Feriado del 24 de mayo generó un gasto turístico de …
Se localizan 200 cadáveres entre los escombros de un…
Pabón inaugura mural que costó USD 480 000 a Pichincha
Robo de vehículo terminó en persecución y balacera
Instituciones recibieron reconocimientos en sesión s…
Conductor graba grandes rocas que bloquean vía Alóag…
Personas esperaron desfile del Bicentenario que se suspendió
Bolivia dicta alerta epidemiológica por viruela del mono

Caso Balda: Pablo Romero buscará anular el proceso en audiencia de apelación

Fotografía de la audiencia de juzgamiento de Pablo Romero. Foto: Archivo El Comercio / Daniel Molineros

El abogado de Pablo Romero Quezada, exsecretario Nacional de Inteligencia (Senain), insistirá en que se declare el estado de inocencia de su defendido. Esto ocurrirá en la audiencia de recurso de apelación, convocada para este martes 4 de enero del 2022, a las 09:00, en la Corte Nacional de Justicia en Quito.

Romero Quezada fue extraditado desde España y a partir de febrero del 2020 se encuentra detenido en el Centro de Privación Provisional de Libertad El Inca, en Quito. Cumple una pena de nueve años tras ser sentenciado como autor mediato del delito de plagio al activista político Fernando Balda, sucedido el 2012 en Colombia.

Juan Carlos Perea C., abogado de Romero, buscará defender la tesis del estado de inocencia de Romero con base en dos líneas argumentativas de forma y de fondo, respectivamente.

Sustentará que los hechos ocurridos en Colombia ya prescribieron porque los cargos contra Romero se formularon en 2018. “Si los hechos ocurrieron en el 2012 se tenía que formular cargos en el 2017. Esto no sucedió y el caso está prescrito. El Estado no tendría la oportunidad de juzgarlo”.

A criterio del abogado, el tribunal que dictó la sentencia confundió el término “malos tratos” con “maltrato”. “El tribunal debía demostrar unos tratos de que conllevan casi a tortura. Malos tratos serían tratos crueles, inhumanos y degradantes. Esos tratos no existieron en los hechos de Colombia. Y si no se probaron, la acción para investigar tenía que estar prescrita en cinco años. Al ser procesado después, el caso nació prescrito”, señala.

Sin embargo, Balda recuerda que la sentencia contra Romero fue por sentencia agravada. “Cuando me secuestraron, la Fiscalía de Colombia me sometió a un examen médico legal. El resultado consta en el expediente de Ecuador”, aseguró. El certificado evidencia que hubo golpes al resistirse al secuestro, eso sirvió para que la Fiscalía y la CNJ determinen la sentencia, por lo que considera que en la audiencia se ratificará la culpabilidad de Romero.

La segunda línea argumentativa de Perea versa sobre la responsabilidad de Romero. Según la defensa, no hay pruebas que aten a Romero a los hechos sucedidos en Colombia.

Si en la audiencia el tribunal acepta la prescripción se anularía todo el proceso y con la segunda línea argumentativa solo se ratificaría el estado de inocencia de Romero, indica Perea. Espera que ocurra lo primero.

Perea comparecerá a la audiencia de forma presencial y solicitará lo mismo para Romero. Mientras que Balda lo hará de forma telemática.

En el caso Balda, el expresidente Rafael Correa también fue llamado a juicio, pero el delito de plagio no puede ser juzgado en ausencia. Balda planifica acudir a las oficinas de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) para exponer el caso y pedir la captura de Correa.