Participación Ciudadana plantea al CNE reformar el s…
Se habilita la liberación de vehículos retenidos por…
La violencia escala en el cerro Las Cabras
En 21 provincias se detectaron zonas donde existe mi…
Iza, tras dos tropiezos, reúne a la Conaie para defi…
Tonga confirma un primer fallecido tras la erupción …
Liquidación o nuevos contratos piden extrabajadores …
Lasso designa representantes para siete embajadas

Asambleístas de UNES y Pachakukit rechazan destitución de Recalde

El pedido de destitución al asambleísta Eckenner Recalde (exID) llegó a debate en el Pleno este martes 30 de noviembre de 2021. Foto: Flickr / Asamblea Nacional del Ecuador

El pedido de destitución al asambleísta Eckenner Recalde (exID) llegó a debate en el Pleno este martes 30 de noviembre de 2021. Sin embargo, desde las bancadas del correísmo (Unes) y Pachakutik, hubo legisladores que se desmarcaron del informe del Comité de Ética.

El hemiciclo estuvo semivacío, pues la mayoría de asambleístas participó de la sesión por videoconferencia, después de que el jefe de bloque del oficialismo, Juan Fernando Flores, informara que se contagió del covid-19 hace dos días.

Recalde llevó un discurso escrito, del que no quitó su mirada, para defenderse de las acusaciones formuladas por su excoidearia de la Izquierda Democrática (ID), Johanna Moreira, a quien increpó de no tener pruebas para tacharlo de “diezmero”.

“Los hechos denunciados son conversaciones y estas conversaciones han sido grabadas con fines ruines. Son ideas que nunca llegaron a concretarse”, adujo al desmarcarse de las versiones de excolaboradores.

Moreira comparó este caso con lo sucedido con las exlegisladoras Bella Jiménez (exID), y Norma Vallejo (exAP), quienes enfrentan procesos judiciales por supuesta concusión después de haber sido destituidas del Parlamento.

La asambleísta presentó unos audios al Pleno para sustentar sus acusaciones de que Recalde requería contribuciones a sus asesores, al tiempo de rechazar los argumentos del legislador de que las grabaciones no fueron autorizadas y que tampoco existen comprobantes de que recibió pagos.

“Es triste ver como los diezmeros pretenden perfeccionar estas tácticas de explotación”, insistió Moreira. Ella regresaba a ver a Recalde, aunque él prefería revisar unos papales y hasta se daba tiempo para dialogar con Ricardo Vanegas, de Pachakutik.

La legisladora llegó con una camiseta blanca donde se leía: “La Asamblea vota sí para destituir asambleístas diezmeros”, junto a un círculo rojo atravesado por una línea transversal, en donde se veía el rostro de Recalde.

En su intervención, aseguró que el legislador requería contribuciones a través de una cuñada que trabajaba en la oficina de otra asambleísta.

El debate se abrió después de que Moreira y Recalde presentaron sus pruebas de cargo y de descargo. Entre los primeros en intervenir estuvieron los asambleístas José Chimbo y Ricardo Vanegas, de Pachakutik, la correísta Luisa González, la socialcristiana Marjorie Chávez, y Diego Ordóñez y Nathalie Arias, de Creo.

El debate permitió evidenciar una división de criterios en Pachakutik, pues mientras Vanegas habló de una “vulneración en el proceso” contra Recalde y cuestionó que se incluyeran textos en los audios que Moreira presentó al Pleno, Chimbo aseguró que en la investigación se respetó el debido proceso.

“¿Queremos recuperar la imagen de la institución de la Asamblea o queremos reclutar actos de corrupción y diezmeros?”, increpó Chimbo, quien preside el Comité de Ética de la Asamblea. “Hubo prueba contundente de que recibió diezmos”, remarcó.

Luisa González, representante del correísmo en dicho Comité, recibió aplausos y abrazos de un puñado de coidearios después de que intervino en el hemiciclo y defendió los motivos que tuvo para abstenerse de aprobar el informe.

Sostuvo que las pruebas “no han sido suficientes” para demostrar la culpabilidad de Recalde. “No podemos minimizar el principio de inocencia”, manifestó, al tiempo de cuestionar que en el proceso se diera “más credibilidad a la parte denunciante”.

Afirmó que no hubo prueba documental, que ella pidió que no sea calificada como prueba un cheque en blanco que se pretendía atribuir a un pago al legislador, y señaló que el Parlamento no puede actuar “por presión política y mediática”.

Al cierre de esta nota, la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, declaró en receso la sesión cuando llegó la hora del almuerzo. El jefe de bloque del PSC, Esteban Torres, señaló que su bancada apoyará la destitución de Recalde, aunque puso en duda que existan los 92 votos que se requieren para esta resolución.

Suplementos digitales