1 de August de 2011 00:02

3 votos blancos reeligieron a Cordero

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Jadeante e iracundo, apoyando la espalda contra un muro, Dalo Bucaram (PRE) escuchaba a César Gracia. Su hoy colega y ex legislador de Alianza País lo detuvo a cinco pasos de que regresara al Pleno a enfrentar, otra vez, a Enrique Herrería (PSC y Madera de Guerrero).

“Tranquilo, respira, no nos conviene esto”, le pedía Saruka Rodríguez, su coidearia. Y su esposa Gabriela Pazmiño decía a la prensa que era “el calor del momento”. A Bucaram le enfureció confirmar que César Rodríguez (ex A. País) no contaba con el apoyo de Herrería, para terciar por la Presidencia de la Asamblea.

Eran las 10:22 y la sesión para elegir a las autoridades que regirán el Legislativo hasta mayo del 2013 no comenzaba. Los líderes de bloques no oficialistas se mantuvieron reunidos hasta las 02:30 de ayer, en un salón de la zona de la Shyris, en el norte de Quito, definiendo sus cuadros.

La postulación final de Betty Amores se concretó la mañana de ayer, luego de una reunión en la sala vip. Antes de las 10:00, hora de la convocatoria a la sesión 117 del Pleno, aún había dudas.

La oposición, reunida en el sexto piso del Legislativo, barajaba dos opciones. Una: Amores, Rodríguez y Leandro Cadena, por la Presidencia y las vicepresidencias, respectivamente. Otra: Rodríguez, Amores y Cadena.

En varias ocasiones, Cadena ha sido acusado, con pruebas, por su ex compañero Andrés Páez (ID) de haber colocado en el Consulado de Cali, Colombia, a su hermana de 25 años, tras votar a favor de la Ley de Universidades, en agosto del 2010. Es conocido por sus ausencias, que han favorecido a A. País. Pero esta vez, Cadena aparecía junto a Galo Lara, que lo visitaba constantemente.

[[OBJECT]]

No fue el único que se movía de un lugar a otro. Cynthia Viteri (M. de Guerrero), con un vaso de café en las manos, corría del Pleno a la zona de prensa. Contaba que el razonamiento para candidatizar a Amores a la Presidencia fue matemático. Ella traía su voto y el de Herrería. Rodríguez les restaba el apoyo de Herrería.

El punto se empezó a discutir luego de las 22:00 del sábado. A esa hora, Rodríguez se sinceró. Dijo que no contaba con tres votos extras que había ofrecido, al inicio de las negociaciones en torno a su candidatura. Es decir, no habría más desertores de Alianza País. Uno de ellos, supuestamente era Xavier Tomalá, quien antes de las 08:00 de ayer, le escribió a Rafael Correa, a través de Twitter, que iban con la fuerza del Cacique Tumbalá (su apodo).

La certeza de que estaba solo desconcertó a Rodríguez, quien en la sala plenaria se desahogó: “El Dios de la revolución (en referencia al presidente Correa), el sábado, me declaró traidor, y hoy camino con alegría y libertad”.

Hasta el viernes se hablaba de un empate técnico: 62, para la reelección del oficialista Fernando Cordero, y 62, por el candidato de la oposición. Rodríguez se perfilaba como su contendor.

Pero muchos desconfiaban. No creían que podía traer a más oficialistas. En las reuniones, se insistió en que “se pintaran los votos”. Debían saber con cuántos contaban, si ajustaban 63 (la mayoría de 124 legisladores). Así empezaron a suponer que la mayoría se hacía agua. Henry Cuji, sumado al roldosismo, ya no contestaba su celular, en la noche. Bucaram sugirió averiguar a qué prefectura le llegará un cheque.

A medianoche, además, corrió el rumor de que la oposición además perdería el voto de Alfredo Ortiz (municipalista), que a mediados de junio, impulsó la conformación de la bancada por la democracia. El sábado participó de la reunión y comentó su preocupación: hace poco le revocaron el permiso para operar su barco de turismo en Galápagos.

Pero Nívea Vélez, su compañera, aseguró haberse admirado, ayer, al ver en el Pleno a Tamara Chico, la suplente de Ortiz, quien finalmente votó en blanco.

Otro sorprendido fue Gilmar Gutiérrez (PSP), cuando a las 11:48, en la votación, Fernando Vélez, uno de sus 16 legisladores, eligió también el voto en blanco. Fue el único que no asistió a la reunión, en la sede del partido, un día antes.. Aunque vía celular se excusó y ratificó su apoyo.

El voto blanco de Vélez como los de Cuji y Ortiz se sumó a la mayoría. Así se registraron 63 adhesiones, que dieron paso a la reelección del ‘Corcho’ Cordero. Hubo 59 votos en contra y dos abstenciones de Fernando González y Washington Cruz (ex A. País).

Pero pudo haber otro voto favorable al correísmo, según Gutiérrez. Ayer, antes de que se iniciara la sesión, Mercedes Villacrés llegó a exigir que su alterno, Carlos Manzano, abandonara la curul 98. Estaba enferma, contaron sus compañeros. Se retiró el suero y viajó desde Los Ríos, para evitarle una baja a los antigobiernistas.

La llegada de Villacrés ocasionó un enfrentamiento, por el que intervino la escolta. Otro incidente se registró en medio de las votaciones para Presidente, cuando se anuló la rectificación. El primer resultado registrado fue 59 votos a favor, 58 en contra, cuatro blancos y tres abstenciones.

En la rectificación hubo 62 a favor, 60 en contra, cero votos blancos y dos abstenciones. El resultado desapareció de la pantalla del Pleno, sin que Secretaría los proclamara. Según voces del oficialismo, no lo validaron porque alguien del PSP habría manipulado el botón de Vélez. Pero Cordero no dio explicaciones.

Hubo una nueva votación: 60 a favor; 59, en contra, y tres blancos. Eran las 12:00 y de inmediato, Irina Cabezas, presidenta encargada, tomó el juramento al ‘Corcho’, que apenas pudo decir “sí, juro” y “Tramposo es el que hace trampa, no hicimos trampa”. Molesto, Andrés Roche (Madera de G.) fue al podio de las autoridades y exigió motivar las razones por las cuales se anuló la segunda votación. No hubo respuesta.

Luego de unos minutos, Paco Moncayo (Alianza Libertad) postuló a Amores para ocupar la primera Vicepresidencia. Ella alcanzó 62 votos a favor, tres blancos que se suman a la mayoría; además 58 en contra y dos abstenciones. Gracia la felicitó con un abrazo. En la rectificación a Amores le faltó un voto. Gracia alegó que pese a haber votado por el sí, el sistema electrónico no lo registró. Pidió una nueva rectificación, pero esa vez, en Secretaría le explicaron que solo se podía hacer una.

A las 13:55, se clausuró la sesión, tras elegir a cuatro vocales del Consejo de Administración Legislativa y de no lograr consensos para las vicepresidencias. Al dejar la sala, Juan Carlos Cassinelli, postulado por el oficialismo, evitó responder cómo se sentía ganar la Presidencia con votos de quienes podrían ser llamados tres traidores de la oposición. “Eso no lo responderé jamás”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)