por rebelión y c…
Expresidente de Guatemala Pérez Molina es culpable d…
Guillermo Lasso publicó video sobre operativo en cár…
¿Cómo cuidar a los estudiantes de infecciones respiratorias?
Dos ecuatorianos detenidos en incautación de droga en Panamá
Keiko Fujimori respalda nuevo gobierno de Dina Bolua…

La destrucción de droga se duplicó en Ecuador

Una forma de eliminar droga es la incineración. Los cargamentos de droga se destruyen a una temperatura de 922 grados centígrados. Tras ese proceso solo quedan cenizas. Foto: EL COMERCIO

El Ministerio del Interior aseguró que la destrucción de droga se duplicó este año, a escala nacional. Este hecho se conoció este lunes 12 de septiembre del 2022.  

Un informe estadístico de esa cartera de Estado señala que, del 1 de abril al 9 de septiembre del 2021, se eliminaron 46,6 toneladas de narcóticos. Mientras que este año, en el mismo periodo, se destruyeron 111,8 toneladas, principalmente de cocaína.  

Por ejemplo, el martes 31 de mayo del 2022 se destruyeron 3,5 toneladas y el 2 de junio ocurrió lo mismo con 6,2 toneladas de narcóticos. Estos procedimientos se los realizó en una empresa de gestión ambiental. Esas sustancias ilícitas fueron decomisadas durante operativos policiales.  

Los métodos  

Existen dos mecanismos para eliminar la droga aprehendida. El primero es la encapsulación. Esto consiste en triturar el narcótico y juntarlo con cemento y otros aditivos. Esa mezcla se arrojada a un vertedero de seguridad donde se conforma una macroencapsulación en capas de 20 centímetros de espesor y se obtiene una loza dura.    

“Esto garantiza la destrucción total de la sustancia y su confinamiento definitivo bajo toneladas de hormigón", indicó la Dirección Antinarcóticos. Ese hormigón, incluso, puede utilizarse en construcciones de obras civiles.    

En cambio, el segundo método es la incineración de la droga. Los paquetes de alcaloides se introducen, con la ayuda de una pala metálica, en un horno industrial.    

La ceniza que queda es desechada mediante un proceso de gestión ambiental. Según la Policía Antinarcóticos, al quemar la droga se inactivan todos los compuestos químicos del narcótico.   

Todo el procedimiento debe ser supervisado por un juez, un delegado de la Función Judicial, funcionarios de Fiscalía y Policía.

Para realizar este procedimiento es obligatorio contar con la autorización de un juez. Esas disposiciones se emiten luego de que Fiscalía apertura las investigaciones. Así lo establece el artículo 474 del Código Integral Penal. Hasta que se dé la destrucción, la droga permanece custodiada en las bodegas de la Dirección Antinarcóticos.     

Ocho preguntas conforman la #ConsultaPopular anunciada por Guillermo Lasso. ¿Apuesta de riesgo? » https://bit.ly/3RFoX2v

Posted by El Comercio on Monday, September 12, 2022