Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 15 de junio del 2021
La Asamblea retoma este 15 de junio las sesiones pre…
La lista oficial de especies de mamíferos crece en Ecuador
El Metro de Quito afronta dos realidades opuestas
En Durán hay temor por grupos que se dedican al sicariato
Habitantes de la parroquia Telimbela, en Bolívar, vi…
USD 7600 millones deja de percibir Ecuador por evasi…
Segundo año de graduaciones en época de pandemia

Alerta en Costa Rica tras 19 muertos por alcohol adulterado

Imagen referencial. Al menos 19 personas han muerto en Costa Rica tras consumir alcohol adulterado. Foto: Pixabay

Imagen referencial. Al menos 19 personas han muerto en Costa Rica tras consumir alcohol adulterado. Foto: Pixabay

Imagen referencial. Al menos 19 personas han muerto en Costa Rica tras consumir alcohol adulterado. Foto: Pixabay

Costa Rica está en alerta debido a diversos casos de intoxicación con alcohol adulterado con metanol, que han dejado un saldo de al menos 19 muertos desde principios de junio, dijeron las autoridades sanitarias este fin de semana.

El Ministerio de Salud emitió una alerta para evitar que los consumidores beban bebidas alcohólicas, pues no se sabe cuántas botellas adulteradas hay entre media docena de marcas.

De 34 intoxicaciones verificadas, 19 personas -14 hombres y 5 mujeres de entre 32 y 72 años, en su mayoría alcohólicos y algunos indigentes- murieron desde la primera semana de junio hasta la noche del viernes 19 de julio, indicó la cartera.

Los síntomas de intoxicación varían desde ceguera parcial o total hasta el coma, pasando por náuseas, disminución de la presión arterial y dolor abdominal.

Donald Corella, jefe del servicio de urgencia del hospital Calderón Guardia de San José, dijo al diario La Nación que el alcohol ingerido por los afectados contiene entre 30% y 50% de metanol.

El médico dio cuenta de una decena de hospitalizados en ese sanatorio, seis de los cuales fallecieron.

Los otros cuatro “quedaron secueladísimos”, con casos de “ceguera total no reversible” y de lesiones cerebrales que causan temblores similares a los que provoca el mal de Parkinson.

Corella agregó que los pacientes ingresan “muy agudos, muy graves y críticos. Ingieren la bebida y en las siguientes cinco horas empieza un proceso de síntomas que rápidamente llevan al paciente a una condición de coma”.

Las autoridades confiscaron unas 30 000 botellas de seis marcas sospechosas de haber sido adulteradas y prosiguen la investigación en todo el país.