¿Quién es Junior R.? Sentenciado obtuvo prelibertad

El cabecilla de uno de los grupos delincuenciales que operan en Ecuador logró que se le permita cumplir lo que resta de su pena en casa. Foto archivo El Comercio.




Junior R. salió libre el día de San Valentín. El cabecilla de uno de los grupos delincuenciales que operan en Ecuador logró que se le permita cumplir lo que resta de su pena en casa, tras una batalla legal emprendida por sus abogados.

El arma secreta de los abogados defensores fue un informe del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores, SNAI. En ese documento se presentaba al convicto como una persona pacífica, practicante de la danza, la oración y las manualidades.

En la audiencia del 15 de diciembre del 2022, la defensa esgrimió el informe del SNAI, la Fiscalía se opuso y la Procuraduría no asistió. Un juez de Garantías Penales falló a favor de que Junior R. salga de la cárcel Regional de Guayaquil y vaya a su casa a cumplir un régimen de prelibertad.

Junior R. según el SNAI

El Informe de Proclividad Delictógena que realizó la Comisión de Diagnóstico de la cárcel Regional del Guayas describe a Junior R como una persona que "reviste de mediana peligrosidad delictógena al momento de cometer un delito”.

En las 300 hojas del informe se describe al imputado como una persona reflexiva ante el delito, que no presenta alteraciones psicopatológicas. Además se señala que cumplió actividades para su rehabilitación.

El Snai señala que ha hecho origami, danza, yoga y también leía la biblia. En la parte negativa, sostiene que acudía poco al gimnasio de pesas y que no caminaba todos los días, como le recomendaban.

Fiscalía describe al sentenciado

Para la Fiscalía, Junior R. es el responsable de una serie de delitos que lo llevaron a la cárcel. El principal es el asesinato, luego se le suma delincuencia organizada, ingreso de artículos prohibidos a centros de privación de libertad, daño al bien ajeno e intimidación. 

A ese prontuario se le suma el de ser una de las personas que ordenó el asesinato de 30 personas personas privadas de la libertad en la cárcel de El Turi en Cuenca.

La Fiscalía insistió en la peligrosidad de Junior R. el 15 de diciembre, durante la audiencia en la que se pidió su prelibertad.

Suplementos digitales