Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 1 de agosto del 2021
Lasso sumó perfiles con experiencia política para la…
El ISD para el sector aéreo se puede eliminar vía decreto
Los nombres de 15 patriotas están en el ‘libro de muertos’
Testimonio de Martín Mora: ‘Una alta capacidad es ad…
Tres años de angustia y sin pistas de Verónica y Kiara
Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llama…
Otro preso muerto y cinco heridos deja nuevo alterca…

Perú imponen cerco epidemiológico por variante de covid-19

Imagen relacionada. Para evitar las aglomeraciones y reuniones sociales, el próximo domingo, en que se celebra el Día del Padre, se ha dictado la inmovilización social obligatoria. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La región de Arequipa, en la sierra sur de Perú, tendrá un cerco epidemiológico, ante la confirmación de un segundo caso de la variante delta de la covid-19 y el incremento de contagios y decesos debido a la variante Lambda, la primera que llegó al país el año pasado.

En rueda de prensa, la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, y los titulares de Salud, óscar Ugarte, y de Educación, Ricardo Cuenca, informaron las medidas que se adoptarán en las siguientes semanas para combatir la pandemia en Arequipa y el resto del país, donde la curva de contagios está en descenso.

Dado que Arequipa tiene el mayor número de provincias (6) en riesgo extremo de contagios, el Ejecutivo decidió levantar un cerco epidemiológico en esa región para controlar el transporte aéreo y terrestre, y evitar que las personas entren y salgan por las siguientes semanas, indicó el ministro Cuenca.

Tras la detección de un primer caso de la variante delta en esa región surandina, en mayo pasado, el Instituto Nacional de Salud (INS) identificó un segundo caso en un familiar cercano al primero, lo que muestra sin embargo que no es “una expansión amplia”, informó a su vez el ministro Ugarte.

Covid-19 crece en el sur

“Los estudios desarrollados por el INS permiten decir que para Arequipa el 90,6 % de casos se deben a la variante C-37 o Lambda, la segunda es la variante gama o brasilera, y de la delta es sólo dos casos”, precisó el titular de Salud.
El promedio diario de fallecidos en Arequipa, una región de un millón de habitantes, es de 40 en las últimas dos semanas, y 3 700 contagios confirmados semanales.

A nivel nacional, Perú ha acumulado más de dos millones de casos, con 1 000 confirmados en las últimas 24 horas, y 189 261 fallecidos, 171 de los cuales se produjeron hasta la víspera. En otras regiones del sur del país, como Cusco, Moquegua y Tacna, también circulan las variantes previamente identificadas, agregó Ugarte.

Sin embargo, el ministro descartó que el incremento de casos en esa región signifique que el Perú está ya en una tercera ola de contagios.

Niegan tercera ola

“Ni lo de Arequipa puede ser una evidencia del inicio de una tercera ola”, señaló.

Ugarte reiteró que “estamos en el descenso de la segunda ola. Lo de Arequipa es una situación especial, que no modifica la curva general”.

En vista de que la curva de contagios ha ido descendiendo en el resto del país, a partir del lunes se modifican los niveles de alerta y 12 provincias ingresarán al nivel moderado, 99 al nivel alto, 76 al muy alto y 9 al riesgo extremo, la mayoría de las cuales están en Arequipa.

Los eventos empresariales en lugares cerrados estarán permitidos con aforos reducidos y se acorta el horario del toque de queda en las provincias que están en los niveles de alerta moderado, alto y muy alto.

Sin embargo, para evitar las aglomeraciones y reuniones sociales, el próximo domingo, en que se celebra el Día del Padre, se ha dictado la inmovilización social obligatoria.

Piden detener marchas políticas

Asimismo, la primera ministra comentó sobre las movilizaciones sociales que ha generado la elección presidencial, en segunda vuelta, y que continúan en Lima debido a que aún no se ha proclamado oficialmente al ganador, aunque el cómputo final da como virtual vencedor al izquierdista Pedro Castillo.

“Corresponde a los líderes políticos y a sus organizaciones invocar a sus seguidores a no reunirse. Nos parece irresponsable que las personas estén reuniéndose, poniendo en riesgo a otras personas”, expresó Bermúdez.

Aclaró que no se va a cerrar ningún centro de vacunación, como se hizo el pasado fin de semana por una marcha, y que el Ejecutivo va a “fortalecer la seguridad y garantizar que ningún tipo de concentración se realice cerca a los puntos de vacunación”.

La jefa del gabinete insistió en que los candidatos presidenciales “llamen a sus seguidores a esperar pacientemente los resultados de la elección, sin alterar el orden público”.