Juan Manuel Aguirre dejó la AMT en medio de los camb…
Rescatan a ciudadano francés extraviado en el Pululahua
Juez instaló audiencia preparatoria de juicio en con…
Cesan a pareja de agentes que fueron grabados mientr…
Hombre de 84 años fallece en incendio de hogar de ad…
Gobiernos de una veintena de países repudian ‘…
El Centro de Investigaciones de la UEES identifica s…
Venezuela entrará en cuarentena ante la presencia de…

Las operaciones se reanudaron en la mina Mirador, el proyecto cuprífero más grande del país

Las operaciones en el proyecto Mirador se reanudaron desde el 26 de agosto del 2020. Los colaboradores deberán ingresar a un periodo de cuarentena obligatorio bajo estrictas medidas de bioseguridad. Foto: cortesía  Ecuacorriente

Las operaciones en el proyecto Mirador se reanudaron desde el 26 de agosto del 2020. Los colaboradores deberán ingresar a un periodo de cuarentena obligatorio bajo estrictas medidas de bioseguridad. Foto: cortesía Ecuacorriente

Las operaciones en el proyecto Mirador se reanudaron desde el 26 de agosto del 2020. Los colaboradores deberán ingresar a un periodo de cuarentena obligatorio bajo estrictas medidas de bioseguridad. Foto: cortesía Ecuacorriente

Las operaciones en el proyecto Mirador, a cargo de la empresa Ecuacorriente (ECSA), se reanudaron este 26 de agosto del 2020, luego de haber reducido parcialmente las actividades a causa del estado de emergencia decretado por el Gobierno ante la pandemia de covid-19, informó la firma a cargo de este proyecto.

ECSA precisó que para retomar sus labores se acogieron las medidas de prevención emitidas por el Gobierno Nacional y el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional y de los gobiernos locales.

Esto ha implicado aplicar un plan de acción preventiva para mitigar el posible contagio, entre empleados, contratistas, proveedores y ciudadanos. Este contiene medidas de seguridad estrictas.

Estas consisten en mantener una vigilancia activa en todos los frentes de trabajo. En estas áreas se debe cumplir con medidas de bioseguridad, acompañamiento médico, desinfección permanente del campamento y de los vehículos. Además, todo el personal que labora en la Mirador debe mantener distanciamiento y cumplir con un periodo de aislamiento.

Antes de acudir al campamento minero, los colaboradores deben ingresar a un periodo de cuarentena obligatorio bajo estrictas medidas de bioseguridad. Esto se cumplirá en hoteles de la zona de influencia minera.

Un primer grupo, de diferentes áreas, que cumplió ya con este proceso reinició el 26 de agosto pasado las labores de producción en la planta de beneficio.

Los transportistas, que trasladan el concentrado de cobre desde Mirador hacia el puerto, cumplirán también con un plan de seguridad sanitaria acorde a sus actividades.

Para el desarrollo de este plan de reinicio de operaciones se trabajó en coordinación con el COE nacional, provincial y cantonal, autoridades de Gobierno, el Ministerio de Salud Pública y el Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables.

Por su parte, el Viceministerio de Minas informó semanas atrás que las operaciones en Mirador se encontraban suspendidas temporalmente desde el 4 de agosto pasado. La medida se tomó, entonces, porque aún no se contaba con un plan de bioseguridad para reducir el contagio de coronavirus en esta mina.