N. Zelanda facilita cambio de sexo en certificados d…
OMS confirma que vacunas ofrecen inmunidad de 6 meses
Pablo Arosemena: ‘No nos hemos reunido con los…
El apoyo del Gobierno permite a Quito financiar nuev…
La CC aclaró las reglas a los despidos por fuerza mayor
Ecuador, con más reportes de SARS-CoV-2 en animales  
La producción petrolera está por debajo de la meta prevista
Agricultores e industriales reclaman por especulación

Legalización del cannabis recreativo en Canadá: instrucciones de uso

Casi un siglo de prohibición de la marihuana llegó a su fin el miércoles 17 de octubre de 2018, cuando Canadá se convirtió en la primera nación occidental importante en legalizar y regular su venta y uso recreativo. Foto: AFP

Casi un siglo de prohibición de la marihuana llegó a su fin el miércoles 17 de octubre de 2018, cuando Canadá se convirtió en la primera nación occidental importante en legalizar y regular su venta y uso recreativo. Foto: AFP

Casi un siglo de prohibición de la marihuana llegó a su fin el miércoles 17 de octubre de 2018, cuando Canadá se convirtió en la primera nación occidental importante en legalizar y regular su venta y uso recreativo. Foto: AFP

Canadá se convirtió este miércoles (17 de octubre del 2018) en el segundo país del mundo en legalizar el cannabis recreativo, cinco años después de Uruguay. La legislación permite a las 13 provincias y territorios organizar la venta, con diferentes términos y condiciones de un lugar a otro.

-¿Quién puede comprar, cultivar?-
Un adulto puede poseer en público hasta 30 gramos de cannabis legal. Los hogares podrán cultivar hasta cuatro plantas de cannabis, excepto en Quebec y Manitoba, donde el cultivo estará prohibido.

La edad legal para comprar cannabis está fijada en 18 años por la ley federal, pero todas las provincias y territorios lo han elevado a 19, con la excepción de Quebec y Alberta. El nuevo gobierno electo de Quebec, sin embargo, prometió aumentar la edad a 21 años.

-¿Dónde comprar?-
Las provincias y territorios son responsables de organizar las ventas en tiendas autorizadas. En seis de ellas se dispensará en tiendas públicas (como en Quebec), en otras cuatro en tiendas privadas, y en el caso de la Columbia Británica se venderá en tiendas públicas y privadas. Las ventas en línea se permitirán en todo el país: en Ontario, incluso, será la única forma de adquirir legalmente marihuana hasta la próxima primavera.

Según el gobierno canadiense, podrían abrirse cerca de 300 puntos de venta en todo Canadá a fines de año.

-¿Qué podemos comprar y a qué precio?-
Los canadienses podrán comprar cannabis seco o fresco, aceite de cannabis o semillas de origen autorizadas y podrán hacer muffins, pasteles o bebidas a base de cannabis en el hogar.

El comercio de todos los derivados debe permitirse dentro de un año.

Los precios de venta también variarán de una provincia a otra: cada gramo debe tener un precio entre USD 6 y 10, más un impuesto especial de un dólar canadiense (0,77 dólares) con una división de la recaudación entre el estado federal (un cuarto) y las provincias. Este y otros impuestos federales y provinciales sobre el consumo totalizan aproximadamente el 10 al 15% del precio, según la provincia.

-¿Dónde podemos consumir?-
Los sitios aptos para fumar varían mucho de una provincia a otra, de una ciudad a otra o de un distrito a otro. En algunas provincias, como New Brunswick o Newfoundland, a los consumidores sólo se les permite fumar en sus hogares.

Otros, como Quebec, lo prohibirán solo donde los cigarrillos ya estén prohibidos (bares y restaurantes, escuelas, parques infantiles) . Sin embargo, algunas ciudades en Quebec pueden ser más restrictivas, con una prohibición de fumar en todo el espacio público.

-¿Quién puede producir?-
Las licencias de producción son otorgadas por el Ministerio de Salud, que ha emitido aproximadamente 120 compañías hasta la fecha. Las principales empresas cotizan en bolsa y ya producen cannabis para uso terapéutico, autorizado desde 2001.

Cientos de solicitudes de licencia adicionales están bajo revisión.

Suplementos digitales