25 de mayo de 2020 10:59

Estudiantes, trabajadores y sectores sociales se movilizaron este 25 de mayo en contra de las medidas del Gobierno

Un grupo de personas avanza hacia el Centro Histórico de Quito este 25 de mayo del 2020. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Centro Histórico de Quito. Trabajadores, estudiantes, sectores sociales protestaron este lunes 25 de mayo del 2020 en contra de las medidas del Gobierno de Ecuador. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 52
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 79
Redacción El Comercio

Las calles que conducen a la Plaza Grande, donde está el Palacio de Gobierno de Ecuador, amanecieron cercadas con vallas de acero y policías antimotines este lunes 25 de mayo del 2020, cuando se cumple un feriado por la conmemoración de la Batalla de Pichincha, la gesta de independencia del 24 de mayo de 1822.

“Presupuesto/ para la educación/ y no/ y no/ para la corrupción”, coreaban trabajadores, estudiantes y sectores sociales al caminar hacia el Centro Histórico de Quito la mañana de este lunes, en una protesta convocada para rechazar la corrupción denunciada en la emergencia sanitaria por el covid-19, las reformas laborales en la Ley de Apoyo Humanitario, las medidas económicas anunciadas el 19 de mayo por el presidente Lenín Moreno y el recorte presupuestario de las universidades públicas.

Pasadas las 10:00, distintas marchas partieron desde la Caja del Seguro, edificio matriz del IESS en la av. 10 de Agosto, frente al parque de El Ejido, y desde la Plaza Indoamérica, frente a la Universidad Central del Ecuador. “La defensa de los derechos laborales es tu responsabilidad”, se leía en un cartel de los trabajadores de la Empresa Eléctrica Quito.

Un grupo de manifestantes llegaron al Centro Histórico de Quito para protestar en contra de las medidas de Gobierno este 25 de mayo del 2020. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Quito, 25 de mayo del 2020. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO



Sindicatos cuestionaron reforma laboral

En la marcha, José Villavicencio, dirigente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), cuestionó las reformas laborales contempladas en la Ley de Apoyo Humanitario aprobada en la Asamblea el 15 de mayo. La normativa permite un acuerdo entre empleador y trabajador para la reducción de la jornada laboral hasta en un 50% (de ocho a cuatro horas diarias), con una remuneración equivalente que no podrá ser menor al 55% de la que el empleado tenía antes de la emergencia, y el pago del aporte a la seguridad social de acuerdo con la jornada reducida. Esto podrá aplicarse por dos años y renovarse por dos años más, según dicha Ley.

Villavicencio y la dirigencia del FUT no esperan que los artículos de la Ley Humanitaria en materia laboral sean reformados por el Ejecutivo, después del contenido del Informe a la Nación, presentado el domingo 24 de mayo por el presidente Moreno a la Asamblea. Por ello, el FUT trabaja en una demanda de inconstitucionalidad, con base en el artículo 326 de la Constitución, el cual establece que “los derechos laborales son irrenunciables e intangibles. Será nula toda estipulación en contrario” y que “en caso de duda sobre el alcance de las disposiciones legales, reglamentarias o contractuales en materia laboral, estas se aplicarán en el sentido más favorable a las personas trabajadoras”.

La demanda, dijo Villavicencio, se presentará cuando la Ley, ahora en manos del Presidente, entre en vigencia. Asimismo, dijo, el FUT continuará con movilizaciones y plantones en contra de las medidas económicas, la reducción de la jornada y por la defensa del salario de los maestros.

Entre tambores y consignas por los derechos laborales, la marcha avanzó desde la Caja del Seguro hasta el Centro Histórico. Al pasar por las calles Guayaquil y Chile, uno de los accesos a la Plaza Grande, se registró un incidente con policías antimotines. Jóvenes pedían a los marchantes no detenerse en esa valla y continuar su paso de norte a sur, sin caer en provocaciones de posibles infiltrados (personas encapuchadas golpearon con correas a policías y encendieron llantas). Su objetivo era avanzar hasta la Plaza de San Francisco, de forma pacífica.

Luego de dos horas de caminata, antimotines y policías en motocicletas irrumpieron en la marcha y replegaron a los manifestantes en la Plaza de Santo Domingo primero y luego en las calles Maldonado y Rocafuerte. Hubo golpes de tolete y gas lacrimógeno; policías con caballos y perros aguardaban a 100 metros. “Presupuesto/ para la educación/ y no/ y no/ para la represión”, se escuchaba entre los manifestantes.

Un grupo de manifestantes llegaron al Centro Histórico de Quito para protestar en contra de las medidas de Gobierno este 25 de mayo del 2020. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Quito, 25 de mayo del 2020. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO



Profesores, estudiantes, vendedores… salieron en Quito

“Somos los hijos de los obreros que no podrán callar”, se leía este lunes 25 en uno de los carteles de la marcha de los estudiantes, docentes y trabajadores universitarios, que partió desde la Universidad Central del Ecuador, en Quito, para rechazar el recorte de USD 98 millones del presupuesto de 32 universidades públicas y escuelas politécnicas de Ecuador, anunciado por el Gobierno en el contexto de la crisis por el covid-19.

“Necesitamos juntarnos para poder resistir a esta crisis económica, social y de salud que nos está matando”, decía la persona que sostenía el cartel, calzada una mascarilla en el rostro, en el cuarto plantón convocado por el Frente en Defensa de la Educación Pública, al cual esta vez también asistieron maestros de primaria, vendedores ambulantes y otros afectados por las medidas económicas tomadas por el Gobierno frente a la emergencia sanitaria, como la reducción de la jornada laboral en parte del sector público, incluidos maestros, lo que implicará una rebaja de su salario. Se sumaron Revuelta, Bloque Proletario y la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE).

Jackeline Artieda, del Frente en Defensa de la Educación Pública, pidió mantener la distancia de dos metros entre manifestantes e invitó a los asistentes a precautelar su seguridad, tras los hechos violentos registrados en una protesta realizada en días pasados en Guayaquil. “Le advertimos a la fuerza pública que no van a invadir nuestro espacio de manifestación, si quieren entrar lo pueden hacer pero como manifestantes”.

Un grupo de personas avanza por la avenida 10 de Agosto hacia el Centro Histórico de Quito. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Quito, 25 de mayo del 2020. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Los asistentes usaron mascarilla y otros elementos de bioseguridad, como gafas, guantes o trajes de bioprotección. También llevaron tambores, cuyo sonido acompañó las consignas gritadas por estudiantes, docentes y trabajadores. La marcha avanzó desde la Plaza Indoamérica.

“Si te detienen grita tu nombre”, aconsejaban integrantes del Frente en Defensa de la Educación Pública. Organizaciones de derechos humanos los acompañaron. “El Gobierno defiende a las personas con dinero y ha hecho recortes a la educación, muchas personas se están quedando sin empleo”, decía una estudiante en la caminata.

Mauricio Chiluisa, presidente de la FEUE, enfatizaba que el reclamo no termina este 25 y que habrá nuevas movilizaciones en el marco del pronunciamiento de la Corte Constitucional (CC), que en primera instancia emitió medidas cautelares para que el Ministerio de Finanzas se abstenga de recortar el presupuesto universitario.

“Estoy defendiendo el presupuesto para la educación. Estamos haciendo uso de nuestro derecho a resistir a las medidas”, sostuvo un docente que expresó su rechazo a los despidos. “Basta ya, docentes sin miedo reclaman sus derechos”, se leía en otro cartel, sostenido por una maestra de primaria. “Soy docente y mi vocación es la educación a los niños, por ellos yo tengo que luchar y por mis derechos, porque también soy madre y tengo que ver por mi familia”. La profesora aseguró que al reducir una hora de su jornada laboral (el Presidente anunció la reducción de dos horas de la jornada laboral diaria para parte del sector público; excepto para profesores, en cuyo caso será una hora), “no es verdad que solo nos quitan una hora, nos quitan nuestro derecho como docentes”.

Vendedores ambulantes también acudieron a la protesta convocada por estudiantes de la Universidad Central. “Acompañamos a los estudiantes de nuestro país, como ecuatoriano tengo derecho a protestar”, dijo uno de ellos. A bordo de su bicicleta, una graduada dijo que tras haber tenido acceso a la educación, quiere que otros también lo tengan, “porque el sistema nos quiere ignorantes para tenernos callados”.



El Austro en marchas pacíficas en emergencia sanitaria

En emergencia sanitaria por el covid-19, ciudadanos del Austro ecuatoriano salieron a las calles este lunes 25 de mayo del 2020. Protagonizaron una protesta pacífica en contra del Gobierno nacional por las medidas económicas impuestas en los últimos días.

En Cuenca se registraron manifestaciones en los alrededores del parque Abdón Calderón, cerca del edificio de la Gobernación del Azuay. Allí se concentraron, con pancartas, centenares de estudiantes, médicos, dirigentes políticos, amas de casa, jubilados, representantes de gremios, organizaciones sociales y laborales.

En la foto, ciudadanos salieron a protestar este lunes 25 de mayo en las calles de Cuenca. Foto: Cortesía de la Prefectura del Azuay

Cuenca, 25 de mayo del 2020. Foto: Cortesía Prefectura del Azuay

Yaku Pérez, prefecto del Azuay, se unió a las protestas y antes de su intervención aclaró que todos llegaron con mascarillas para evitar contagios. Él criticó al Gobierno nacional por la eliminación del subsidio de la gasolina, por el recorte del presupuesto para las universidades, entre otras medidas que van en contra de los sectores más necesitados.

Según Pérez, la ciudadanía está vigilando las acciones del Gobierno nacional. A su criterio, el pueblo no tiene por qué responsabilizarse de la crisis económica. “Los que tienen que pagar esta crisis son aquellos que la generaron y se beneficiaron”. También pidió que no se escuden en la pandemia cuando se tomen decisiones.

En Loja, los protestantes se concentraron en la plaza de San Sebastián y posteriormente se tomaron la calle Bernardo Valdivieso hasta llegar a los bajos del edificio de la Gobernación, que permanece cercado con vallas metálicas. Allí se hicieron escuchar con la consigna “Moreno entiende, el pueblo no se vende”.

En Zamora y Macas, capitales de Zamora Chinchipe y Morona Santiago, se registraron manifestaciones. Allí se hicieron presentes representantes de organizaciones sociales y laborales, así como médicos posgradistas, funcionarios públicos y maestros, quienes mostraron su inconformidad por las últimas decisiones gubernamentales.

En Azogues también salieron a las calles maestros, miembros de organizaciones sociales y ciudadanía en general, cuyo lugar de encuentro fue en los bajos de la Gobernación de Cañar. Allí, los presentes reclamaron por las medidas económicas del Gobierno y por la la Ley Humanitaria que se aprobó en la Asamblea Nacional.



Protesta de trabajadores en Guayaquil

Decenas de personas se reunieron en la calle Olmedo, en Guayaquil, para la marcha convocada por la Central Unitaria de Trabajadores del Ecuador y su núcleo de Guayas la mañana de este lunes 25 de mayo del 2020. Los manifestantes acudieron vestidos de blanco para protestar en contra de la reforma laboral y de las últimas medidas del Gobierno de Moreno, como la reducción de la jornada y el cierre de empresas del Estado.

En la foto, la av. Simón Bolívar, junto al Malecón, manifestares del CUT que intentaban llegar a la Gobernación del Guayas. A las 10:00 de este 25 de mayo del 2020. Foto Cortesía

Guayaquil, 25 de mayo del 2020. Foto Cortesía

Los trabajadores intentaron llegar hasta la Gobernación del Guayas para entregar un petitorio. Durante el recorrido, gritaron consignas en contra del Gobierno. El acceso fue nuevamente cercado a la altura de la calle Colón, donde se decomisaron fuegos artificiales. La concentración se dispersó luego de una hora, alrededor de las 10:00.

Paralelamente, en los exteriores del Gobierno Zonal, en la avenida Francisco de Orellana, norte de Guayaquil, se organizó un plantón de trabajadores de la empresa pública Inmobiliar, cuyo cierre fue anunciado.

La institución forma parte de las empresas públicas y secretarías que serán cerradas por orden Presidencial; sus competencias ahora serán asumidas por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias
Medidas de protección
Mapa de infectados
Glosario
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (22)
No (58)