Cynthia Viteri lanza su candidatura a la Alcaldía de…
Autor del tiroteo de Texas escribió sus intenciones …
Cementerio de Tulcán cumple 38 años como Patrimonio …
Trabajadores y extrabajadores del Ministerio de Defe…
Pese a aumento de contagios, la pandemia se mantiene…
Balearon el auto del tesorero del Municipio de Durán
Cpccs ratifica a Murillo como presidente de la Judic…
Misteriosa estatua de minotauro encontrada en el fon…

En microcréditos, una baja reducción

Wilson Araque, presidente de la Red de Instituciones Financieras de Desarrollo. Foto: archivo / EL COMERCIO

Entrevista a Wilson Araque, presidente de la Red de Instituciones Financieras de Desarrollo.

Esta semana las autoridades financieras presentaron una nueva metodología para fijar las tasas de interés, desde enero del 2022. ¿Cómo impacta esa resolución en el segmento del microcrédito?

La Junta de Política y Regulación Financiera aprobó una metodología para fijar tasas de interés con base en cuatro criterios: costo del fondeo, costo de incobrabilidad (riesgo), costos operativos y costo de la capitalización; estos son parámetros técnicos. En cuanto al microcrédito se va producir una reducción muy pequeña en el porcentaje de la tasa de interés. Pero una disminución mayor, pensando en las expectativas de la población, no va a ser muy fácil.

¿Por qué menciona esa expectativa?

El crédito orientado a la microempresa es costoso debido a que el riesgo es mayor. Influye también el costo de la movilización, los oficiales de microcrédito deben movilizarse por largas distancias para llegar; además, muchas veces no hay información disponible y hay que levantarla; y la actividad que realizan (los solicitantes del crédito) no están debidamente formalizadas. Todos estos elementos se toman en cuentan en el valor de la tasa.

¿Qué se requiere para que haya una mayor reducción de tasas?

Para poder llegar a mayores niveles de disminución se requiere varios elementos. Establecer esta metodología es un primer paso. Quizá cuando ingresen al mercado financiero nacional instituciones financieras internacionales y se intensifique la competencia ayude a bajar las tasas.

¿A qué refieren los cuatro parámetros técnicos que se tomaron en cuenta?

El costo del fondeo es lo que las instituciones financieras pagan por los depósitos, ya sea en ahorros o a plazos, y esos recursos se colocan en calidad de crédito. El otro parámetro que se toma en cuenta es el tema relacionado con el costo de incobrabilidad, este es el riesgo que se presenta cuando se otorga un crédito a alguien. Siempre existe la posibilidad de que no le paguen de manera total o parcial. El otro componente es el de costos operativos, ya que una institución financiera necesita pagar sueldos a sus funcionarios, necesita pagar arriendos, etc. Y los costos de capitalización, que es la rentabilidad que espera tener una institución financiera producto de su funcionamiento.

¿Esta metodología es la adecuada? ¿Considera que responde a parámetros técnicos?

Estos cuatro parámetros son, desde el punto de vista técnico, lo que se recomienda tomar en cuenta en el momento de establecer una metodología para poder generar tasas de interés más acordes con la realidad del funcionamiento de las instituciones financieras. La propuesta toma en cuenta lo que señala el manual de buenas prácticas financieras.

De los cuatro parámetros, ¿cuál es el que permite reducir más las tasas?

Considero que los costos operativos son el campo donde hay un espacio para bajar las tasas. Las instituciones financieras deben preguntarse cómo optimizar los recursos y de esa manera bajar los costos operativos y que eso beneficie a quien demanda un crédito.

¿Qué hace falta para que haya más acceso al crédito en el mercado?

La tasa de interés es uno de los elementos de la conformación del crédito, pero en materia de financiamiento hay que trabajar también en otros ámbitos. Por ejemplo, en la creación de productos especializados para los diferentes sectores productivos.

¿Qué tipo de productos harían falta?

Por ejemplo, se debería trabajar en el diseño de productos especializados dependiendo del tamaño de las empresas. De alguna manera, las microempresas tienen un producto especializado que se llama microcrédito, las empresas grandes tienen el crédito corporativo. Pero quedan fuera las pymes, las pequeñas y medianas, como que no hay productos especializados para ellos, lo que se hace es adaptar el microcrédito para las pequeñas, y el corporativo para las medianas.

¿Con la decisión adoptada por las autoridades financieras se logrará mayor inclusión financiera?

Inclusión financiera se tiende a confundir solo con acceso. Pero hay que ir más allá, una verdadera inclusión requiere de una estrategia que busque llegar con productos financieros a los adultos mayores, a las personas con discapacidad, a las mujeres que son jefas de hogar, a los más jóvenes, etc. Hay que hacer mucho para llegar con productos financieros a todos esos sectores.

Hoja de vida

Es economista, abogado y PhD en Administración. Se ha desempeñado como consultor e investigador en mipymes desde 1997. Además, es profesor principal de la Universidad Andina Simón Bolívar.