El proceso electoral se enfocará más en figuras fuertes y no en tendencias políticas

La carrera por la Presidencia, después de la muerte cruzada, ya arroja varios nombres incluso sin un partido o movimiento. Foto: Patricio Terán/ El Comercio.

Las elecciones para definir el gobierno de transición tras la muerte cruzada se harán en tiempo récord. El Consejo Nacional Electoral (CNE) tiene solamente 90 días para este proceso. Y, hasta el momento, ya existen más candidatos a la Presidencia que propuestas por tendencias políticas.  

Una cosa está clara: los tiempos son ajustados. Tras la convocatoria a elecciones, las organizaciones políticas tendrán, al menos, siete días para definir candidaturas en sus primarias. Según Diana Atamaint, presidenta del CNE, esto podría ser entre el 25 y el 31 de mayo próximos. 

Para la politóloga Arianna Tanca, esta será una elección que pondrá énfasis en las figuras más que en las tendencias u organizaciones políticas. Dos elementos abonan a aquello. El primero es el corto tiempo. Requerirán de figuras fuertes. 

El segundo es que esa figura arrastre el voto para los asambleístas porque esta vez se votará por listas cerradas y no entre listas.  

Sin embargo, hay dos precedentes que marcarán estos comicios: los resultados de las seccionales de febrero pasado y el papel que jugó cada movimiento o partido en el juicio político en contra del presidente Guillermo Lasso.  

Por eso, el analista político Pedro Donoso dice que habrá dos características en este proceso. El primero es que los movimientos con mejor estructura y resultados obtenidos en febrero podrán enfrentarlo de mejor manera. 

Otra característica es que aparecerán el  tradicional populismo y demagogia electoral. Es decir, se observarán figuras que recurrirán a eso para encontrar auspicios de algún movimiento o partido.   

En ese escenario hay cuatro tendencias que pueden jugar algún papel determinante en los comicios.  

La situación del correísmo 

La Revolución Ciudadana, con sus resultados en las prefecturas y alcaldías, arranca con cierta ventaja. Además, fue uno de los principales promotores de la interpelación a Lasso. Fueron los únicos que se mostraron a favor de la muerte cruzada y las elecciones anticipadas. 

Hasta el momento no hay un candidato claro. Andrés Arauz, quien disputó la Presidencia frente a Lasso, reapareció en el debate nacional. No ha descartado esa posibilidad.  

Otra opción no descartada es la del excompañero de fórmula de Arauz, Carlos Rabascall. El 19 de mayo desmintió una publicación que lo ponía a él en binomio con el líder de la Conaie, Leonidas Iza. Aseguró que no era verdad pero que en los próximos días se conocerán las candidaturas.    

El actual alcalde de Quito, Pabel Muñoz, ha descartado que será candidato del correísmo. El día de su posesión, 14 de mayo (antes del Decreto de muerte cruzada) dijo que se concentrará en la capital.  

La derecha y el PSC 

El Partido Social Cristiano (PSC) impulsó junto al correísmo el juicio político. Sin embargo, llega golpeado a esta contienda. En las seccionales perdió Guayaquil y la Prefectura de Guayas tras décadas de hegemonía. Además, antes de la disolución de la Asamblea, perdió legisladores. 

Ahora, esa tienda política se apresta a apoyar la candidatura presidencial del empresario y experto en Seguridad, Jan Topic.  

El domingo pasado, en un video difundido en redes sociales, confirmaba su intención de ser candidato. Esteban Torres, exjefe del bloque de PSC, escribió en Twitter que Topic era “el presidente que necesita el Ecuador”. 

En la derecha también se ubica el oficialista Creo. Lasso ya ha descartado. la reelección y ha dicho que apoyará un cuadro de su movimiento. Sin embargo, la popularidad del Primer Mandatario es un peso en contra para esa organización.  

El escenario de Pachakutik 

Pachakutik no solo vivió fracturas en su bloque legislativo sino también una disputa con su organización base, la Conaie. Actualmente hay un proceso en curso en el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) sobre las elecciones que se efectuaron para la coordinación nacional

Figuras como el mismo exlegislador Salvador Quishpe intentan ya posicionarse como alternativa. El 17 de mayo escribió en Twitter que PK deber liderar un acuerdo nacional junto a sectores sociales, productivos, empresariales, ambientalistas, etc.  

Pero, una figura fuerte en PK también es el presidente de la Conaie, Leonidas Iza. Aún no se ha confirmado o descartado que sea su intención buscar la Presidencia. 

Aunque ya no es parte de PK, tras la muerte cruzada reapareció el excandidato presidencial, Yaku Pérez. Tras los comicios del 2021, formó su movimiento denominado Agua y recientemente se alió con Democracia Sí de Gustavo Larrea. Ha hecho una invitación a una minga nacional para construir “la tercera vía”. 

Los candidatos aún sin auspicio 

Uno de los primeros en anunciar su intención de ser candidato fue el exasambleísta Fernando Villavicencio. Ayer, en entrevista con Teleamazonas dijo que esa opción está en firme. Pero se mostró a favor de desistir si hay otro aspirante con mayores opciones

Por la Izquierda Democrática (ID) ha sonado el nombre del exlegislador Dalton Bacigalupo. Mientras que el exvicepresidente Otto Sonnenholzner tampoco ha descartado la opción de ser candidato. Ayer, el partido Avanza publicó un comunicado en el que informaba que ha decido invitar al exvicepresidente para ser su candidato. 

El abogado guayaquileño Pedro Granja es otro perfil que aparece en el tablero político. Durante el fin de semana, él junto al exalcalde de Quito, Jorge Yunda, aparecieron en un video en la red social Instagram en el que hablan de unidad, aunque de una manera informal.

Notas Relacionadas:


Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News


 

 

 

El abogado guayaquileño Pedro Granja es otro perfil que aparece en el tablero político. Durante el fin de semana, él junto al exalcalde de Quito, Jorge Yunda, aparecieron en un video en la red social Instagram en el que hablan de unidad, aunque de una manera informal.