Militares están más presentes en 23 urbes de la Cost…
El Imbabura inspiró a dos ambientalistas a cuidarlo
Subsidio al Trole y Ecovía se mantendrá pese al alza
César Córdova, exsecretario del Cpccs, fue designado…
Del otro lado del parabrisas sienten crisis y exclusión
Mujer fue sentenciada a 7 años de prisión por estafa…
Maduro retó a los presidentes de Uruguay y Paraguay …
Conaie pide diálogo con Lasso el 1 de octubre y amen…

Colectivo pro derechos en Guayaquil se declaró la resistencia tras negativa de la despenalización del aborto por violación

El colectivo que pide la despenalización del aborto por violación inició una marcha desde el parque Centenario, recorrió la calle Pedro Carbo para finalizar en la plaza de La Merced, frente a la iglesia del mismo nombre, en Guayaquil. Foto: EL COMERCIO

El colectivo que pide la despenalización del aborto por violación inició una marcha desde el parque Centenario, recorrió la calle Pedro Carbo para finalizar en la plaza de La Merced, frente a la iglesia del mismo nombre, en Guayaquil. Foto: EL COMERCIO

El colectivo que pide la despenalización del aborto por violación inició una marcha desde el parque Centenario, recorrió la calle Pedro Carbo para finalizar en la plaza de La Merced, frente a la iglesia del mismo nombre, en Guayaquil. Foto: EL COMERCIO

Un grupo de hombres y mujeres, miembros del colectivo pro derechos, se concentró la noche de este martes 17 de septiembre del 2019, frente a la Iglesia La Merced en el centro de Guayaquil.

El plantón se dio en medio del debate de las reformas al Código Integral Penal (COIP) en donde se incluía la despenalización del aborto para víctimas de violación. Pero el Legislativo negó con 65 votos la reforma.
Cuando escucharon la decisión, algunas personas gritaron “traidores” y se declararon en resistencia ante la negativa de permitir el aborto en casos de violación, incesto, estupro o inseminación no consentida.

El colectivo inició una marcha desde el parque Centenario, recorrió la calle Pedro Carbo para finalizar en la plaza de La Merced, frente a la iglesia del mismo nombre.

Las activistas con pañuelos verdes, tambores y carteles expresaban su postura a favor de esta reforma. “Son niñas no madres”, “Las mujeres deciden y el Estado garantiza”, fueron varios de los mensajes.

Soledad Angus Fere marchó en compañía de su hija de dos años. La madre de familia sostiene que es importante que una mujer pueda decidir sobre su cuerpo cuando son abusadas sexualmente.

En la concentración, unas 15 mujeres usaron gorros blancos y capas rojas similares a las protagonistas de la serie de Netflix ‘The Handmaid’s tale’, programa que visibiliza a mujeres obligadas a la esclavitud sexual.

Los feligreses, que se encontraban en la Iglesia, al escuchar la manifestación del colectivo cerraron una de las puertas del centro religioso en señal de rechazo.

Suplementos digitales