Las playas de Santa Elena registraron gran afluencia…
La construcción del hospital de Pedernales tiene un …
Un deslave dejó aislada a la parroquia Monte Olivo, …
Israel arranca la vacunación general a mayores de 60…
Desde este 1 de agosto de 2021 se puede acceder a be…
Italia inmuniza al 60% de su población de más de 12 años
La demanda para vacunarse en Manabí se mantuvo alta …
Asambleísta alterno de Llori murió en siniestro de t…

Adolescente que iba a la Fiesta de la Luz sufrió abuso sexual

La detenida por este caso fue llevada a la Unidad de Flagrancias. Foto: Diego Bravo / EL COMERCIO

La detenida por este caso fue llevada a la Unidad de Flagrancias. Foto: Diego Bravo / EL COMERCIO

La adolescente fue llevada a la Unidad de Flagrancia, en donde se confirmó con exámenes médicos que fue violada. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Una adolescente de 17 años fue víctima de violación, tras salir de su casa, ubicada en el centro de Quito.

Según una amiga de la víctima, el hecho ocurrió entre las 20:00 del jueves 9 de agosto del 2018 y la madrugada del viernes 10.

La allegada cree que la adolescente fue drogada entre la calle Cuenca, en donde reside la menor, y la Plaza Grande, en donde debía encontrarse con amigos para asistir a la Fiesta de la Luz.

En ese trayecto, la menor perdió el conocimiento y lo único que recuerda es que despertó en un hostal, en el sur de la urbe, junto con un hombre desconocido. “Ella salió corriendo. Un taxista la llevó a la UPC de Solanda en donde la Dinapen se ocupó del caso”, indicó la allegada.

Agentes de la Dinapen confirmaron que la menor de edad estaba muy afectada y que no pudo reconocer el lugar en donde fue abusada, ya que aparentemente fue sometida con alguna droga.

“La Dinapen la ayudó. Pero no dio seguimiento al taxista para que este diga en qué hostal la recogió. No se sabe donde estuvo”, criticó la amiga.

Luego de esto, la joven fue trasladada a la Unidad de Flagrancia, en donde se confirmó la agresión sexual a través de los exámenes médicos.

La allegada también contó que la noche del jueves, otros amigos de la menor con quienes debía encontrarse la llamaron insistentemente y que finalmente a las 22:00 les contestó un hombre que se identificó como ‘Tito’. Les dijo que no llamen más a la muchacha.

Ahora la joven se recupera en la casa de su amiga. Esta última contó que la joven no tiene padres, pues murieron, y que había llegado a la capital hace cuatro meses para prepararse para el ingreso a la Universidad.

Este lunes 13 de agosto se prevé que la menor de edad presente su denuncia en la Fiscalía en compañía de colectivos feministas, que durante el fin de semana alertaron de este caso en las redes sociales.

La Alcaldía de Quito señaló a este Diario que durante la Fiesta de la Luz no se han reportado casos de acoso, abuso sexual ni robos. “No se puede decir que el abuso ocurrió en este evento. Pero la Policía investiga, porque la joven no recuerda cómo fue sometida”, dijo Juan Zapata, secretario de Seguridad.