El volcán de La Palma sigue en erupción mientras la …
La hospitalidad sedujo a extranjeros para vivir en Canoa
Clientes de Uber siguen pagando IVA de la factura to…
La cuenta de viáticos en la Asamblea pasó de USD 9 6…
A 25% de niños le falta recibir vacunas regulares
401 siniestros de tránsito en la Mariscal Sucre y Si…
Fiscal tiene la ruta de pagos ilegales de hermanos Celi
Un terremoto de magnitud 5.9 sacude el sureste de Australia

Riesgo país baja a moderado

Santiago López Alfaro, socio de Delphos Invest­ment, es analista económico y Alejandro Arreaza, economista para América Latina y del Caribe de Barclays.

Santiago López Alfaro, socio de Delphos Invest­ment, es analista económico y Alejandro Arreaza, economista para América Latina y del Caribe de Barclays.

Santiago López Alfaro, socio de Delphos Invest­ment, es analista económico y Alejandro Arreaza, economista para América Latina y del Caribe de Barclays.

La reducción del riesgo país, tras la aprobación de la Ley de Defensa de la Dolarización, significa que el país pasó de una zona de emisión de bonos con riesgo alto a una zona de riesgo moderado.

Así lo explica Santiago López Alfaro, socio de Delphos Invest­ment, firma argentina especializada en inversiones, finanzas y economía.

“Los bonos ecuatorianos que operaban parecido a los de Argentina pasaron de un solo día al grupo de Ucrania, Turquía, y esto demuestra que la reestructuración (de la deuda pública en el 2020) ha tenido éxito”, dice el experto.

Ecuador estaba entre los países de riesgo de la región, entre estos Argentina y Venezuela. Pero después de que Guillermo Lasso ganara las elecciones a la Presidencia, el riesgo país cayó de 1 169 a 824 puntos.

El jueves, con la aprobación de la Ley de Defensa de la Dolarización, esta calificación ha vuelto a experimentar una reducción y se ubicó en 760.

López sostiene que, aunque la reducción del riesgo país es positiva para la economía, el Ecuador debe reducir en unos 250 puntos más antes de salir a los mercados internacionales y colocar bonos.

“Ecuador está en el medio, en una zona de emisión de riesgo de bonos moderada, que podría bajar más en mayo cuando haya cambio de mando. Pero si hoy sale al mercado, el costo todavía es alto, entre 9,5 y 10%”, dice López.

Alejandro Arreaza, economista para América Latina de Barclays, concuerda con la necesidad de que el país avance con las políticas de reformas fiscales y estructurales antes de que busque financiamiento a través de deuda.

“De hecho, si saliera ahora al mercado, esto sería mal visto por los inversores, como una señal de que no está concretando sus reformas”.
Según Arreza, lo mejor para el país es esperar.

Sobre la inversión extranjera, considera que esto podría concretarse en un mediano o largo plazo, porque la decisión de crear empresas o atraer capital al Ecuador está ligado a la seguridad jurídica y más cambios fiscales que se esperan.

Por ahora, Lasso ha dicho que el 24 de mayo enviará a la Asamblea un proyecto de reformas tributarias.

Suplementos digitales