Siete pasos se necesitan para lavarse bien las manos
La seguridad en las fronteras se debilitó en tres años
Nuevos cuadros se forman para renovar el espectro político
Contratos petroleros ya pueden modificarse con la Ley
‘Júnior’, el testigo silencioso del éxito de Independiente
Jaime Culebras trabaja en la conservación mediante s…
Misión de la CIDH visitará Ecuador desde el 1 de diciembre
COE confirma aplazamiento de la apertura de frontera…

Ocho sancionados ‘por afinar la garganta’

Los controles para impedir el consumo de licor en el espacio público continúan. La noche del viernes 6 de marzo del 2015 se realizaron inspecciones en cinco puntos del sur de Quito, en los que estuvieron incluidos los sitios de observación.

En La Forestal, en el sur, se levantó procesos a ocho personas que, presuntamente, estaban libando en una de las bancas del mirador.

Los acusados indicaron que estaban “afinando la garganta” con un vaso de licor. Este argumento no convenció a Pamela Narváez, comisaria de Aseo, Salud y Ambiente de la zona Eloy Alfaro. Ella indicó que se vulneró la ordenanza 051 que prohíbe el consumo de alcohol en espacios públicos.

Mauricio Caiza, una de las ocho personas que recibió la citación, no estuvo de acuerdo con el proceso legal que tiene que cumplir. Él negó que hubiesen tomado una cantidad considerable de licor. Dijo que estaba reunidos entre amigos porque tenían que practicar canciones para brindar una serenata en Chiriyacu.

Caiza, quién es guardia de seguridad, comentó que no tenía dinero para hacerse una prueba de sangre y demostrar que no estaba libando. “A mí me pagan mensual y a mis amigos cada quincena. No tenemos de dónde sacar“.

La Comisaría de Salud seguirá haciendo estás inspecciones en conjunto con agentes de Control, Policía Metropolitana, Nacional y agentes de Tránsito. La ciudadanía puede hacer denuncias sobre la existencia de sitios peligrosos en las administraciones zonales.

Suplementos digitales