Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 13 de junio del 2021
China pone énfasis en explorar el espacio
La Playita del Parque Nacional Machalilla es vital p…
Las personas con albinismo luchan contra burlas y pr…
El Gabinete presidencial junta a tres generaciones
Alexandra Vela: ‘El encuentro es bueno, pero no es u…
En el vacunatorio del Bicentenario hubo música y danza
Virtualidad afectó a negocios aledaños a las universidades

El contralor Pablo Celi y el exsecretario general de Presidencia José Agusto ya están recluidos en la Cárcel 4, en Quito

La investigación pública o instrucción fiscal en este caso durará 90 días. Foto: Twitter @FiscaliaEcuador

La investigación pública o instrucción fiscal en este caso durará 90 días. Foto: Twitter @FiscaliaEcuador

La investigación pública o instrucción fiscal en este caso durará 90 días. Foto: Twitter @FiscaliaEcuador

Este 14 de abril del 2021 el contralor general, Pablo Celi fue trasladado a la cárcel 4, en Quito.

Con él también ingresaron el exsecretario general de Presidencia José Agusto Briones y otros cinco imputados. En cambio, una persona quedó en libertad y otra deberá usar grillete.

Los procesados fueron recluidos en esa cárcel, luego de que el juez nacional Felipe Córdova acogiera el pedido de Fiscalía y dictara prisión preventiva.

Esa resolución se emitió durante la audiencia de formulación de cargos por presunta delincuencia organizada. La diligencia se realizó en las instalaciones de la Corte Nacional, en el norte de Quito.

La investigación pública o instrucción fiscal en este caso durará 90 días. En ese tiempo, la Fiscalía y los abogados de los procesados podrán reunir pruebas para demostrar la culpabilidad de los imputados o su inocencia.

Celi y otros fueron detenidos la madrugada de ayer, 13 de abril del 2021, tras 25 allanamientos ejecutados por la Fiscalía y Policía en Quito y Guayaquil.

Según la Fiscalía, estos operativos se realizaron en el marco de una investigación abierta en junio de 2019, por presuntos actos de corrupción en Petroecuador, Contraloría y Secretaría de la Presidencia.

Este caso comenzó con la indagación penal contra el sobrino de Celi y exfuncionario de Petroecuador, Raúl de la Torre. Él fue procesado en Estados Unidos por el delito de lavado de activos. Fue acusado de recibir sobornos de una empresa para mantener contratos estatales.