El SNAI podrá contratar obras de construcción y adec…
Polémica por imágenes de Daniel Ortega celebrando tr…
Empezó la repavimentación en el sector de La Gasca
Ruta alterna por daño en la vía Baeza-Lago Agrio
Quito va por delante de Guayaquil en vacunación
Italia registra 18 000 nuevos contagios y sube la pr…
Una fiesta navideña pone contra las cuerdas a Boris Johnson
Incendio forestal consume 40 hectáreas de Cerro Colo…

En Trolebús y Ecovía se refuerza control; las quejas persisten

Los 92 guardias suben a las unidades para vigilar que ocurran hechos delictivos. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Los delincuentes se ubican en las puertas de las unidades articuladas y biarticuladas de los sistemas de transporte municipal. Ahí aprovechan los tumultos y las aglomeraciones para robar teléfonos celulares, billeteras, tabletas y otros ar­tículos de valor que los pasajeros llevan en sus bolsillos, carteras, bolsos o maletas.

También cortan o abren las mochilas de las víctimas para sacar las pertenencias. Estos hechos generan temor entre los usuarios de estas unidades.

Gustavo Hinostroza, gerente de Operaciones de la Empresa Metropolitana de Transporte de Pasajeros del Municipio, indicó que antes de agosto pasado se reportaba un promedio de 30 alertas semanales por hechos delictivos.

Eso hizo que desde inicios de aquel mes, esta empresa dispusiera a 92 guardias para vigilar en el interior de las unidades del Trolebús y la Ecovía, de forma permanente y aleatoria. Ellos también recorren cada una de las paradas, verifican y controlan que se cumpla el aforo permitido del 50% en los vehículos, con el apoyo de los metropolitanos y la Agencia Metropolitana de Control (AMC). “Desde que implementamos esa medida tenemos un promedio de tres alertas”, dijo Hinostroza.

También se realizan intervenciones conjuntas con la Policía, el Cuerpo de Agentes Metropolitanos y las FF.AA.
La iniciativa surgió de un análisis de seguridad para identificar perfiles de quienes roban en estas unidades y, a partir de ahí, tomar acciones.

Según la Empresa de Pasajeros, se han realizado 21 operativos en lo que va del 2021, se han confiscado 130 armas blancas y se detuvo a 42 personas por delitos como robos, hurtos, entre otros. También se desarticuló a dos bandas delictivas que fueron judicializadas.

Sin embargo, los usuarios que ocupan esos servicios aseguran que la inseguridad continúa igual. “Es frecuente que los dirigentes y vecinos de algunos barrios, principalmente del norte de la capital, se quejen de los robos. La situación no ha cambiado”, dijo Manuel Moya, presidente de la Federación de Barrios del Ecuador.

Lourdes P. fue víctima de un robo, la mañana del sábado 28 de agosto, mientras se movilizaba a su trabajo en uno de los articulados del corredor suroriental, a la altura de la parada más cercana a Guajaló, en el sur del Distrito Metropolitano.

Le abrieron el cierre de la cartera para robarle el teléfono móvil. “Estoy segura que ocurrió en la puerta del vehículo, hasta el momento no he visto a esos guardias en las unidades y viajar es muy inseguro”.

También observó cómo a una señora le arrancharon el celular en la estación de Guamaní. “Ando con temor, siempre mirando de un lado a otro, no puedo andar tranquila”.

Lo mismo siente Jenny R., a quien le cortaron la cartera mientras viajaba en un trolebús repleto de gente. Cuando bajó en la parada Hermano Miguel, del Centro Histórico, notó lo que había sucedido.

“Solamente se sacaron un pequeño bolso en el que guardaba mis documentos personales, el teléfono lo tenía en otro lugar de mi ropa. Ahora soy precavida y me da miedo”.

A David V. casi le arrebataron su dispositivo móvil hace un mes, mientras se dirigía en trolebús al norte de la capital.

Ocurrió cerca de la parada Plaza Marín, en el Centro. “Iba con la ventana abierta, me descuidé por unos segundos y un hombre metió su brazo para arrebatarme el teléfono”, relató. El delincuente no alcanzó a tomar el aparato y rápidamente se apartó de la ventana.

Por esos incidentes, el Municipio también cuenta con el respaldo de efectivos motorizados, quienes apoyan en las emergencias que se reporten en los sistemas de transporte.

Asimismo, los celadores se encargan de observar que no haya presencia de comerciantes informales. Hasta ayer,
6 543 vendedores fueron desalojados de las unidades, paradas y estaciones. También se retiró a 16 extranjeros que pernoctaban en las instalaciones de la estación interprovincial de Carcelén. Los guardias cuentan con 166 cámaras de video y 80 dispositivos de grabación internos, que están instalados en biarticulados.

El próximo 1 de octubre, ambos sistemas de transporte subirán su tarifa a 35 centavos. Esto después de que los sistemas Trole y Ecovía cumplieran los indicadores de calidad.

El parámetro de seguridad demanda que las unidades cuenten con medios disuasivos que permitan bajar el número de incidentes asociados al hurto y robo.

Suplementos digitales