Jorge Yunda dice que robaron su casa
El fenómeno 'triggering' que inquieta a los expertos…
Caravana con Aquiles Álvarez y Marcela Aguiñaga conv…
Esposa de Omar Menéndez le dejó un sentido mensaje
Hombre murió por descarga eléctrica en Portoviejo
68% de actas de la consulta popular han sido escrutadas
Joe Biden no sabe si prohibirá TikTok, pero dice que…
Hombre aceptó culpabilidad en femicidio de mujer emb…

OPAQ estudia propuesta de Rusia e Irán sobre presunto ataque químico en Siria

El presidente de Siria, Bashar al Asad, afirmó que las acusaciones del ataque químico es una justificación para el bombardeo de Estados Unidos a su país. Foto: AFP

El presidente de Siria, Bashar al Asad, afirmó que las acusaciones del ataque químico es una justificación para el bombardeo de Estados Unidos a su país. Foto: AFP

El presidente de Siria, Bashar al Asad, afirmó que las acusaciones del ataque químico es una justificación para el bombardeo de Estados Unidos a su país. Foto: AFP

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) estudiará este jueves (20 de abril del 2017) una propuesta de Moscú y Teherán para la creación de un nuevo equipo encargado de investigar el presunto ataque químico ocurrido este mes en Siria, informaron fuentes cercanas al organismo.

El proyecto de texto exige una investigación “para establecer si se usaron armas químicas en (la localidad rebelde) de Jan Sheijun, y cómo llegaron al lugar del presunto incidente”, a pesar de que ya se abrieron pesquisas para averiguar lo ocurrido.

La propuesta ruso-iraní pide también a los investigadores que se desplacen a la base aérea de Shayrat, bombardeada por Estados Unidos tras el supuesto ataque químico del 4 de abril, “para comprobar las acusaciones respecto al almacenamiento de armas químicas” en ese lugar.

La víspera, la OPAQ anunció contar con pruebas “irrefutables” sobre el uso de gas sarín o de una sustancia similar durante el ataque que causó 87 muertos, entre ellos 31 niños.

Las muestras extraídas a 10 víctimas del ataque de Jan Sheijun, analizadas por cuatro laboratorios designados por la OPAQ, “indican una exposición al gas sarín o a una sustancia similar”, declaró Ahmet Uzumcu, director de la organización.

Los occidentales acusaron al régimen sirio de estar detrás del bombardeo con armas prohibidas contra la localidad rebelde, situada en la provincia de Idlib, en el noroeste del país.

Pero Rusia, aliada del presidente sirio Bashar al Asad, sigue desdeñando la misión de investigación actual de la OPAQ y reclama otra “más profunda y minuciosa”.

Esta petición puso de manifiesto las divisiones en el seno del Consejo Ejecutivo de la OPAQ esta semana en La Haya, donde muchos Estados mostraron su apoyo al actual equipo de investigadores.

“No vemos la necesidad de crear una nueva estructura”, declaró el representante belga ante la OPAQ durante una reunión el miércoles.