Detonaciones de armas de fuego en la Penitenciaría
Dos hombres fueron acribillados en Guayaquil
Vicepresidente Borrero espera que no se olvide la le…
EE.UU. eximirá a niños del requisito de vacunación p…
Transporte urbano de Quito suspenderá actividades cu…
Congresista de Perú muere en pleno debate
Servicios de matriculación y licencias siguen suspen…
Exportaciones crecieron 31% entre enero y agosto del 2021

Santo Domingo: 7 asesinatos en 30 minutos

Redacción Santo Domingo

Anoche, en menos de media hora se produjeron siete asesinatos en Santo Domingo de los Tsáchilas.  La Policía presume que se trata de un ajuste de cuentas entre bandas delictivas.
Los dos primeros casos ocurrieron a las 19:15 en la vía  a la comunidad  Colorados del Búa, cerca  del motel El Albergue.

Los dos cuerpos de tes blanca, se encontraron en el interior de un automóvil Chevrolet Aztra, de placas PXA634. Recibieron balazos  en el cráneo.

Los investigadores encontraron en el auto un bolso de color café con cinco armas:  tres revólveres, una pistola y una mini uzi de fabricación nacional.

Otros cinco cadáveres se encontraron en el baipás a Quinindé, en la entrada a  Brasilia del Toachi. Los cuerpos se encontraron en el interior y fuera de un Toyota Yaris blanco, placas QAA237.

Los efectivos policiales que llegaron al lugar determinaron que los cinco cuerpos tenían proyectiles en la cabeza. Dos cadáveres quedaron frente del auto, uno en el interior, otro junto a la puerta trasera  y el último en la calzada.

Los cinco asesinados vestían ropa deportiva, zapatillas y camisetas de cuello,  blancas y a colores. Cuatro eran de tez blanca y un afroecuatoriano.

Los miembros del Departamento de Criminalística presumen que los cinco asesinatos ocurrieron alrededor de las 19:45. Al parecer,   tenían antecedentes.

El capó del vehículo  estuvo levantado y el vidrio de la ventana izquierda  destruido.  Por este motivo se presume que fueron acorralados y luego victimados. 

Alrededor de las 20:30, Criminalística tomó procedimiento. Hasta las 23:00 se recogían evidencias y se trataba de identificar a los muertos. La actividad de los policías se complicó, por la falta de iluminación.

Al frente de este sitio funciona una la vulcanizadora. Pero estuvo  cerrada. La Policía presume que los dueños prefirieron cerrar el negocio una vez que se presentó la balacera que acabó con la vida de los cinco individuos.

La Policía se enteró de los asesinatos a través de llamadas telefónicas al 101.

De forma inmediata formaron un cerco con patrulleros y motocicletas, todo en medio de una gran cantidad de curiosos que llegaron a ambos sitios. Las investigaciones continuarán hoy.

Suplementos digitales