Las propuestas tienen polos opuestos para la política exterior

Andrés Arauz y Guillermo Lasso se reunieron con el cuerpo diplomático acreditado en el país, para presentar sus planes. Fotos: captura

Andrés Arauz y Guillermo Lasso se reunieron con el cuerpo diplomático acreditado en el país, para presentar sus planes. Fotos: captura

Andrés Arauz y Guillermo Lasso se reunieron con el cuerpo diplomático acreditado en el país, para presentar sus planes. Fotos: captura

Los planes de gobierno de los presidenciables Andrés Arauz (Unes) y Guillermo Lasso (Creo) contienen propuestas diametralmente opuestas para las relaciones del Ecuador con el resto del mundo.

El exsubsecretario de Relaciones Exteriores, Carlos Estarellas, cree que la explicación es simple: “El país carece, y eso es lamentable, de una visión de Estado en política exterior. Así, tenemos políticas de gobiernos o de ministros, a veces, lo cual es negativo”, sostuvo el experto.

Durante la administración del presidente Lenín Moreno, Ecuador hizo a un lado la Unasur, Alba y otros organismos impulsados durante la década que Rafael Correa estuvo en el poder, bajo la visión del socialismo del siglo XXI.

Ahora, Arauz habla de recuperar esas instancias. Lasso dice que la misión será atraer inversiones.

Los presidenciables se reunieron en la última semana con el cuerpo diplomático acreditado en el país, para presentar sus planes.

Los candidatos proponen

‘Retorno a la Unasur y rechazo a tratados de libre comercio’ 

Andrés Arauz, candidato presidencial Unes

La idea de que Ecuador pueda retornar a la Unasur y a Celac es uno de los ejes del plan de gobierno de Unes. Además de “rechazar los Tratados de Libre Comercio y Tratados Bilaterales de Inversión convencionales, y revisar los firmados, de comprobarse que afectan el interés nacional”.

Para el manejo de la política exterior, el candidato Andrés Arauz apuesta por los lineamientos afines al socialismo del siglo XXI que impulsó el expresidente Rafael Correa, junto al extinto Hugo Chávez y que fueron dejados a un lado por Lenín Moreno.

Así, habla de “formar parte activa del grupo de países no alineados”, y “promover la democratización de la Organización de las Naciones Unidas y sus instituciones”.

El candidato también plantea “avanzar con la cooperación económica y financiera, a través de la implementación de la Nueva Arquitectura Financiera Regional”, combatir los paraísos fiscales, y de “insistir en la prohibición constitucional de tratados con arbitraje internacional”.

El presidenciable cree es “necesario retomar los acercamientos con los países africanos y asiáticos e impulsar acuerdos de cooperación y complementariedad”.

Arauz se reunió con el Cuerpo Diplomático el 2 de marzo pasado. El candidato estuvo acompañado por los exembajadores Horacio Sevilla y Fernando Yépez, abiertamente críticos a la diplomacia de Moreno.

“Nuestra política exterior será soberana, digna, integracionista y comprometida con el multilateralismo y la defensa irrestricta de los derechos humanos”, dijo el candidato al finalizar el encuentro.

Prometió a los diplomáticos que “Ecuador mantendrá las mejores relaciones con todos los pueblos del mundo” y abogó por cooperación frente a la pandemia.

Entre su plan está “reforzar y ampliar la red de consulados de Ecuador”.

‘No es nuestro propósito empezar con novelerías’

Guillermo Lasso, candidato presidencial Creo- PSC

En su plan de gobierno, Guillermo Lasso responsabiliza a las políticas del socialismo del siglo XXI de haber “aislado a Ecuador”. Apunta que los esfuerzos de la diplomacia se deben enfocar en la búsqueda de mercados para los productos ecuatorianos y la promoción del turismo.

“Ecuador debe continuar su proceso de inserción en la Alianza del Pacífico y suscribir nuevos y mejores tratados comerciales y de cooperación con países que ofrezcan nuevas oportunidades de negocios y puedan crear empleos tales como Estados Unidos, China, Costa Rica, Corea del Sur, India y Turquía”, dice el documento.

El plan incluye la supresión de las consejerías comerciales e integrarlas al servicio exterior para reducir gastos, y la ratificación, adhesión y respeto a tribunales internacionales de solución de controversias.

Lasso presentó sus propuestas al Cuerpo Diplomático el 8 de marzo pasado. “No es nuestro propósito llegado al Gobierno empezar con novelarías o con resucitar organismos que no dieron ningún resultado como Unasur, como Banco del Sur, y otras que nacieron de la época del señor Chávez en Venezuela, que no han funcionado”, dijo.

Para Lasso, se deben respetar los organismos internacionales que existen como la ONU, la Organización de Estados Americanos (OEA), el Banco Mundial, el Bando Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Monetario Internacional (FMI), y la Corporación Andina de Fomento.

El candidato requirió cooperación de los diplomáticos para el plan de vacunación contra el covid-19 y para enfrentar la crisis económica que atraviesa el país. “Tenemos que acudir a los gobiernos amigos para negociar con los laboratorios a efectos de que lleguemos a convenios donde podamos diversificar el portafolio de vacunas. No vamos a depender de un solo proveedor”, dijo.

Suplementos digitales