Más migrantes vuelven al Ecuador por festividades
Vecinos cuentan los tesoros de su barrio
Nueva Ley establece fusión entre BanEcuador y la CFN
Tres secretarías se enfocan en lo social y la inversión
Déficit de 6 000 docentes en Ecuador
Argentina detecta primer caso de Ómicron en viajero …
Cuenca encendió su árbol de Navidad
Trámite de derogatoria a reforma tributaria tomará meses 

Ángela tenía 18 años y murió tras ser asfixiada; un hombre está detenido en Quito por femicidio

El sospechoso tiene 21 años y está detenido. Foto: Cortesía

El sospechoso tiene 21 años y está detenido. Foto: Cortesía

El sospechoso tiene 21 años y está detenido. Foto: Cortesía

Ángela Sofía quería ser Azafata. “Ella era una buena estudiante, muy trabajadora. Tenía muchos sueños, pero ahora ya no podrá cumplirlos”, se lamenta Sarahí. Su hermana, de 18 años, murió ayer domingo 29 de noviembre del 2020, en Quito.

Según la información de la Dirección de Delitos Contra la Vida (Dinased), la muchacha habría sido asfixiada por un hombre, quien se encuentra detenido y se lo investiga como autor de femicidio. El hecho ocurrió dentro de un departamento, en el sector de La Libertad, en el Centro Histórico.

Sarahí dice que su hermana se encontraba en una situación de vulnerabilidad, ya que la joven pertenecía a un programa de acogimiento institucional.

“Ella ingresó a los 13 o 14 años en la casa hogar y ahora, con la mayoría de edad se encontraba en un programa de emancipación. Pero, con esto de la pandemia, se paró todo”.

Según la familiar, Ángela le comentó que el hombre la golpeaba. Lo conoció hace unos años en el centro de internamiento. Él, ahora, con 21 años ya había sido declarado independiente.

“Yo advertí a las autoridades del centro, en más de 10 ocasiones, sobre los problemas de mi hermana y su relación, porque se supone que ella estaba al cuidado de esa institución, pero nunca me hicieron caso”.

Sarahí cuenta que unos meses antes de la muerte, Ángela le preguntó qué era una dama de compañía. “Yo le dije de lo que se trataba y ella me comentó que el hombre la quería llevar a la Costa para que ejerza el trabajo sexual”.

Para los grupos feministas del Ecuador, con la muerte de Ángela suman más de 100 femicidios en lo que va del año. En cambio, para la Policía Nacional, que es la encargada de levantar los cuerpos, hasta este lunes 30 de noviembre del 2020, se han registrado 71 femicidios, nueve casos más que en el mismo periodo del 2019, en todo el país.

Sarahí espera que la muerte de su hermana sirva para que las instituciones encargadas de la protección de los menores actúen cuando hay denuncias de maltrato. “Ya nada me devuelve a mi hermana, pero en la casa hogar están mis otros cinco hermanos menores”. En total son siete hermanos.

Ángela era la tercera. Ellos llegaron de Colombia en el 2013, huyendo de la violencia e ingresaron a diferentes planes de acogimiento social hasta que el Estado se hizo cargo de los menores. La madre fue declarada no apta para el cuidado de los menores.

Suplementos digitales