Quito tiene tres centros veterinarios municipales gratuitos
Paquetes ya están en los recintos para iniciar las e…
Testimonio de amigas sobrevivientes a intento de sec…
Omar Menéndez, candidato a la Alcaldía de Puerto Lóp…
Partidos políticos tienen 10 días para limpiar Quito…
Hombre fue detenido por el presunto femicidio de su …
Temporal invernal en Europa deja al menos tres muertos
Voto obligatorio y facultativo: ¿Hasta qué edad se v…

Envíos de oro ascendieron a 12 toneladas

La operación de la empresa minera, en Zamora Chinchipe, es normal y mantiene altas previsiones de extracción de recursos para los próximos años. Foto: EL COMERCIO

De enero a septiembre del 2022, Ecuador exportó 12 toneladas de oro, según el reporte del Banco Central del Ecuador.  El 83% de esa cantidad provino de la mina Fruta del Norte, ubicada en Zamora Chinchipe. La cifra equivale a 10 toneladas. La cantidad de oro exportado hasta septiembre de este año representa un crecimiento del 50% frente al mismo período del 2021, cuando se vendieron ocho toneladas de este mineral.

En valor, las exportaciones de oro llegaron a USD 590 millones en los primeros nueve meses del 2022. La cifra representa un crecimiento del 48,9% frente al mismo período del 2021, cuando se exportaron USD 396 millones.

Fruta del Norte es una mina de oro subterránea y una de las más importantes de la región. Entró en producción en noviembre de 2019.

Este yacimiento es de alta ley, es decir, tiene grandes cantidades de oro; 9 gramos por tonelada.

La industria minera necesita grandes cantidades de agua para sus procesos productivos, el cuidado y manejo adecuado del líquido vital es una de las políticas de esta mina, operada por la canadiense Lundin Gold.

Según el reporte de sostenibilidad 2021, Fruta del Norte recicló 3 007 millones de litros de agua en un año. Esto equivale a 752 piscinas olímpicas aproximadamente.

Este Diario constató que el agua que se utiliza en Fruta del Norte está en un circuito cerrado, en el cual se cumplen varios procesos.

El procedimiento

El material mineralizado sale de la mina subterránea y pasa por trituración de mineral grueso, molienda primaria y secundaria, hasta que la roca se hace polvo.

Luego pasa por varios tanques gigantes llenos de agua y químicos que permiten que el oro flote y se separa del polvo.

Tras este proceso queda un líquido lodoso, conocido como relave. Una parte de este va a la planta de pasta y otra porción se la envía a la relavera, un equipamiento compuesto por piscinas gigantes.

En la planta de pasta se quita toda la humedad de este lodo y se lo espesa. El agua que sale de aquí vuelve a la planta de procesos para ser parte nuevamente de la extracción del oro. Mientras que la parte sólida se la mezcla con cemento y se lo utiliza para rellenar las cámaras subterráneas ya explotadas.

En cambio, el líquido que se depositó en la relavera permanece ahí hasta que el material sólido se quede en el fondo de la piscina y se separe del líquido. Una parte de esa agua vuelve a la planta de procesos y otra parte va a un tratamiento de aguas industriales, que se utiliza en la planta y en la mina.

Si hay exceso de líquido, después de un proceso químico para estabilizar su PH (grado de acidez), vuelven a los causes naturales.

El 96% de este líquido utilizado en Fruta del Norte en 2021 provino de las lluvias, de la filtración en la mina subterránea y del agua recuperada de los tanques de relave.

Según el reporte, solo el 4% de agua se captó de puntos autorizados. Además, el líquido de las precipitaciones se utilizó para todos los usos industriales. Solo mínimas captaciones de agua dulce se realizaron para uso de las personas que trabajan en la mina.

Fruta del Norte es una de las dos minas industriales del Ecuador. La otra es Mirador, también ubicada en Zamora Chinchipe. Allí se extrae cobre y entró en funcionamiento en 2019.  Con estas dos minas industriales, las exportaciones mineras han crecido en el país.

De enero a septiembre de este año se vendió al exterior USD 2 119 millones. El monto representa un crecimiento del 48% en comparación con el mismo período del año pasado, cuando se alcanzó USD 1 430 millones. La cifra representa un incremento de más del 600% en comparación con 2019, cuando se llegó a USD 260 millones.

Procedimiento

  • Prevención. El agua superficial se clasifica en contactadas y no contactadas. Las contactadas son las lluvias que entran en contacto con áreas intervenidas; estas son tratadas. Las que no entran en contacto con infraestructura son mantenidas en los cauces.
  • Recirculación.  Las aguas contactadas en la operación son conectadas en piscinas y enviadas hacia la planta principal de tratamiento de la mina. Esta es reutilizada o descargada al ambiente. La planta de tratamiento cumple con las normativas.
  • Minimización.  El uso del agua fresca es mínimo y se maximiza el uso de agua contactada, es decir, la que proviene de las lluvias y ha sido previamente tratada, ya que ha tenido contacto con instalaciones e infraestructura.
  • Tratamiento.  Todas las aguas contactadas son enviadas hacia la planta principal de tratamiento. Allí se realizan procesos físicos - químicos que remueven los sólidos suspendidos y otros elementos no deseados. El agua tratada es reutilizada.

Más noticias de Ecuador:


Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News