Impostores de Elon Musk estafan millones de dólares …
Inquietud en Japón por el repunte récord de contagio…
Australia seguirá confinando por el covid aunque vac…
Un año de cárcel para un hombre rumano que escapó de…
Videos del movimiento causado por el fuerte terremot…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 29 de julio del 2021
170 causas recayeron en 9 jueces; sorteos son indagados
Obras apuntan a seguridad y a dar más relevancia a l…

El Gobierno de Guillermo Lasso analiza temas para una consulta popular

El presidente Guillermo Lasso y la ministra Alexandra Vela, durante la ratificación del mando Policial, el jueves. Foto: Cortesía

El Gobierno baraja algunas posibilidades en su relación con la Asamblea Nacional, con la intención de allanar el plan de trabajo del presidente Guillermo Lasso.

El primero, llegar a consensos mínimos con una agenda para mitigar la crisis. Pero si en el Parlamento no se abren los caminos, la opción es “consultar al soberano”.

El propio Primer Mandatario anunció la semana anterior que una de las tareas de la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, será afianzar una nueva relación con sus “aliados” en la Asamblea Nacional.

La titular de esa Cartera de Estado, en entrevista con Radio Quito, reiteró ayer (19 de julio del 2021) que están abiertos al diálogo con todas las bancadas para buscar soluciones a los problemas de Ecuador. Sobre la mesa -dijo-expondrán que el Ejecutivo “representa la voluntad del pueblo respecto a la aprobación de un plan de gobierno, votado en las urnas”.

Vela reconoció que si no se alcanzan consensos el Gobierno deberá “recurrir al soberano para que dirima los puntos de discrepancia en los que no se lograron acuerdos”.

Se trata del primer pronunciamiento de Carondelet sobre una eventual consulta popular, desde que Guillermo Lasso está en funciones.

Vela confirmó que el Ejecutivo está analizando los temas que deberían ser sometidos a consulta, pero aún no hay definiciones. “No ha dicho (Lasso) voy a plantear la eliminación del Consejo de Participación Ciudadana (Cpccs) en una posible consulta. En campaña sí. Pero en el Gobierno se está analizando cuáles son temas prioritarios que requieren pronunciamiento del pueblo”.

El constitucionalista Ismael Quintana recordó que la Constitución faculta al Presidente a convocar a consulta sobre los asuntos que estime convenientes. Aclaró que para ello necesita el dictamen de la Corte Constitucional (CC).

Además, recordó que el Código de la Democracia, en su artículo 195, faculta al Mandatario a proponer la realización de una consulta popular sobre un proyecto de ley que haya sido negado por la Asamblea.

El Gobierno aún debe remitir al Parlamento proyectos de ley considerados clave, como la reforma laboral y tributaria.

El asambleísta Fernando Villavicencio (Ind.) ventiló tres temas que se analizarían para una eventual consulta: minería metálica en fuentes de agua, transformación de la Asamblea en un órgano bicameral y eliminación del Cpccs.

Las dos últimas temáticas constan en el proyecto de reforma parcial a la constitución que impulsó el Comité por la Institucionalización Democrática, con 300 000 firmas.

Pablo Dávila, vocero de esa instancia, mencionó ayer que la CC dictaminó que la vía para transformar la Asamblea y eliminar al Cpccs es una reforma parcial a la Constitución.

Por eso, pide que la Corte se pronuncie ante la solicitud de cumplimiento de dictamen que ingresó, pues cree que la anterior Legislatura incumplió el trámite del proyecto.

Si la Corte emite una respuesta favorable el Comité pondrá a disposición del Presidente su proyecto para llegar a las urnas en el menor tiempo posible. “Esta propuesta va a permitir ahorrar recursos”.

Sin embargo, el constitucionalista André Benavides cree que la intención de Dávila no tiene asidero. Asegura que la Asamblea no está obligada a aprobar los proyectos de reforma parcial a la Constitución.

“En este caso, no existieron los votos. Esa propuesta fue negada, no hay vicio de procedimiento”, dice el experto.
Quintana cree que el único punto que se podría “rescatar” es el referente al de la bicameralidad de la Asamblea, que no fue tratado en los debates.

La Ministra Vela reveló que la definición de los temas de consulta “no será muy tarde, sino en el momento oportuno”, y que cuando los asuntos hayan sido consensuados “el Presidente se dirigirá a los ecuatorianos”.

Movimientos sociales

La ministra Vela anticipó que la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Coanie) y su brazo político, Pachakutik, formarán parte de los diálogos y serán partícipes de las decisiones que se adopten.

Reconoció que el movimiento indígena tiene una representación considerable en el Parlamento, además de tener a una presidenta de sus filas: Guadalupe Llori. Esto obliga al Gobierno a “considerar este nuevo escenario y los límites de sus planteamientos”.

En cuanto a los diálogos con los transportistas sobre la focalización del subsidio a los combustibles, dijo que aún no hay una propuesta definitiva, pero cree que existe el interés “para llegar a un acuerdo”.

Las últimas consultas

En el 2018 el expresidente Lenín Moreno convocó a un referendo y consulta popular con siete preguntas. Entre ellas, sobre la reelección indefinida y la reestructuración del Consejo de Participación Ciudadana, que dio paso a la etapa de transición.

En febrero del 2017, el expresidente Rafael Correa convocó a una consulta popular sobre la prohibición de tener capitales en paraísos fiscales para funcionarios de elección popular.

En mayo del 2011 Rafael Correa también convocó a un referendo y consulta popular sobre temas del sistema judicial, medio ambiente, banca y medios de comunicación.