Comunidades indígenas de la Amazonía piden reparació…
Colectivos realizaron plantón en Puyo contra femicidio
Mujer embarazada resulta herida en volcamiento de au…
‘Quito es paz’: Lasso en plantón en la P…
Malecón de Guayaquil recupera visitantes a pesar de …
Superintendencia autoriza a La Universal compra de f…
Afiliaciones de trabajadores domésticos son las que …
Comisión que investiga ‘Pandora Papers’ …

ONU pidió a Ecuador medidas para frenar la violencia y discriminación contra las mujeres

Ginebra, AFP

El Comité de Derechos Humanos de la ONU pide a Ecuador que tome medidas contra la violencia que sufren las mujeres, según una resolución adoptada este viernes en Ginebra.

Ecuador “debe proceder a la investigación y castigo de los agresores (…) permitir un acceso efectivo a la justicia de las víctimas de violencia de género (…) otorgar(les) protección policial, así como la creación de albergues donde puedan vivir dignamente”, indica la resolución.

Integrado por 18 expertos independientes, este Comité vigila el cumplimiento del Pacto de Derechos Civiles y Políticos de la ONU, y su reacción ante la situación de Ecuador se debió a “la gran incidencia de casos de violencia contra mujeres y niñas, así como el alto índice de abusos y acosos sexuales contra niñas en las escuelas”.

En el mismo sentido pidió a Ecuador que “redoble esfuerzos para proporcionar un ambiente educativo libre de discriminación y violencia a través de campañas de sensibilización y la capacitación de los funcionarios y estudiantes, especialmente de los oficiales de policía”.

Ecuador tiene que “combatir la discriminación contra las mujeres en el mundo laboral” a fin de garantizar en la práctica la igualdad de oportunidades en la obtención de cargos directivos y en la remuneración por el mismo empleo, subrayó el Comité.

Instó también a “erradicar el analfabetismo” y a prohibir “todo castigo corporal a niños en el hogar”.

Por otra parte, el Comité se manifestó preocupado por “el hecho de que las mujeres transexuales hayan sido internadas en clínicas privadas o centros de rehabilitación para ser sometidas a los denominados tratamientos de reorientación sexual”, sometiéndolas a “encierros y torturas”, lo que habría ocurrido en junio de 2009 “en la ciudad de Portoviejo”.

Ante estos hechos, el Comité reclamó “investigaciones” y “medidas correctivas”.

Suplementos digitales