¿En qué horarios se puede circular en Quito el fin d…
Una madre fallece en China tras salvar a su bebé en …
Estos son los países de Europa que optan por el cert…
OMS reitera a China que el mundo necesita entender e…
Comienza el velatorio del asesinado presidente de Ha…
Virus RansomEXX es el responsable del ciberataque a CNT
Nueva masacre evidencia viejas fallas en cárceles de Ecuador
10 exhortos por mes ocupan a la Asamblea Nacional

Revolución Ciudadana sigue apostando al expresidente Rafael Correa

Rafael Correa, Paola Pabón, Virgilio Hernández, Gabriela Rivadeneira, Marcela Aguiñaga. Fotos: Archivo / EL COMERCIO

Rafael Correa, Paola Pabón, Virgilio Hernández, Gabriela Rivadeneira, Marcela Aguiñaga. Fotos: Archivo / EL COMERCIO

Rafael Correa, Paola Pabón, Virgilio Hernández, Gabriela Rivadeneira, Marcela Aguiñaga. Fotos: Archivo / EL COMERCIO

Después de 10 años en el poder y de un poco más de dos años de estar fuera del país, el expresidente Rafael Correa aún es la apuesta del correísmo para retornar al poder. La denominada Revolución Ciudadana lo quiere en la papeleta del 2021 como vicepresidente.

Compromiso Social- Revolución Ciudadana se alista para participar en las elecciones presidenciales y de asambleístas del 2021. Virgilio Hernández, secretario ejecutivo de esta organización política, sin pronunciar nombres, dijo que cuentan con varios cuadros que pueden llegar a la Presidencia. Sin embargo, lo que es seguro es que aspiran a que el binomio sea el exmandatario.

“El sentir, no solo de la militancia, sino de gran parte de la ciudadanía, es que Rafael Correa esté en la papeleta como binomio. Esto se definirá formalmente en una convención”, dijo Hernández.

Correa no tiene una sentencia ejecutoriada en su contra dentro de los procesos legales que se le han iniciado. Por ejemplo, el juicio del caso sobornos está en etapa de llamamiento a juicio y el próximo jueves irá a audiencia.

Un tribunal tiene que juzgar a los involucrados por el supuesto delito de cohecho. Por este caso hay orden de prisión preventiva, a la que se suma otra por el supuesto secuestro del político Fernando Balda.

También figuras del correísmo como Paola Pabón, Gabriela Rivadeneira y el mismo Virgilio Hernández tienen causas abiertas.

Hernández señaló que Correa bien podría optar por la elección a un cargo en su situación actual, siempre y cuando no sea a la Presidencia. Con la Consulta Popular de febrero del 2018, se decidió que nadie puede reelegirse más de dos veces en un mismo cargo, algo que Correa ya hizo.

El correísmo busca conformar un frente con organizaciones que se consideren progresistas. Primero concretará su fusión con Compromiso Social, movimiento de Iván Espinel, sobre quien pesa una sentencia por lavado de activos.

Pabel Muñoz, asambleísta del bloque correísta, señaló que ese acercamiento se hará con todos quienes quieran sumarse “bajo un principio de inclusión y no de exclusión”. La referencia es a los pronunciamientos de Pachakutik (PK), Unidad Popular y el Partido Socialista Ecuatoriano sobre no aliarse con el correísmo.

“Hay dos vertientes. Una izquierda radicalizada que cree que se puede conformar un frente de izquierda sin la Revolución Ciudadana y otra que sí quiere unirse. La segunda está más conectada con la realidad”, señaló el legislador.

Respecto a la posibilidad de acercarse al movimiento indígena, Muñoz dijo que hay que entender que no hay una dirigencia homogénea en esa organización. Añadió que hay gente en las bases indígenas que comulga con Correa.

Hernández arguye que hay muchas coincidencias con el actual movimiento indígena, sobre todo después del paro de octubre del 2019. Sin embargo, manifestó que con la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) están “caminando por veredas distintas”.

Para el profesor universitario Napoleón Saltos, en el país no hay Revolución Ciudadana, sino correísmo”. Este experto comentó que el hecho de que se recurra a Correa para las presidenciales es muestra de que hay crisis de representatividad en las organizaciones.

En esa lectura coincide el analista político Daniel Crespo. Además, señala que apostar por el exmandatario es una evidencia de que la política ecuatoriana depende más de figuras que de movimientos institucionalizados con una ideología y agenda claramente establecida.

En esta división de las organizaciones que se identifican como de izquierda, los votos los cooptarán quienes sintonicen demandas actuales como el tema de la naturaleza o el descontento que se expresó en octubre pasado, según Saltos.

Para Crespo, el correísmo tiene un voto duro que bien se puede ubicar entre un 15% y 17%, con base en las seccionales 2019. Agregó que el voto por partidos más pequeños como PK o Socialista no merma esa intención de voto.

Pabel Muñoz manifestó que a la Revolución Ciudadana “no le quitan el sueño” posiciones como las de Pachakutik y de Unidad Popular de excluirlos de cualquier posibilidad de alianza electoral. Optarán por las organizaciones que compartan su agenda.

Hernández señaló que la fortaleza del correísmo está en Manabí y Pichincha. Sin embargo, cree que son débiles en la Sierra Centro y la Amazonía. Por ello, iniciarán una campaña de afiliación masiva tras se convención nacional.

Rafael Correa
Expresidente de a República

Aunque no existe una sentencia en los casos en su contra, sí hay órdenes de prisión preventiva por los casos Soborno y Balda. Otras causas que enfrenta son por peculado respecto a la reconstrucción de Manabí, en el IESS y por presuntas irregularidades en los vuelos presidenciales.

Paola Pabón
Prefecta de Pichincha
Paola Pabón fue detenida en el contexto de las manifestaciones de octubre. Su prisión preventiva se levantó el 25 de diciembre pasado. Se la acusa de rebelión, por una supuesta participación en las manifestaciones de octubre. Es la actual vicepresidenta de Compromiso Social.

Virgilio Hernández
Dirigente de la organización
Junto a Pabón y Christian González, Virgilio Hernández es investigado por el supuesto delito de rebelión. Ese proceso legal al momento se encuentra en instrucción fiscal. En caso de ser sentenciado, podría enfrentar una pena de hasta 10 años según el Código Integral Penal.

Gabriela Rivadeneira
Asambleísta nacional
Permanece en México desde el 9 de enero. Gabriela Rivadeneira, junto a los asambleístas Soledad Buendía y Carlos Viteri Gualinga, recibieron el asilo político en México. Es parte del buró de RC. Tiene una investigación previa por supuestamente haber instigado la violencia en octubre.

Marcela Aguiñaga
Asambleísta nacional
A la asambleísta por el Guayas, Marcela Aguiñaga, también se le inició una investigación previa por los hechos de octubre. Un ciudadano puso la denuncia por el supuesto delito de instigación a la violencia. También es parte del buró de Compromiso Social-Revolución Ciudadana.