De Manabí para el mundo; la Caña Manabita se exporta…
El volcán de La Palma sigue en erupción mientras la …
La hospitalidad sedujo a extranjeros para vivir en Canoa
Clientes de Uber siguen pagando IVA de la factura to…
La cuenta de viáticos en la Asamblea pasó de USD 9 6…
401 siniestros de tránsito en la Mariscal Sucre y Si…
Fiscal tiene la ruta de pagos ilegales de hermanos Celi
A 25% de niños le falta recibir vacunas regulares

Presidente electo Guillermo Lasso: ‘El ministro de Finanzas es Simón Cueva y adelantó conversaciones con Banco Mundial, FMI, BID’

El presidente electo, Guillermo Lasso, brinda una entrevista en el set de diario EL COMERCIO, en el sur de Quito, el miércoles 5 de mayo del 2021. Foto: EL COMERCIO

El presidente electo, Guillermo Lasso, brinda una entrevista en el set de diario EL COMERCIO, en el sur de Quito, el miércoles 5 de mayo del 2021. Foto: EL COMERCIO

El presidente electo, Guillermo Lasso, brinda una entrevista en el set de diario EL COMERCIO, en el sur de Quito, el miércoles 5 de mayo del 2021. Foto: EL COMERCIO

El Presidente electo, Guillermo Lasso habló con Diario EL COMERCIO, este miércoles 5 de mayo del 2021. Allí confirmó que su ministro de Finanzas será Simón Cueva.

El mandatario que se posesionará el próximo 24 de mayo aseguró que Cueva ha sostenido diálogos en EE.UU. con organismo multilaterales como el Banco Mundial, el FMI y el BID’.

También anunció que pedirá ayuda la Consejo Nacional Electoral para hacer un programa de vacunación en los recintos electorales que permita mejorar la logística.

¿Cómo han sido los días previos a la posesión?

Han sido realmente tres cuatro semanas muy intensas. Con jornadas de trabajo desde las 08:00 hasta las 22:00. Definí objetivos muy claros para esta semana. El primero de ellos la diplomacia de las vacunas. Yo creo que es un objetivo fundamental conseguir vacunas, y hay que conseguirlas en el Mundo, porque si no hay acunas no hay vacunación. Y la vacunación no es solo un proyecto sanitario o social es hoy el principal programa económico de mi futuro Gobierno.

Necesitamos ecuatorianos que puedan con tranquilidad salir a trabajar, a emprender, puedan divertirse, llevar a cabo una vida familiar, cercana y todo esto producirá un ambiente positivo y reactivará la economía. Ese ha sido uno de los temas que ha tomado mi tiempo durante estas, desde el 11 de abril para acá.

He tenido reuniones con el embajador de Rusia, el embajador de China, el embajador de EE.UU. y el secretario de Estado de EE.UU. Y hoy tuve una reunión aquí en Quito con la Unión Europea. Y también he tenido conversaciones con el presidente de Chile, a efectos de buscar que nos presten vacunas también.

Así que, me he enfocado mucho en este tema en primer lugar y luego en organizar el Gobierno, el Gabinete, escoger personas adecuadas para cada cargo.

¿Qué tal es ser presidente electo?

Bueno, tengo dos sentimientos. Gratitud con el pueblo ecuatoriano, con todos. Y un compromiso enorme, porque ahora nos toca cumplir con las ofertas de campaña. Y las vamos a cumplir, empezando con la vacunación.

Quisiera hablar de la coyuntura en Colombia. ¿qué visión tiene usted de que una decisión puede llevar a un conjunto de cosas muy complejas en la sociedad?

Yo tengo una visión un poquito más amplia. Quizás no comparta conmigo, pero yo creo que lo que tenemos que ver es el plano geopolítico de la región. Creo que los gobiernos democráticos están amenazados en la Región. Y lo que ha pasado en Colombia, lamentablemente, es muy parecido a lo que ocurrió en octubre del 2019 en Ecuador, luego en Chile y también, en menor nivel, en el Perú.

Por lo tanto, yo no creo que todo lo que pasa en Colombia es por una decisión de carácter económico. Yo creo que es una decisión de carácter económico que legítimamente debe tomar un Gobierno, pero inflamado con toda esta amenaza entre un modelo democrático y un modelo totalitario.

El Ecuador es un país que va a vivir esa amenaza permanente. Por eso debemos tener cuidado de la aplicación de un programa de Gobierno, que no sea utilizado como un pretexto para que nuevamente en el Ecuador se produzca una amenaza externa como la de octubre del 2019.

¿Ósea usted cree que debe tener cuidado con ese tipo de procesos, porque hay factores externos complejos?

Pero el primer cuidado es denunciar esta realidad, a los ecuatorianos y al Mundo. Yo promuevo el Ecuador del encuentro y creo que los 17 millones de ecuatorianos tenemos que reencontrarnos, pero también en ese encuentro tenemos que estar alertas de las amenazas externas, que hoy sufren los modelos democráticos, donde impera el estado de derecho y se respeten las libertades.

Usted ha anunciado el envío de una reforma tributaria. ¿Qué es lo que va a contemplar esta reforma?

En pandemia sería inaceptable subir impuestos o crear nuevos impuestos. Una reforma tributaria como la que nosotros pensamos enviar, en su momento, busca ampliar la base de contribuyentes, es decir que más ecuatorianos que pueden pagar, paguen los impuestos actualmente existentes. Yo creo que es un objetivo de justicia y de equidad, pero no estamos planteando ni crear un impuesto ni aumentar las tasas de impuestos existentes.

¿Esto quiere decir que las personas con más ingresos paguen más, los ricos, por ejemplo, podrían pagar más?

Yo creo que todos deberíamos pagar en proporción a lo que ganamos y por supuesto que los que más tiene paguen más, pero hay muchos que teniendo no pagan.

¿Se va a centrar en el tema de la elusión de impuestos?

Claro que sí, yo creo que todos debemos pagar impuestos y no hay una sola razón que justifique para que alguien no pague impuestos teniendo renta o pudiendo hacerlo y debiendo hacerlo.

¿Pero no descarta usted que se pueda pensar en un impuesto al patrimonio?

No vamos a crear un impuesto ni vamos a aumentar las tasas de los existentes, lo que nos vamos es por el camino de ampliar la base para que los que tienen paguen.

¿Cuánto aspira recaudar con esa reforma tributaria?

Esa pregunta es más para el futuro ministro de Finanzas, yo me quedo en los conceptos y en las ideas.

En el tema de las cuentas fiscales, ¿qué le deja el Gobierno?

Espero llegar el 24 de mayo y junto con mi equipo de gobierno poder conocer las cifras. Yo no doy por válidas ninguna de las cifras, tampoco niego la realidad de las cifras, prefiero mantenerme en una posición de incredulidad para que cuando verdaderamente asumamos el poder veamos la realidad o la herencia económica con la que nos deja este gobierno, que ya de antemano, el presidente me dijo que no deja la mesa servida. Ahí tenemos una señal.

Lo que necesita el Gobierno este año es alrededor de USD 8 800 millones. ¿Cómo se completaría lo que falta?

Los números no son tan pesimistas como usted lo menciona, no quiero entrar en detalles de cifras porque como le digo hay que esperar al 24 de mayo, asumir el poder, mirar los números, pero en términos generales me parece que sus cifras son excesivamente pesimistas.

La Comisión Internacional contra la Corrupción que implementó el presidente Moreno no funcionó. Y una de sus ofertas de campaña ha sido promover una comisión de la misma forma ¿En qué se diferenciaría?

La diferencia es que yo no tengo vinculación con el pasado. Yo no llego a cuidar las espaldas de nadie, absolutamente de nadie. Y debo contarle que ayer tuve una conversación con un funcionario de Naciones Unidas a cargo de una agencia precisamente a la que le he pedido que el 24 de mayo suscribamos ya un compromiso, un memorando de entendimiento para apoyar la lucha contra la corrupción.

Obviamente los términos y condiciones todavía hay que negociarlos para poder definir el modelo que corresponda al Ecuador de hoy. Usted sabe que hay el modelo de Guatemala que finalmente colapsó por problemas políticos. Pero bueno, yo le quiero decir que es un imperativo ético seguir con la ruta del dinero robado. Aunque sea difícil, aunque sea imposible, los ciudadanos ecuatorianos esperan que este Gobierno que comienza el 24 de mayo haga todos los esfuerzos necesarios para recuperar los dineros robados. Es un imperativo ético. No es cuestión aquí de decir que no se va a poder recuperar, o que se recuperará un 2%. Aunque sea un dólar, pero debemos recuperar los dineros robados.

Hoy hubo un caso de sicariato en una clínica. Hemos tenido lamentables cosas en las cárceles, matanzas y todo relacionado presumiblemente con el narcotráfico. Ahí tiene usted un reto muy especial como presidente ¿Qué es lo que va a hacer?

El 24 de mayo a las 21:00 convocaré a la primera reunión conjunta con Fuerzas Armadas, Policía Nacional, Corte Nacional de Justicia, Fiscalía y el Canciller para tratar los problemas de seguridad del Ecuador, que en mi opinión tienen dos orígenes. En lo interno la situación socioeconómica del país: la falta de empleo, la falta de oportunidades, pero, por otro lado, hay una amenaza externa con delitos transnacionales, mafias transnacionales y para ello necesitamos de una vigorosa acción de las Fuerzas Armadas y una cooperación de países amigos como Estados Unidos y coordinación con Colombia y Perú.

¿Cuántas dosis en concreto ha podido conseguir, a partir de la estrategia de la ‘diplomacia de la vacuna’ que usted ha emprendido?

En concreto insertar el tema en la relación bilateral con Rusia, China, Estados Unidos, Unión Europea y Chile. En concreto comprometer al Banco Interamericano de Desarrollo para que nos apoye en el proceso de adquisición de vacunas, no solo con financiamiento sino con garantías que permitan lograr préstamos de vacunas, como lo que le he planteado al presidente de Chile. Me gustaría hablar de números, pero no sería correcto porque estamos en un proceso y esta relación diplomática no es tan rápida como yo quisiera, aunque ha ido con gran velocidad; la respuesta del presidente Vladimir Putin ha sido en muy pocos días, al igual que del presidente Xi Jinping. Aunque todavía estamos en un proceso de negociación para poder definir montos y cifras.

Hemos visto largas filas, ¿cuál es la logística que se va a utilizar para mejorar estos problemas que hemos visto y que se cumpla la oferta de nueve millones en cien días?

El proceso logístico está casi listo, pero necesitamos las vacunas. El proceso que tenemos previsto es un proceso donde incorporaremos a la sociedad civil a la vacunación, con voluntarios, para crear brigadas de vacunación masivas, en todo el Ecuador, donde usted pueda vacunarse en centros de salud. Pero también en mecanismos masivos de vacunación como cuando vamos a las jornadas electorales, vamos a jornadas de vacunación, vamos a pedir ayuda al Consejo Nacional Electoral, que acaba de llevar a cabo una jornada electoral, para que nos ayude, que nos dé asistencia, para poder llevar a cabo estas jornadas de vacunación, donde cada ecuatoriano pueda ir al mismo reciento electoral donde votó, a vacunarse, los siete días a la semana.

Una precisión, ¿cómo le ha ido con esta propuesta de pedir préstamos de vacunas a Estados Unidos y Chile?

Hay apertura, buena actitud, buena disposición, pero lo primero es que tenemos que armar un buen proceso logístico de vacunación para definir con claridad por un lado cuántas dosis recibimos, heredamos de este gobierno y cuántas dosis de vacunas heredamos de los procesos de negociación de este gobierno y que sean reales, porque usted puede haber negociado unas vacunas, pero si no las paga, no las va a recibir, porque si el laboratorio tiene limitaciones logísticas y no puede cumplir, es lo mismo que no tener una vacuna. De esas cifras no puedo tratar por el momento.

Sobre el libre ingreso universitario, la reforma a LOEI, hay dificultad para acceder a la universidad con pocos cupos, por ejemplo, para este semestre hay 250 cupos para Medicina en la Central y 10 500 aspirantes. Parece un problema sin solución.

Es un problema al que le debemos encontrarle una solución, pero un problema muy grave, porque se gradúan en Ecuador 290 000 bachilleres por año y no hay más de 90 mil cupos en las universidades públicas en todo el Ecuador. Por lo tanto, cerca de 200 000 jóvenes ecuatorianos no estudian en la universidad, se truncan sus carreras profesionales, sus aspiraciones profesionales y para colmo por el lado de oferta laboral, prepandemia, 2019, no hablo 2020, se destruyeron 150 0000 empleos en Ecuador, lo que quiere decir que no hay cupos en las universidades y no hay empleos. No estudian, no trabajan y cada año la sociedad en alguna medida va generando 200 000 jóvenes cada año, acumulativo, que no estudian ni trabajan, que transitan por las calles con cara de desesperanza, angustia y penosamente algunos terminan en las drogas, no todos, por lo tanto hay un desafío enorme para la academia, no solo para el gobierno, para la academia que debe ser la que dé respuesta a esta demanda de los jóvenes.

¿Cómo va la alianza con el PSC? ¿Cómo está el proceso de mayorías en la Asamblea? Porque de esto depende muchísimo la gobernabilidad.

Comencemos por líneas generales primero y luego hablamos de los detalles. En líneas generales yo promuevo el Ecuador del encuentro, pero el Ecuador del encuentro no puede ser solo con el 53% de los ecuatorianos que votaron por nosotros en la segunda vuelta, el Ecuador del Encuentro tiene que ser con el 100% de los ecuatorianos, incluido el 47% que votó por la otra opción.

En segundo lugar, la Asamblea Nacional tiene 137 asambleístas, todos escogidos por el pueblo ecuatoriano, ellos escogieron esa distribución que hay en la Asamblea: la pluralidad que debe haber en todo órgano legislativo, la representatividad de la diversidad de etnias, de regiones, diversidad de actividades y digamos que hasta gremios. La obligación de mi gobierno será dialogar con todos, con todos, claro hay líneas rojas que no vamos a cruzar: no vamos a meter mano en la justicia, no vamos a garantizar la impunidad de nadie, pero tampoco vamos a perseguir a nadie, que la justicia actúe con independencia, sin que la política ni los políticos metan mano allí.

¿Esa es la única línea roja que no se puede pasar?

Bueno, este diálogo debe tener un propósito y es un programa de gobierno que permita hacer reformas de fondo en el Ecuador, en el campo social, económico, político; por ejemplo, la Ley de Libertad de Expresión, eso no es negociable, nosotros la vamos a presentar el 24 de mayo.

Y si no están de acuerdo los partidos, se queda sin mayoría…

El Ministro de Gobierno designado tiene la tarea de hablar con todos, y precisamente hablar sobre estos temas que son importantes para la sociedad ecuatoriana.

¿Queríamos ver si nos podía confirmar nombres, cómo Simón Cueva, en el ministerio de Finanzas y Holguín en la Cancillería, qué nos puede contar?

Denme un poquito de tiempo, vamos con calma y despacio para hacer los anuncios que corresponden. Hay uno que le voy a confirmar que es el ministro de Economía y Finanzas, Simón Cueva; y debo hacerlo porque el actual ministro ha informado que ha visitado los organismos multilaterales, Banco Mundial, BID, FMI, en Washington, y bueno, es cierto.

¿Y cómo le fue?

Bastante bien.

¿Cuándo se reúnen para revisar el plan?

Hoy hable por teléfono con Simón Cueva y regresará en unos 10 días y conversáremos sobre sus conversaciones en Washington. Yo también salgo de viaje por un asunto personal, familiar. Se gradúa la última de mis hijas de la universidad en los Estados Unidos. Vamos a acompañar la familia en su ceremonia de graduación. Así que me voy el viernes y regresaré el 13, no más de una semana. Y luego de que conversaremos personalmente con Simón.

 

Suplementos digitales