Se abre debate en Alemania sobre restricciones para …
César Monge, director de Creo y exministro de Gobier…
El combate de Jambelí dejó una huella en los familia…
Dispositivo de conducción ósea ayuda a oír a pequeño…
Los altibajos de 25 alcaldes trazaron el rumbo de Quito
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 25 de julio del 2021
Vicepresidente Alfredo Borrero: ‘Con vacunas u…
Argumentos enfrentados sobre el proyecto inmobiliari…

Asamblea devolvió al Ejecutivo el proyecto de Ley para la Defensa de la Dolarización

Imagen referencial. La Asamblea Nacional terminó este 28 de enero del 2021 el trámite de las reformas a la Ley de Movilidad Humana. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Imagen referencial. La Asamblea Nacional terminó este 28 de enero del 2021 el trámite de las reformas a la Ley de Movilidad Humana. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Imagen referencial. La Asamblea Nacional devolvió al Ejecutivo el proyecto de Ley para la Defensa de la Dolarización. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

El Consejo de Administración Legislativa (CAL) de la Asamblea Nacional devolvió al Ejecutivo este miércoles 10 de febrero del 2021 el proyecto de Ley para la Defensa de la Dolarización que reforma el Código Monetario y Financiero.

A los 20 minutos de instalarse la sesión del CAL, con siete votos a favor, se decidió no calificar y devolver el proyecto porque “no cumple con los requisitos de la Constitución y la Ley”.

Patricio Donoso, miembro del CAL, explicó que el documento se devuelve porque existen errores que el Gobierno debe aclarar. “En algunos artículos no hace mención a la Ley que se está reformando”.

Sin embargo, el legislador indicó que se tratan de problemas de forma y no de fondo.

El legislador indicó que, luego de los cambios, el Ejecutivo podrá volver a remitir el proyecto.

Entre hoy y mañana se remitirá el nuevo texto, según Donoso.

El proyecto, que fue remitido el pasado 8 de febrero, busca, entre otros, proteger la dolarización. La normativa tiene también como objetivo dotar de autonomía al Banco Central del Ecuador (BCE) para evitar manejos políticos e “irresponsables” que busquen utilizar las reservas internacionales para financiar el gasto del Estado.

Así, se busca proteger los recursos del sector público y de los ciudadanos, que están depositados en esta entidad.