Estas son las infracciones de tránsito más recurrent…
Contraloría examina a ministro de Energía Fernando S…
Autoridades registran repunte de casos positivos de …
Fiscalía acusará a 14 militares de sabotear radar de…
Manifestaciones contra Dina Boluarte se realizan en Perú
Estos son los cinco puntos en Quito que se iluminará…
Universidad Católica inauguró oficinas de EducationU…
Tres personas intentaron robar un local de electrodo…

Petro inicia tratos con disidentes de las FARC

Una de las principales propuestas del nuevo Jefe de Estado colombiano es la “paz total”, una aspiración de todos los ciudadanos. Foto: Archivo / EFE.

Una delegación del Gobierno colombiano y otra del “estado mayor central” de disidencias de las antiguas FARC tuvieron una “reu­nión exploratoria” en el departamento sureño de Caquetá. Para “valorar la posibilidad de iniciar diálogos en el marco de la paz total”, lo que incluiría un cese el fuego bilateral.

“Comienza un diálogo”. Dijo el presidente colombiano, Gustavo Petro, en Twitter, donde compartió una foto en la que se ve a disidentes vestidos de camuflaje, dialogando con el alto comisionado para la Paz, Danilo Rueda. Y el número dos de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, Raúl Rosende.

Rueda, Rosende, cuatro disidentes y un delegado del Gobierno de Noruega firmaron un comunicado conjunto. Aquí las partes aseguraron que expresan la “disposición y necesidad de que estos diálogos estén ambientados por un cese el fuego bilateral. Cuya ejecución deberá ser verificada”.

Los guerrilleros disidentes que se reunieron con el Gobierno se identificaron con los alias de ‘Calarcá Córdoba’, ‘Alonso 45’, ‘Ermes Tovar’ y ‘Érika Castro’.

Posición oficial

El comisionado Rueda explicó a los disidentes el concepto de “paz total”. Una ambiciosa apuesta del Gobierno de Petro. Para llevar a la mesa de negociación a los grupos al margen de la ley que todavía operan en el país. La idea es lograr con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) un acuerdo de paz. Como el que se alcanzó en su momento con las FARC.

Así, llegar a un arreglo jurídico o de sometimiento a la justicia con las bandas criminales y disidencias. “Un asunto central es la respuesta del Gobierno en la paz total a las demandas ciudadanas sustanciales vinculantes y los derechos que deben ser garantizados para transitar al Estado Social y Ambiental de Derecho”, agregó el comu­nicado conjunto.

Propuesta guerrillera

Por su parte, el estado mayor central de las disidencias aseguró que para esos grupos la paz total “significa la erradicación de las causas generadoras del conflicto social y armado” y pidieron que el primer paso sea la declaratoria, “lo antes posible”, de un “cese al fuego bilateral acordado por las partes, evitando así más dolor en la familia colombiana”.

Ante todo esto, “las partes acordaron firmar un protocolo confidencial para garantizar una reu­nión de los mandos” del estado mayor central de las disidencias de las FARC.

Críticas a la reunión

El exsenador Carlos Fernando Galán, uno de los líderes del partido Nuevo Liberalismo, criticó la reunión y dijo que el Gobierno no les puede “dar un estatus político” a los disidentes. Del mismo modo, Alejandro Éder, consejero presidencial en el Gobierno de Juan Manuel Santos, dijo que el sometimiento a la justicia es el camino de quienes reinciden en la violencia.