Los nombres de 15 patriotas están en el ‘libro de muertos’
Testimonio de Martín Mora: ‘Una alta capacidad es ad…
Tres años de angustia y sin pistas de Verónica y Kiara
Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llama…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 1 de agosto del 2021
Lasso sumó perfiles con experiencia política para la…
El ISD para el sector aéreo se puede eliminar vía decreto
Otro preso muerto y cinco heridos deja nuevo alterca…

‘La Madame’ llegó desafiante a su audiencia en la Fiscalía de Colombia

Lialiana Campos, alias 'La Madame', a su ingreso para la audiencia en la Fiscalía de Colombia. Foto: captura video

Lialiana Campos, alias 'La Madame', a su ingreso para la audiencia en la Fiscalía de Colombia. Foto: captura video

Lialiana Campos, alias ‘La Madame’, a su ingreso para la audiencia en la Fiscalía de Colombia. Foto: captura de pantalla video

Liliana Campos Puello, alias ‘La Madame’, considerada la mayor proxeneta de la historia de Colombia, según las autoridades de ese país, llegó a la Fiscalía para la audiencia en el proceso que se le sigue por los delitos de trata de personas, proxenetismo, concierto para delinquir e inducción a la prostitución.

La mujer de 40 años que manejaba su red de prostitución en la ciudad de Cartagena, al arribo a la Fiscalía, hizo señales obscenas a todos los presentes en las inmediaciones de esa institución, según medios colombianos.

En la audiencia la juez encargada del caso explicó que, a pesar de que la prostitución no está penalizada por la ley de Colombia, es un delito cuando se realiza con fines de explotación, como lo hacía ‘La Madame‘.

Campos Puello que estaba custodiada por uniformados de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijin) bajó del auto en el que era trasladada y sonreía mientras caminaba a la vez que hacía gestos obscenos a los medios de comunicación que esperaban su arribo. Además, gritó que denunciaría a políticos que han solicitado los servicios sexuales de sus jóvenes.

Video: YouTube, canal: EL TIEMPO

El Tiempo de Colombia detalla, que según la Fiscalía, la mujer había arrendado dos casas en los exclusivos barrios de Manga y Crespo para subarrendar habitaciones a jóvenes venidas de Bogotá, Cali, Medellín, Pereira, Barranquilla y otras ciudades, para prestar servicios sexuales a extranjeros.

Una de las testigos contra la red de prostitución de Liliana Campos es precisamente una de las damas de compañía que trabajó para ella. La joven dejó la organización cuando ‘La Madame‘ le arrebató USD 140 que le entregó un cliente como propina

“Esto evidencia que las mujeres que trabajaban para ella estaban subyugadas al pago que Liliana les daba; es decir, se prostituían para ella, mientras ella recibía millonarios dividendos del trabajo de estas jóvenes”, aseguró la juez que lleva el caso, según publicó diario El Tiempo.