Los rostros de los migrantes ecuatorianos que no lle…
15 beneficios se revisan en la ley para promover nue…
841 256 personas reciben el bono de USD 50; la lista…
Informe de Contraloría sobre contratos en España sig…
Testimonio: ‘He visto personas morir mientras …
César Díaz: ‘El próximo año comenzarán a funci…
Al menos tres muertos y 50 heridos en descarrilamien…
Hombre intentaba acabar con su vida en Portoviejo

Los operativos de control se concentraron en tres parroquias de Quito

Cientos de transeúntes y vendedores se movilizaron ayer en la calle Chile (centro). Hubo pocos agentes de control. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Cientos de transeúntes y vendedores se movilizaron ayer en la calle Chile (centro). Hubo pocos agentes de control. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Cientos de transeúntes y vendedores se movilizaron ayer en la calle Chile (centro). Hubo pocos agentes de control. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Por cuarto día consecutivo se cumplieron ayer (lunes 20 de julio del 2020) los operativos de control del espacio público y verificación de medidas de bioseguridad en las parroquias de Quito más afectadas por la pandemia.

Ayer 20 de julio, miembros de las Fuerzas Armadas, Policía y agentes metropolitanos del Municipio se movilizaron desde tempranas horas a Guamaní, Cotocollao y Calderón. Esas parroquias, junto con Chillogallo, Centro Histórico, La Magdalena y Belisario Quevedo, son las siete zonas donde se registran más contagios de covid-19.

De los 10 967 casos positivos que existen en el Distrito,
4 687 se reportan en estas parroquias. Según el ECU 911, a esos sitios se suman otros 23 puntos de la ciudad donde hay problemas de aglomeraciones, ventas informales, fiestas, escándalos, libadores y violaciones del toque de queda.

En los mapas de calor se identifica a Turubamba, La Ecuatoriana, El Mirador, Chilibulo, San Juan de Calderón, La Ferroviaria, Quitumbe, El Panecillo y La Argelia como sectores conflictivos.

También a Solanda, San Juan, Cochapamba, La Libertad, Iñaquito, Mena, Tumbaco, Cumbayá, Conocoto, Kennedy, Jipijapa, San Isidro del Inca, Carapungo, Itchimbía, Carcelén y El Placer.

Al contrario de lo ocurrido el viernes y el fin de semana, ayer 20 de julio se evidenció menos congestión de personas en el norte y en el sur. En Cotocollao, 42 militares, personal de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) y Policía Nacional patrullaron desde las 06:00 la calle Lizardo Ruiz, donde diariamente hay desorden por las ventas ambulantes.

Ahí, los efectivos vigilaron que la gente utilizara mascarilla. También que se respetaran los distanciamientos y que el comercio informal no produjera aglomeraciones en las paradas de buses y aceras. Con un megáfono en su mano, un militar alertaba a la gente sobre los peligros del coronavirus.

“Por favor, guarde las distancias y utilice de forma correcta la mascarilla”, decía en voz alta mientras la gente lo escuchaba y esperaba un bus.
Cotocollao registra 494 contagios. El teniente coronel Rielo Jiménez, comandante del Batallón Rumiñahui, informó que sus compañeros colaboraron en los patrullajes en la calle Lizardo Ruiz y en la avenida De la Prensa. “Queremos que la gente haga conciencia”, dijo.

De forma simultánea, los agentes de tránsito verificaron que los buses cumplieran con el 50% de aforo en la intersección de la calle 25 de Mayo y Lizardo Ruiz. Pidieron documentos a los conductores y revisaron que los ocupantes de los carros utilizaran las mascarillas.

En las inmediaciones del parque de Cotocollao, los soldados pidieron a la gente que caminara respetando la distancia de dos metros. Si aparecía una pareja de esposos o enamorados tomados de las manos les pedían que se soltaran por prevención.

También hubo patrullajes en Nueva Aurora de Guamaní (sur). Militares y personal de la Agencia Metropolitana de Control (AMC) se encargaron de despejar los espacios públicos y evitar la presencia de comerciantes. “Estos puestos fomentan las aglomeraciones y, debido a las condiciones en las que se exponen los productos, pueden volverse focos de infección”, indicó la AMC.

Sin embargo, este Diario observó ayer (20 de junio) que en Chillogallo, La Magdalena, Centro Histórico y Belisario Quevedo no hubo presencia de la fuerza pública. En esta última parroquia, por ejemplo, donde el 70% de contagios se reporta en la zona alta de la Comuna de Santa Clara de San Millán, varias personas caminaban sin mascarilla y no respetaban la distancia. Un grupo de jóvenes compraba cerveza en una tienda.

Desde un vehículo se vendían productos como gel y alcohol y los transeúntes se amontonaban. También hubo gente que tenía la mascarilla debajo de la nariz.

En el barrio La Magdalena (sur) tampoco hubo controles; ahí existen 561 contagios. En las esquinas y semáforos se generaron aglomeraciones.
En Chillogallo (944 casos)cientos de vendedores ambulantes ocuparon ayer las aceras con toda clase de productos. En algunos tramos, los peatones debían caminar por la calzada para no tropezar con la mercadería.

El ECU 911 sigue documentando las aglomeraciones, fiestas, libadores, escándalos y violación del toque de queda. Quito continúa liderando las aglomeraciones en el país. Del 16 de marzo al 19 de julio se reportan 8 360 alertas, mientras que en Guayaquil hubo 5 757.

Juan Zapata, director del ECU 911, señaló ayer que a través del programa Distancia2 se han reportado 700 alertas de aglomeraciones desde el 25 de junio. Según el funcionario, uno de los problemas recurrentes durante este fin de semana fue la realización de fiestas. Esto ocurrió sobre todo en La Delicia, en Cotocollao.

Zapata informó que hoy el COE nacional realizará la primera evaluación de los operativos conjuntos. Y el viernes 24 se analizará la situación médica sanitaria del Distrito. “Esperemos que los índices bajen y que los números sean los que esperamos para no llegar a tomar medidas drásticas”.

Suplementos digitales