Estados Unidos no canceló visas a latinos que viajaron por ‘turismo de vacunas’

En los vuelos

En los vuelos "misteriosos" los pasajeros no conocerán el destino de su viaje hasta embarcar. Foto: Piqsels.

Imagen referencial. Fuentes diplomáticas de EE.UU. han asegurado que desconocen los supuestos casos de cancelaciones de visados por ‘turismo de vacunas’. Foto: Piqsels.

No es cierto, como se asegura en las redes sociales, que Estados Unidos esté notificando por carta la cancelación de visas a latinos que han viajado a ese país para vacunarse contra la covid-19, si bien el Gobierno ha recordado que la inmunización está pensada solo para ciudadanos y residentes legales.

A través de publicaciones de Twitter y Facebook, usuarios de países como Colombia y México han compartido mensajes en los que se asegura que los visados de estas personas, que ingresaron en EE.UU. por turismo y se inmunizaron, están siendo cancelados.

“Hoy están llegando cartas del Gobierno norteamericano a los colombianos que viajaron a Miami con la disculpa de turismo y se vacunaron. Les están cancelando la visa”, alega una de las entradas.

Este tema llegó a ser tendencia en el país suramericano la semana pasada, luego de que medios locales se hayan hecho eco de esa información, si bien luego clarificaron que no existía confirmación de tal medida.

En México han circulado las mismas versiones durante todo el año gracias a varios informes de prensa que levantaron la polémica sobre el denominado “turismo de vacunas”, que se propagó debido al acceso libre a los fármacos en varios estados de EE.UU.

Algunos de los mensajes más compartidos han sido aquellos que involucran al conductor de televisión Juan José Origel, quien publicó en sus redes sociales que había sido vacunado en Miami y creó una ola de comentarios en las plataformas sociales.

Según internautas, la visa de Origel, además de otros turistas mexicanos que no han sido identificados, “fue cancelada de por vida” y tuvieron “que pagar una multa de USD 15 000”, una información luego desmentida por las autoridades.

Datos

Lo cierto es que fuentes diplomáticas de EE.UU. han asegurado que desconocen los supuestos casos de cancelaciones de visados por estos motivos, ya que el permiso de turismo B1/B2 permite acceder a tratamientos médicos. Sin embargo, han pedido prudencia pues la inmunización está priorizada a ciudadanos y residentes.

“Desconocemos esas cartas que gente dice que se han recibido después de recibir la vacuna en EE.UU. Nosotros no estamos vigilando quién va para vacunarse y no estamos reaccionando (con medidas) a las visas de esas personas”, explicaron en una charla con medios de comunicación, entre ellos Efe, fuentes consulares de la Embajada estadounidense en Colombia.

Según los oficiales, “en la sección de visas de no inmigrante no tenemos conocimiento de esos casos” y “no hemos estado trabajando con el tema”. “La embajada desconoce completamente los reportes que han salido en los últimos días. Viajar a EE.UU. para recibir tratamiento médico es permitido, pero también quiero destacar que el programa de vacunación de EE.UU. es diseñado para ciudadanos americanos y residentes legales“, concluyó uno de los diplomáticos.

De hecho, según consta en la página web del Departamento de Estado de Estados Unidos, el tipo de visa más común para visitar temporalmente el país, la B1/B2, autoriza el acceso, entre otras actividades, a procedimientos médicos.

Además, de acuerdo con la Orden Ejecutiva sobre el control de la pandemia firmada por el presidente estadounidense, Joe Biden, apenas llegó al poder en enero pasado, el país vela por “que todos, no solo los ricos y bien conectados, reciban la protección y la atención que merecen” con respecto a la vacunación.

En ese sentido, estados como Texas, Arizona y Luisiana iniciaron la inmunización sin restricciones ni el registro del estado migratorio de los pacientes, mientras otros, como Florida o Nueva York, han reglamentado posteriormente el acceso ante la avalancha de extranjeros y no residentes.

Florida se blinda contra el turismo de vacunas

El pasado 21 de enero, precisamente, las autoridades sanitarias de Florida, uno de los destinos preferidos por los latinos, anunciaron que solo los residentes tienen prioridad en el plan de vacunación.

El cirujano jefe de Florida, Scott A. Rivkees, emitió una orden que obliga a los proveedores de vacunas a exigir a los receptores prueba de residencia en el estado.

Según datos del Departamento de Salud de Florida compartidos entonces, de las más de 1,1 millones dosis de vacunas contra la covid-19 aplicadas hasta esa fecha, más de 39 000 las recibieron personas no residentes.

Estados Unidos ya supera los 31,5 millones de casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y los 565 000 de fallecidos por la enfermedad de la covid-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), unas 75 millones de personas han sido completamente vacunadas en EE.UU.