16 de August de 2011 00:02

El Congreso extiende su aparato administrativo en las provincias

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Diecisiete casas legislativas funcionan en Azuay, Galápagos, Cotopaxi, El Oro, Cañar, Loja, Chimborazo, Imbabura, Tungurahua, Los Ríos, Napo y Galápagos...

El presidente de la Asamblea, Fernando Cordero, aseguró que esperan instalar casas legislativas al menos en las capitales de las 24 provincias del país.

El objetivo, según las autoridades del Legislativo, es acortar las distancias entre la Asamblea y los ciudadanos. Para ello se han instalado en estas sedes sistemas de videoconferencia y personal, que permiten seguir las sesiones del Pleno, participar de las reuniones de las comisiones, solicitar informes sobre proyectos de ley, etc.

El mes pasado, la Comisión de Gobiernos Autónomos se contactó desde Quito con el titular de la Asamblea, quien se encontraba en Cuenca, acompañado de alcaldes y prefectos de varias provincias. A través de ese sistema hicieron puntualizaciones al proyecto de Ley de Desarrollo Fronterizo, entre otros temas.

Otro de los objetivos es que los asambleístas provinciales reciban a los ciudadanos. Carlos Velasco (Alianza País) conversó con los comerciantes de combustibles de Tulcán, que exigen libertad para trabajar. Aunque falta difusión sobre la existencia de estas sedes, según las personas consultadas en cuatro provincias.

Falta difusión en Santo Domingo

En Santo Domingo de los Tsáchilas, la casa legislativa tiene menos de tres meses de funcionamiento. Se inauguró el 30 de marzo de este año.

Es un espacio de unos 180 m². Funciona en el campamento del Gobierno Provincial. Tiene una sala de sesiones para más de 100 personas. Además, en el inmueble adjunto se encuentra una oficina donde labora una secretaria. Allí se ubican tres escritorios para los tres asambleístas de la provincia: Mery Verduga, Fernando Vélez y Carlos Samaniego.

En el lugar se alberga a gremios de la provincia y a ciudadanos que patrocinan una ley, según Líder Olaya, asesor de Verduga.

"Se trata de acercar a la ciudadanía el poder. Hacer más cercanos los espacios donde se debaten las leyes", dice Olaya, quien sostiene que ya han debatido sobre el Plan Tierra y la inseguridad.

Pese a esto, la ciudadanía no parece estar al tanto de la existencia de la casa legislativa. "No he sabido que exista esa institución. Tampoco mis compañeros", refirió Enrique Vera, taxista.

Nelson Aguilar tampoco sabe del funcionamiento de este estamento. "No me he enterado que haya algo así. No sé para qué funciona", asegura.

Otra de las funciones de las casas legislativas es enlazarse e interactuar con las comisiones de la Asamblea.

No despachan desde Ambato

En Ambato, la casa legislativa funciona en el local de la antigua Escuela de Niñas Eugenia Mera. La construcción de dos plantas está situada en las calles Rocafuerte y Martínez, a pocos metros de la iglesia Medalla Milagrosa, en el casco central.

El inmueble fue facilitado por el Municipio local. Su apertura se realizó en mayo pasado.

La oficina miden 4 metros de ancho por 8 metros. El mobiliario lo componen cuatro escritorios destinados a igual número de asambleístas. Además hay un buró con pequeñas banderas de Tungurahua y Ecuador. En esa dependencia labora Cristina Iza, auxiliar de oficina. Ella se encarga se recibir al público y canalizar las audiencias y entrevistas con los asambleístas.

Cuando se requiere atender hasta 90 personas hay un teatro adjunto. Sin embargo, la casa legislativa no es muy conocida en la ciudad. No hay un rótulo en la puerta de ingreso por la calle Rocafuerte. Tampoco un letrero que indique el horario de atención que es de 08:30 a 16:30.

Gabriel Santana, un joven profesional, no sabe que en Ambato había una oficina de los asambleístas. Ellos aún no despachan desde estos espacios y se prepara una campaña de difusión de esta dependencia. Para quienes desean comunicarse con los asambleístas tungurahuenses pueden llamar al teléfono 032 991173

En  Imbabura y en Carchi

La casa legislativa de Imbabura fue acondicionada en un espacio que servía de bodega de la Prefectura. El lugar fue cedido luego de un acuerdo entre la Asamblea y el prefecto Diego García, del movimiento A. País.

En la puerta de ingreso constan los nombres de los asambleístas nacionales Pedro de la Cruz y Silvia Salgado y de los provinciales Marisol Peñafiel, Celso Maldonado, Ramiro Terán.

A este espacio, inaugurado el 15 de junio, se ingresa por el parqueadero del edificio, en la calle Oviedo. "La ubicación no es favorable para la casa legislativa", reconoce Edwin Robles, responsable de la oficina. El local, de 40 metros cuadrados fue acondicionado por empleados de la Asamblea. En el salón interior hay tres escritorios de madera para los asambleístas provinciales.

Desde el 11 de julio está previsto la difusión de información del órgano legislativo vía correo electrónico a 2 000 imbabureños.

En tanto, en Carchi, el Municipio de Tulcán, cuyo alcalde Julio Robles milita en el Partido Conservador, paga el alquiler de dos pisos en un edificio particular para la instalación de la Casa Legislativa. Fue inaugurada el 29 de junio. En las dos plantas hay un espacio para los tres asambleístas carchenses: Carlos Velasco (A. País), Edwin Vaca (A. Libertad) y Leandro Cadena (ex ID).

En un museo en Cuenca...

Desde febrero del 2010, es decir desde hace un año y medio, funciona en la capital azuaya la casa legislativa.

Esta dependencia descentralizada de la Asamblea Nacional está ubicada en la segunda planta del Museo de la Quinta Bolívar, al sur de la urbe.

Sandra Ordóñez es la única persona que labora en esta dependencia, que funciona en dos oficinas amplias de este museo.

Los asambleístas azuayos tienen reuniones cada 15 días en la casa legislativa. Allí también atienden a los ciudadanos una o dos veces por semana.

El presidente de la Asamblea, Fernando Cordero, ofrece las ruedas de prensa en esa oficina cuando se encuentra en la capital azuaya, para informar sobre los temas coyunturales.

Ordóñez asegura que hay una importante afluencia de los ciudadanos, "que acuden hasta los sábados". Ellos solicitan audiencias con los asambleístas, con quienes tratan temas diversos como reclamos de obras, denuncias entre otros.

Los visitantes también piden información sobre las leyes aprobadas y sugieren proyectos de Ley. Y acceden a internet gratis.

A inicios de este año, en el lugar se expusieron todos los trabajos que participaron en el Concurso Nacional de Anteproyectos del Complejo Legislativo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)