Los rostros de los migrantes ecuatorianos que no lle…
Informe de Contraloría sobre contratos en España sig…
Testimonio: ‘He visto personas morir mientras …
César Díaz: ‘El próximo año comenzarán a funci…
15 beneficios se revisan en la ley para promover nue…
841 256 personas reciben el bono de USD 50; la lista…
Al menos tres muertos y 50 heridos en descarrilamien…
Hombre intentaba acabar con su vida en Portoviejo

OEA: Migración venezolana llegaría a siete millones de personas este año

Se calcula que, desde septiembre pasado, unos 700 a 900 venezolanos salen del país cada día por trochas fronterizas, de los cuales la mayoría se dirige a Colombia. Foto: Diario El Tiempo de Colombia

La Organización de Estados Americanos (OEA) advirtió que la migración venezolana puede llegar a las siete millones de personas a finales de 2021 o inicios de 2022, superando el éxodo de Siria, considerado el mayor del mundo, con 6,7 millones refugiados que han abandonado ese país.

“El éxodo venezolano por vías irregulares disminuyó con las restricciones de la movilidad impuestas para evitar los contagios, pero no se interrumpió”, señaló David Smolansky, que coordina el Grupo de Trabajo de la OEA para la Crisis de Migrantes y Refugiados Venezolanos en la Región.

“Se calcula que, desde septiembre pasado, unos 700 a 900 venezolanos salen del país cada día por trochas fronterizas, de los cuales la mayoría se dirige a Colombia”, destaca Smolansky.

Más de 5,6 millones de personas abandonaron Venezuela desde 2015, de acuerdo con el reporte, que identificó cinco razones fundamentales para este éxodo masivo: una “emergencia humanitaria compleja”, “violación sistemática de los derechos humanos”, “inseguridad”, “colapso de los servicios básicos” y “alto costo de vida”. Ante este panorama, Colombia –principal receptor del flujo migratorio venezolano– se enfrenta a un reto mayúsculo.

“Si en Venezuela ocurriera una pérdida de control de la pandemia, en especial por la llegada de la variante delta, y ante la incapacidad que tiene el régimen venezolano de manejar la situación, Colombia se enfrentaría a una realidad bastante complicada”, dice Ronal Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, quien resalta que se sabe que “ya hay miles de ciudadanos venezolanos que vienen buscando vacunarse, sumados a los compatriotas que regresan para salvarse del virus”.

Rodríguez destaca que “el principal reto de Colombia, inicialmente, será poder lograr coordinar la respuesta en el mediano plazo de la vacunación de la población venezolana”. Lo que, a su juicio, no solo implica una política de vacunación que incluya a los refugiados, sino que “al ser el país que mejor ha recibido la dinámica migratoria, Colombia tiene el reto de liderar el proceso dentro de la región para que se genere un mecanismo que permita el avance de la vacunación dentro de territorio venezolano”.

En ese sentido, Colombia avanzó el viernes en la búsqueda de dichos recursos luego de que el ministro de salud, Fernando Ruiz, aprovechara su gira por EE.UU. para discutir la posibilidad de que este país entregue más biológicos para vacunar a más 900 000 venezolanos que estarían ilegalmente en Colombia y diseñar estrategias hemisféricas para mejorar la respuesta y coordinación entre países frente a este tipo de amenazas.

Venezuela, otrora una potencia petrolera, está sumida en una debacle económica y social agudizada desde la llegada al poder, en 2013, de Nicolás Maduro, cuya legitimidad la OEA desconoce por considerar viciada su reelección en 2018.

Bajo este panorama, Rodríguez considera clave la respuesta colombiana, puesto que el régimen de Maduro puede “llegar a instrumentalizar la campaña de vacunación ideológicamente”. “Hay casos reportados en los cuales se les exige a los ciudadanos militancia para acceder a la vacuna”, expresa el investigador.

Otra de las dificultades que enfrentará Colombia es que el avance migratorio no solo llegará por las fronteras colombo-venezolanas. Perú, segundo país receptor de refugiados venezolanos (1 050 000), recibió esta semana a su nuevo presidente, Pedro Castillo, que desde la campaña ha insistido en una política de cero tolerancia hacia los migrantes venezolanos.

“Colombia sigue siendo un país de tránsito para los migrantes. No obstante, hay que decir que por la postura del presidente Castillo, y la tensión interna que vive Perú, miles de venezolanos se están movilizando desde este país hacia nuestro territorio. En ese sentido, Colombia debe generar un trabajo integral en sus fronteras con Perú e incluso Ecuador”, advierte Rodríguez.

¿Hacia dónde emigran?

La OEA identificó hacia dónde emigran los venezolanos que escapan de la crisis. El Flujo de migrantes y refugiados venezolanos por país se divide así:

Colombia: 1’743.000
Perú: 1’050.000
Chile: 457.000
Ecuador: 431.000
​Estados Unidos: 465.000
Canadá: 22.000
México: 102.000
Costa Rica: 30.000
Panamá: 121.000
Bolivia: 10.000
República Dominicana: 114.500
Curazao: 26.000
Aruba: 17.000
Trinidad y Tobago: 40.000
Guyana: 36.000
Paraguay: 5.000
Uruguay: 15.000
Argentina: 180.000

Suplementos digitales