Audio filtrado pone en duda la no injerencia entre p…
Jóvenes cumplen proyectos personales tras salir de p…
Sujetos asaltan carnicería en Machala usando un cuchillo
Ejército chino patrullará 'regularmente' las aguas q…
Presidente Lasso anunció que elabora el veto al proy…
Cuatro presuntos delincuentes fueron detenidos tras …
Padre, madre e hijo desaparecieron en el cerro Auqui…
Policía de Florida mata a un exagente federal armado…

Las personas se acercaron a votar bajo la lluvia la tarde de este 24 de marzo

Ciudadanos acudieron en medio de la lluvia a ejercer su derecho al voto en el Colegio Santa María Eufrasia ubicado al norte de Quito. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Ciudadanos acudieron en medio de la lluvia a ejercer su derecho al voto en el Colegio Santa María Eufrasia ubicado al norte de Quito. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Ciudadanos acudieron en medio de la lluvia a ejercer su derecho al voto en el Colegio Santa María Eufrasia ubicado al norte de Quito. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Refugiadas bajo sus paraguas, las personas se acercaron la tarde de este domingo 24 de marzo del 2019 a los recintos del centro norte de Quito a votar. Faltando pocos minutos para el cierre de las urnas, la lluvia complicó a quienes acudieron a sufragar pasadas las 16:00.

Gloria Gollaguazo fue una de las personas que llegó a las 16:40 hasta el Colegio Santa María Eufrasia, ubicado en la avenida Gaspar de Villaroel. Su trabajo como costurera le impidió acudir en la mañana a votar.

Gollaguazo cuenta que no tuvo inconvenientes y que el proceso fue rápido y claro. Se demoró alrededor de cinco minutos en llenar las papeletas.

Maria Paula Echeverria, coordinadora de Recinto, cuenta que no hubo incidentes en este lugar. El mayor problema, dice, es que la gente llegaba indecisa y se tomaba hasta 20 minutos votando . Esto complicó el proceso, cuenta, porque no es el promedio que esperaban. En este recinto están 12 juntas, 24 mesas y vota un promedio de 3 000 personas.

Echeverria cuenta que la mayor cantidad de personas se se acercó a votar a las 13:00. Desde las 15:00 empezó a bajar el flujo y a las 17:00 finalmente sonó la sirena anunciando el fin del proceso.

En los alrededores del colegio Eufrasia se registró gran cantidad de vehículos. Algunas personas quedaron fuera, ya que se cerraron las puertas a las 17:00, que sonó la sirena. Hasta esta hora, que se cerraron las votaciones, no se reportaron emergencias en la ciudad asociadas a la lluvia.