Edad no impide aprender nuevos talentos
Con registro, usuarios lograron comprar gas doméstic…
La Asamblea de los Pueblos se realizó en Casa de la Cultura
La Conaie busca un diálogo con resultados
Policía dispersó a manifestantes del Parque El Arbolito
Alcalde Guarderas: 6 000 trabajadores operan para ga…
¿La Policía ha usado perdigones durante las protestas?
CIDH ve con preocupación agudización de tensiones so…

Palermo hizo el milagro en el Monumental

Buenos Aires.  AFP y DPA

‘Pensé que estábamos liquidados, pero me olvidé de que existía ‘San Palermo”, dijo Diego Maradona tras el apretado triunfo de Argentina sobre Perú. El técnico, que celebró la anotación lanzándose a la mojada cancha como si se tratase de una piscina, continuó elogiando al goleador:  “Palermo hace milagros. Él entra y ‘tac’, te hace sonreír, en la más difícil”.

Argentina celebra su asunción al cuarto lugar de las eliminatorias con un triunfo apretado y discutido, por una  clara posición adelantada de Palermo en su tanto (conseguido en el segundo minuto adicional del juego).

La figura
 Martín Palermo 
logró un gol decisivo
El delantero de Boca Juniors sigue vigente, pese a sus 35 años. Ingresó a la cancha cuando el partido estaba complicado y en el último minuto anotó el tanto de la victoria. Es idolatrado en Argentina.El miércoles, en el   estadio Centenario y ante un Uruguay que también se juega todo, a Argentina le bastará un empate -a menos que Ecuador golee por cinco goles a Chile en Santiago- para asegurar su pase a Sudáfrica.

Si pierde tendrá que ir al repechaje o hasta podría quedar afuera, dependiendo de lo que haga la Tricolor ante la ya clasificada selección araucana.

Ante los peruanos, Argentina volvió a ser un equipo sin ideas, previsible y con pocos argumentos, fruto del poco trabajo de su entrenador. Sin embargo, la figura descollante del compromiso fue Martín Palermo.

Todo un país lo adoró en la noche del sábado cuando logró el gol sobre el silbato final que le dio a la Argentina la posibilidad de seguir soñando con la clasificación al Mundial de Sudáfrica 2010 al vencer por 2-1 a Perú en Buenos Aires, a falta de una sola fecha de eliminatorias.

Hasta hace poco, solo lo veneraba la denominada ‘mitad más uno del país’, los fanáticos de Boca Juniors. Pero a los 35 años se ganó un lugar especial en la selección argentina de fútbol dirigida por Maradona.

Hizo más de 200 goles con la camiseta de Boca Juniors y el fin de semana pasado convirtió desde una distancia de casi 40 metros el “mejor gol de cabeza”, según lo catalogaron los fanáticos.

Gestor además de los dos goles en el amistoso de Argentina ante Ghana, Palermo logró brillar esta noche con luz propia en un deslucido combinado argentino.

La contrafigura
 Diego Maradona no
encuentra la brújula
 El ‘Pelusa’  debe agradecerle a Palermo la alegría de la victoria. Pese a ello, su equipo sigue  sin mostrar una idea clara de juego y termina los partidos a los sustos. Su continuidad como técnico está en duda.Se convirtió en el héroe en el trabajoso camino plagado de espinas que está recorriendo la Argentina hacia la clasificación a Sudáfrica y pasó de ser ‘El Loco’, a elevarse a la categoría de ‘San Palermo’.  “Era muy difícil pensar que se podía llegar a dar en ese momento. Es el destino, es el de arriba que aparece cuando más lo necesito y me da fuerzas. Gracias a Dios se dio”, relató un emocionado Palermo.

Argentina anotó a través de Gonzalo Higuaín y Palermo, pero su imagen aún no se compadece con lo rico de su historia. Ayer el volante peruano Roberto Palacios aseguró a medios peruanos que    miembros del equipo argentino como Javier  Mascherano pidieron en el campo que el equipo inca no ofreciera más resistencia y les permitiera ganar el partido.

“Mascherano me decía que su situación era complicada y que bajemos los brazos. Me pedía que se acabara el partido. Lo único que le dije es que me encantaría dejarlos ganar, pero que no podíamos regalar nada porque habíamos hecho una mala eliminatoria”, dijo el ex jugador de Liga.

Los medios peruanos también rechazaron la actuación del árbitro boliviano René Ortubé. Aseguraron que fueron perjudicados en el segundo gol argentino.

Suplementos digitales