Fausto Murillo debe ser reintegrado como vocal de la…
Juez absolvió a mexicano que fue detenido tras el at…
Nace una jirafa en el parque Animal Kingdom de Orlando
La India marca récord de vacunación con 8 millones d…
OMS: Variante delta es ‘la más rápida’ y…
Centros comerciales del ahorro buscan reactivarse co…
Este 21 de junio del 2021 arrancó el reclutamiento d…
Ecuador registra 446 633 contagios de covid-19; incr…

Seis años de cárcel para empresario que pagó un Lamborghini con ayudas por covid-19

El juez a cargo de su caso ordenó como parte de la sentencia a David Hines que devuelva el Lamborghini Huracán valorado en USD 318 000. Foto: captura

David Hines, acusado de obtener fraudulentamente USD 3,9 millones en ayudas federales para empresas afectadas por covid-19 y usar parte del dinero para comprar un auto Lamborghini, fue condenado este 13 de mayo del 2021 a más de seis años de cárcel por un juez de Miami.

El empresario de mudanzas de 29 años fue detenido en julio de 2020 y se había declarado culpable en febrero pasado de un cargo de fraude bancario, otro de declaración falsa a una institución financiera y un tercero por transacciones con ganancias ilegales.

Según un comunicado del Departamento de Justicia, además de lo que hizo para su beneficio, Hines ayudó a obtener a otras personas los mismos préstamos de los que él se benefició fraudulentamente.

El juez a cargo de su caso ordenó como parte de la sentencia que devuelva el Lamborghini Huracán valorado en USD 318 000 y el resto del dinero que recibió en préstamos del Estado.

De acuerdo con la información proporcionada por la Fiscalía cuando fue detenido, Hines solicitó los créditos a fondo perdido del Programa de Protección de Salarios (PPP) a nombre de diversas empresas para supuestamente pagar los salarios de sus trabajadores durante el cierre de actividades por la pandemia.

Aparentemente solicitó ayudas del programa PPP por hasta USD 13,5 millones en nombre de diferentes compañías y a través de Bank of America logró que le desembolsaran USD 3,9 millones.

Pero levantó sospechas y una investigación descubrió que no había pagado salario alguno pero sí había abonado dinero por la compra de objetos de lujo y por estancias en hoteles de Miami Beach.