Decreto 95 no cuajó en el área petrolera
El paro activó a las mujeres del Austro del país
Un millón de paquetes del aceite popular saldrán al …
¡Un lujo!
Crisis sigue sin punto de encuentro
Especialistas piden atención integral a salud con de…
Epmaps redobló controles al agua de Quito por el paro
El Ejecutivo acepta volver a los diálogos con la Conaie

Un sacerdote es apuñalado mientras oficia una misa en Montreal

Oratorio Saint Joseph's Oratory en Montreal, la iglesia más grande de Canadá

Oratorio Saint Joseph's Oratory en Montreal, la iglesia más grande de Canadá

Imagen referencial. El sospechoso fue arrestado en la basílica católica romana poco después, mientras que el sacerdote fue trasladado al hospital. Foto: Facebook / L’Oratoire Saint-Joseph du Mont-Royal

Un sacerdote fue apuñalado durante una misa transmitida en vivo el viernes 22 de marzo de 2019 en el Oratorio Saint Joseph’s Oratory en Montreal, la iglesia más grande de Canadá, dijo la policía.

El sospechoso fue arrestado en la basílica católica romana poco después, mientras que el sacerdote fue trasladado al hospital.

La policía dijo a la AFP que fue “herido ligeramente en la parte superior del cuerpo” cuando, de acuerdo con testigos citados por las autoridades, “el sospechoso corrió de repente hacia el sacerdote y lo atacó con un cuchillo”. Sin embargo, su vida no corre peligro.

Según el portavoz de la basílica católica, una de las más importantes de Canadá, el sacerdote agredido es el rector de la oratoria, el padre Claude Grou.

El Oratorio Saint Joseph’s Oratory en Montreal es la iglesia más grande de Canadá. Foto:

Fue atacado durante la misa de las 08:30, transmitida en vivo por Internet y a la que asistieron 50 personas, según los primeros testimonios. Cuando la policía llegó, el presunto atacante ya había sido reducido por los servicios de seguridad de la iglesia, dijo la portavoz Céline Barbeau.

Según un asistente a la misa entrevistado por Radio Canadá, el atacante es un hombre “blanco” y de “estatura alta”. “Lo vi desenfundando su cuchillo y, corriendo, abalanzarse sobre el padre”, dijo. “Cuando vi eso, salí gritando para ir a la sacristía y alertar a seguridad”.