En departamento de Quito explotaban a mujeres para e…
Policía fue recibida con disparos en el Guasmo
Un intento de asalto a policías en Guayaquil quedó r…
Operativo de seguridad y movilidad previo al partido…
Definidos los mejores puntuados para jueces de la Co…
Con un código se identificará la tarifa de 8% del IVA
Ayuntamiento ofrece USD 5 578 para repoblar uno de l…
Mujer denuncia acoso de un guardia de la Metrovía; e…

Un comerciante fue asesinado en su departamento ubicado en el centro de Ambato

La Dinased indagan el asesinato de Julio C, de 54 años.Foto: Cortesía

Los agentes de la Dirección Nacional de Investigación de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Secuestro y Extorsión de Tungurahua (Dinased) indagan la muerte de Julio C, de 54 años. El hecho se registró el lunes 24 de mayo del 2021.

Un informe emitido por la Policía Nacional, Criminalística y la Dinased señaló que el hombre fue maniatado y asesinado en su departamento ubicado en el tercer piso de una vivienda localizada en la avenida 12 de Noviembre entre calles Maldonado y Juan Benigno Vela, en el centro de la ciudad de Ambato. El personal de la Fiscal realizó el levantamiento del cadáver.

Paulo Viteri, jefe de la Dinased en Tungurahua, explicó que una vez en el lugar y al efectuar el examen visual externo se evidenció que tenía maniatado sus manos y presentaba manchas de sangre en su cuerpo. “Se recopilaron todas las evidencias e iniciamos las investigaciones para encontrar a los autores del asesinato”.

Indicó que se presume que el móvil del crimen fue el robo. Según los familiares, el occiso era comerciante de relojes, computadoras y otros artículos. En las indagaciones se determinó que los asesinos se sustrajeron alrededor de 100 relojes de diferentes marcas, una computadora laptop y una licuadora.

Dijo que los exámenes de la autopsia efectuada en el Centro Forense de Ambato los médicos legistas determinaron que el fallecimiento se produjo por un trauma cráneo encefálico a causa de un golpe y tenía mutilada una de las orejas.

Viteri indicó que de acuerdo a la versión de la esposa de la víctima la puerta externa de la habitación estuvo con candado, mientras que las internas permanecían abiertas. Al ingresar al inmueble se percató de las manchas de sangre y el desorden. En el dormitorio encontró el cuerpo de su esposo bañado en su propia sangre e inmediatamente pidió ayuda al Sistema de Seguridad ECU 911.

Suplementos digitales